¡EL INCREIBLE GUILLE!

Seguimos esperando sus poderes

Guillermo era un afable futbolista que se vestía de rosa.

“Ash, che, en el bolso llevo la albiceleste”.


Hasta que un día tuvo un horrible accidente.

Entonces, un científico loco salió en auxilio de Guillermo.

Después de una larga operación, Guillermo regreso a las canchas. Lástima que nada volvería a ser igual.

“Uuuuuuuuuy, algo me pasa”

“¿Qué tendré?”

“¿Qué me sucede?”

“Grrrrrrrrrrrr”


“Es esta puta remera verde de mierda”


“Debo quitármela…”


“antes de que…”

“sea…”

“demasiado tarde…”


“!Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!” Guillermo se convirtió en ¡El Increíble Guille!

O tal vez no.

Compartir:

Publicado en: Barra brava, Junio 2010


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Como figura pública el “Guille” se puede merecer esto y más. Como persona, la verdad Guillermo Franco no se lo merece. Un amigo mío, quien trabaja en USA desde que salimos de la secundaria, consiguió con el tiempo, la nacionalidad americana. Hace como cinco años regresó, de vacaciones… al saludarnos, y en la plática del festejo por nuestro reecuentro (no somos de “menudo”)me dijo, claro está con botella de tequila encima, que en la entrevista para conseguir la nacionalidad le preguntaron que en caso de guerra qué país defendería. Él contesto: “A USA, puesto que aquí he encontrado no sólo trabajo, también que dar y ofrecer a mi familia. Aquí siento que soy alguien, y que mi familia, mis hijos, tienen futuro”. Yo no veo a Guillermo Franco sobreactuando con la camiseta de México. Saquen las estadísticas de pases recibidos, pases mal dados, balones recuperados y perdidos, distancia recorrida. Son mucho peores patriotas “El Bofo” y “C. Blanco”, quienes ni siquiera hicieron un mayor esfuerzo en prepararse al menos un poco mejor fisícamente. Cierto que falló goles, que soy de los inconformes por que no jugó el Chicharo en su lugar, pero de eso a esta crucifixión patrióticamente ramplera y vulgar… hay mucha distancia. Y racismo.

  • Omar: no lo criticamos. Guille es un grande. Es tan bueno que el domingo ya verás cómo marcará una enorme diferencia para un equipo.

  • Omar

    no se porque lo critican tanto a este jugador, Blanco es lento y pierde muchos balones – el penalti que anoto cualquier otro de la delantera lo hubiera podido anotar – Marquez igual es vaca sagrada, pierde mucho los balones y no tiene ritmo.