A tres años de la tragedia de la guardería ABC

No nos van a comprar, no nos van a callar, no vamos a olvidar

Hace tres años 49 niños entre seis meses y cuatro años de edad perecieron por efecto del fuego en una guardería de Hermosillo. Más de sesenta infantes resultaron heridos y con secuelas a largo plazo producto de la intoxicación provocada por inhalar gases tóxicos. Aún no hay justicia para ellos.

I. Breve radiografía de una tragedia

© Alonso Castillo

El 5 de junio de 2009, alrededor de las 15 horas, en la ciudad de Hermosillo se produjo un incendio en una bodega propiedad de la Secretaría de Hacienda del Gobierno de Sonora, estado fronterizo del norte de México. El edifico adyacente a la bodega albergaba una estancia infantil subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a particulares: la guardería ABC.

Las llamas rápidamente alcanzaron a la guardería. El resultado: 49 niños entre seis meses y cuatro años de edad perecieron por efecto del fuego. Más de sesenta infantes heridos y con secuelas a largo plazo producto de la intoxicación provocada por inhalar gases tóxicos.

Las primeras investigaciones arrojaron casi de inmediato que la guardería carecía de salidas de emergencia y no cumplía con las normas básicas de seguridad para este tipo de instalaciones. Un grupo de ciudadanos de Hermosillo se organizó para exigir que las investigaciones no solaparan a los responsables directos e indirectos de la tragedia.

Dos semanas después, alrededor de cincuenta padres de la guardería se unían a este grupo y surgía así el Movimiento 5 de Junio.

La investigación fue encabezada por el ministro Arturo Zaldívar quien, a grandes rasgos, concluyó que el sistema de subrogación de guarderías del IMSS a particulares mostraba graves fallas y era violatorio de las garantías individuales. Además se manifestó por inculpar a altos funcionarios, a quienes consideró responsables de la tragedia.

Durante tres años la asociación ha buscado justicia para sus hijos mediante dos vías: la legal y la social. El Movimiento 5 de Junio responsabiliza de la tragedia, principalmente, a los dueños de la guardería, pues mediante influencias obtuvieron el contrato y los permisos sin cumplir con las exigencias de una estancia infantil.

Ellos son: Gildardo Francisco Urquides Serrano, secretario de Finanzas del PRI de Sonora en esa época, y pariente de Elías Serrano, candidato a la gubernatura de Sonora por el PRI en 2009, quien a su vez es pariente de Guillermo Padres Elías, candidato del PAN a la gubernatura de Sonora y actual gobernador.

Sandra Lucía Téllez Nieves, sobrina de Eduardo Bours (gobernador de Sonora en el momento de la tragedia) y pariente de Adrián Bours Cabrera, dueño de guarderías en Navojoa y Puerto Peñasco, y pariente de las hermanas Félix Bours, que tienen guarderías en el parque industrial de Ciudad Obregón, Sonora.

Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo Tonella, sobrina de Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del presidente de la República Felipe Calderón Hinojosa.

Además señalan como culpables de la tragedia de manera indirecta a Eduardo Bours Castello, gobernador del estado en 2009, y a Ernesto Gándara Camou, alcalde de Hermosillo en el momento en que se desató el incendio.

Otros responsables según el Movimiento 5 de Junio serían: Arturo Leyva Lizárraga, quien se desempeñaba como delegado general del IMSS en Sonora; María Fernanda Camou Guillot, socia; Norma Cecilia Mendoza Bermúdez de Matiella, arrendadora del predio y bodegas donde estaban las instalaciones de la guardería y de un inmueble bajo custodia de la Secretaría de Hacienda del Gobierno de Bours, y José Manuel Matiella Urquides, apoderado legal actual.

Además del ex director general del IMSS Juan Molinar Horcasitas y del actual titular de la dependencia Daniel Káram.

Uno de los mayores logros del Movimiento 5 de Junio hasta la fecha fue el involucramiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en el caso.

La investigación fue encabezada por el ministro Arturo Zaldívar quien, a grandes rasgos, concluyó que el sistema de subrogación de guarderías del IMSS a particulares mostraba graves fallas y era violatorio de las garantías individuales. Además se manifestó por inculpar a altos funcionarios, a quienes consideró responsables de la tragedia.

