¡EL INCREIBLE GUILLE!

Seguimos esperando sus poderes

Guillermo era un afable futbolista que se vestía de rosa.

“Ash, che, en el bolso llevo la albiceleste”.


Hasta que un día tuvo un horrible accidente.

Entonces, un científico loco salió en auxilio de Guillermo.

Después de una larga operación, Guillermo regreso a las canchas. Lástima que nada volvería a ser igual.

“Uuuuuuuuuy, algo me pasa”

“¿Qué tendré?”

“¿Qué me sucede?”

“Grrrrrrrrrrrr”


“Es esta puta remera verde de mierda”


“Debo quitármela…”


“antes de que…”

“sea…”

“demasiado tarde…”


“!Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!” Guillermo se convirtió en ¡El Increíble Guille!

O tal vez no.

Compartir:

Publicado en: Barra brava, Junio 2010

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.