¿QUÉ PASARÍA SI EL JOKER FUERA BATMAN?

Nemesis, de Mark Millar y Steve McNiven

Partiendo de una premisa tan simple que puede ser genial o estúpida al mismo tiempo, Mark Millar comienza a construir una historia donde toma el arquetipo del playboy millonario que hemos visto en múltiples ocasiones como hilo conductor de la trama de algún cómic y lo tuerce en la dirección contraria.

Mark Millar es un tipo que sabe lo que hace. Tras su particular deconstrucción del género superheroico en la hypeadísima Kick Ass, su último ataque al mundo de la cuatricomía es este Nemesis publicado por Marvel.

Partiendo de una premisa tan simple que puede ser genial o estúpida al mismo tiempo (¿qué pasaría si el Joker fuera Batman?), Millar comienza a construir una historia donde toma el arquetipo del playboy millonario que hemos visto en múltiples ocasiones como hilo conductor de la trama de algún cómic (de Tony Stark a Bruce Wayne, por ejemplo) y lo tuerce en la dirección contraria: un tipo con recursos casi ilimitados, inteligente e inventivo y con todo el tiempo libre del mundo decide combatir a las fuerzas del orden público. Así nace este Nemesis, quien aparece, en el primer número, en medio de una misión en pleno Tokyo, dispuesto a asesinar policías. La acción, como es común en Millar, se vuelve plenamente cinematográfica (e incluso, como ya se deben estar imaginando, el tipo tiene en mente la adaptación fílmica de su cómic), pero es precisamente en medio de esta narración cinematográfica como se pierde cualquier sentido de la plausibilidad. Mark Millar está más ocupado en planear escenas que se verán impresionantes en el cine o diálogos apantallantes que en dotar a su personaje de un background real o de algún discurso significativo. Su Nemesis no nos dice nada, no tiene nada más que splash pages de sangre y sesos volando que, siendo sinceros, no espantan a nadie en el 2010 ni son subversivas o anarquistas.

Mark Millar no es un mal escritor, por supuesto. Alumno aventajado de Grant Morrison, simplemente salió del nido protector del genio inglés antes de tiempo.

Dos números ha publicado Marvel de Nemesis. Su tagline promocional fue “Hace que Kick Ass parezca mierd*”. Y aunque Millar pretenda que así sea, lo cierto es que su último trabajo es más bien un producto inflado, más hijo del hype de la industria comiquera que de una auténtica capacidad autoral. Nemesis es un personaje que se pretende demente cool y fascinante, al estilo del Joker, pero que resulta un tipo vago, un intento de definir un “nuevo” arquetipo que, de figurar en algún cómic ya establecido, se quedaría en patético segundón. Las pretensiones de Millar, en estos dos números, se reducen a generar posibles escenas de acción que incluyan toneladas de balazos, muchas explosiones, one-liners con pretensiones de apabullantes y dramáticos cliffhangers con pretensión de storyboard fílmico.

Mark Millar no es un mal escritor, por supuesto. Alumno aventajado de Grant Morrison, simplemente salió del nido protector del genio inglés antes de tiempo. Ahora, extraviado entre las luces de Hollywood y los presupuestos millonarios, Millar busca crear su propia mitología al servicio del capital cinematográfico. Ojalá que se concentre en escribir buenas historias, oficio del que quizá nunca debió haber salido.

Nota: al terminar de redactar esta nota me entero de que Tony Scott (hermano de Ridley Scott, concentrado en blockbusters efectivos pero ciertamente genéricos) estaba adueñándose de la silla de director de la adaptación de Nemesis. Lo dicho, vaya. ®

paranoiaisart@gmail.com
Compartir:

Publicado en: Cómic, Septiembre 2010


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Juan

    Nemesis de primera mano no se ve tan malo. Pero el dialogo es a punta de palabras Groseras. En Kick-Ass por lo menos el uso de Bulgaridad estaba pensado y tenia gracia aqui no tienen nada. ¿De donde saca el Lanza-cohetes? ¿de donde saca el respirador? La historia es basicamente esto: Nemesis solo busca un policia que le de guerra.