Sin embargo, el 16 de junio de 2010, cuando el proyecto del ministro Zaldívar fue sometido a voto en el pleno de la SCJN, la corte votó en contra de la tesis de que los funcionarios involucrados debían ser investigados y sujetos a juicio, y únicamente aceptó lo que se refería a la violación de los derechos individuales y al desorden generalizado que privaba en el régimen de subcontratación de guarderías del IMSS.

II. El testimonio de un matrimonio joven

© Alonso Castillo

Tiene 29 años, aunque su mirada es la de un hombre mayor. También sus palabras y sus silencios. Él y su esposa Martha formaban un matrimonio joven ocupado en apuntalar una incipiente familia que soñaba con hijos y un futuro que podría parecernos el futuro que cualquier ser humano merece.

Eran demasiado jóvenes para que el incendio de la guardería ABC les arrebatara a su hijo Santiago, de seis meses de edad. Eran demasiado jóvenes para asumir, en medio del dolor y la impotencia, el compromiso de exigir justicia, cárcel a los responsables de la tragedia, para echarse sobre sus hombros la tarea de darle forma a un movimiento que tres años después de esa infausta tarde del 5 de junio no se rinde, que ha logrado la simpatía y la solidaridad de todo un país. Escritores, artistas, taxistas, obreros, albañiles, campesinos, intelectuales de todo México han abrazado al Movimiento 5 de Junio y les han hecho sentir que no están solos.

Él es Roberto Zavala Trujillo, padre de Santiago, líder del Movimiento 5 de Junio, y éste, a tres años de que las llamas le quitaran a su hijo, su testimonio.

Un balance del Movimiento 5 de Junio

© Alonso Castillo

“Los que integramos el Movimiento 5 de Junio nos convertimos en activistas circunstanciales. Éramos personas que trabajaban, con vidas normales; ninguno de los padres que formamos el movimiento tiene un pasado de participación en manifestaciones sociales o que haya estado en actos públicos de otra clase. Pero creo que hemos avanzado, a pesar de que ya somos menos padres de los que iniciamos. Cada vez lo veo más fuerte y tal vez no se siente tanto en Hermosillo, pero cuando vamos a otras partes de la república somos recibidos por muchas personas; cada vez que me ha tocado ir a un lugar a dar una plática, a participar en un foro, me he encontrado con esto y nos inyecta cada vez más fuerza y más ganas. La desesperanza de que no estamos caminando, de que no estamos avanzando se hace a un lado, y al ver el apoyo de la gente, esto nos da un golpe en el corazón, hace que bombee más sangre, que corra la adrenalina, y esa fuerza es la que estamos recibiendo. También está el amor a nuestros hijos, el ver sus fotos, que es lo primordial, que nos mantiene en pie de lucha. Luego escuchar frases de Molinar o de Calderón nos llena de coraje y decimos: No es posible que él no esté aquí y que los responsables anden por la vida como si nada diciendo que tienen la conciencia tranquila, impunemente. Ya van a cumplirse tres años, sí, y de los cuarenta o cincuenta padres que integraban el movimiento quedamos catorce o quince, pero están los ciudadanos que nos ayudan y eso influye mucho para que continuemos, porque hay fechas difíciles, como los cumpleaños, y los padres caen en esos días. Pero los ciudadanos están al pie del cañón, dando la cara por nosotros. Eso hay que agradecerse. Es un amor incondicional, siempre nos han dicho: Mientras uno de ustedes esté en la lucha, nosotros vamos a continuar”.

Conciencia nacional, conciencia en Hermosillo

“Como se dieron los hechos al principio, en medio de las elecciones, influyó bastante en la percepción de las personas. Muchos hermosillenses aún creen que este movimiento es político. Hay mucha gente aquí que nos apoya, pero hay mucha gente de la que no entiendo su molestia hacia nosotros. Algunas de las frases que usan mucho son: Ya dejen descansar a sus hijos; Entiendan que no va a haber justicia; Éstos lo que quieren es más dinero. Pero estamos conscientes de que no son la mayoría de los hermosillenses. No es tanto que la gente en Hermosillo sea apática, sino que se acostumbró a lo ocurrido y esto contrasta cuando vas a un lugar fuera de aquí y somos recibidos por quinientas u ochocientas personas, y aquí hacemos una convocatoria y llegan cincuenta o sesenta, son las mismas que siempre nos están acompañando. Yo creo que mucha gente se fue acostumbrando y al estar aquí reciben las opiniones negativas sobre el movimiento y empiezan a dudar. Ha habido algunas críticas hacia otros padres por cómo han actuado frente a la tragedia. Recuerdo una vez un comentario en la radio de una señora que se quejaba de que un padre que había perdido a su niña en la guardería ABC se la llevaba de fiesta todos los días, con música a todo volumen, que ya la tenían harta, que llegaba la policía y no le hacía nada por ser un padre de la guardería ABC. Eso también ha influido en la percepción de cierta gente, la idea de que algunos padres han utilizado la tragedia para sacar provecho.

“Algunas de las frases que usan mucho son: Ya dejen descansar a sus hijos; Entiendan que no va a haber justicia; Éstos lo que quieren es más dinero. Pero estamos conscientes de que no son la mayoría de los hermosillenses”.

”Yo respeto, cada quien vive el proceso de duelo como mejor le parece, no porque haga fiestas no quería a su hija, simplemente es una manera diferente de arreglar las cosas, de volver a la rutina. Pero cuando se han cumplido el primero y el segundo aniversario, es cuando reacciona la gente de Hermosillo, se viene la fecha y toda la gente que ese día estuvo en los hospitales ayudando se solidariza con nosotros. Y ahí es cuando sentimos que no hay realmente apatía en la gente de aquí sino que se fueron acostumbrando a lo que pasó, pero el apoyo ahí está”.

La apuesta del poder al olvido: tres años en la lucha

“Cuando nos integramos los padres al movimiento conformado por un grupo de ciudadanos sabíamos perfectamente que este es un país de injusticia e impunidad; teníamos en cuenta que esto iba a durar años y nos pusimos un estimado de tiempo para la lucha hasta encontrar justicia. Y creo que somos positivos. Nuestra primera meta es a diez años, no es un límite, es un estimado. Teníamos claro que iba a ser muy largo y nos preparamos para ello. Dentro del movimiento hay gente que ha estado en otras luchas sociales y nos compartía sus experiencias; desde el principio supimos que iba a ser un largo camino. Creo que los que se fueron saliendo del movimiento fueron los que en cierta forma se cansaron, ha sido como un filtro. Los que quedamos somos los que debemos estar y puedo asegurar que no vamos a rendirnos y vamos a seguir adelante. Ha sido un camino muy largo, muchas han sido las estrategias. Nuestra fue la iniciativa de acudir a la Suprema Corte, cuando todo mundo decía que no tenía ningún sentido ir a la Suprema Corte lo hicimos. Cuando el Pleno tomó la investigación todo mundo dijo que no lo haría. Y cuando los magistrados estaban realizando la investigación y empezaron a salir los nombres de Molinar, Bours, Daniel Káram, Ernesto Gándara, estas personas decían: No es importante, la Suprema Corte no es vinculante; pero unos días antes de que se subiera al pleno la resolución para ser votada nos encontramos en la Corte a Molinar, a Bours, a Káram, a Gómez Mont, cabildeando con los ministros. Hasta Alatriste Candiani estaba en la Suprema Corte buscando hablar con los ministros. Decían que no era vinculante, pero qué tanto temor tenían que hasta a Gómez Mont mandaron, y qué tan cobardes son que, por ejemplo, Molinar Horcasitas iba entrando a la Suprema Corte y al ver a los padres echó a correr. Corrió, corrió. Imagínense a Molinar Horcasitas corriendo por la Suprema Corte. Ese es el tamaño de su miedo”.

Sin caer en provocaciones, apegados a la legalidad

“Hemos tenido mucho cuidado en no caer en provocaciones. Es como lo del viernes pasado. Sabíamos muy bien que cualquier cosa que hiciéramos, ellos iban a aprovecharlo para dejarse ir sobre nosotros. Lo vimos claramente el viernes (25 de mayo), que después de estar tres días discutiendo con el de Parques y Jardines del Ayuntamiento, decidimos rayar la banqueta de la plaza Zaragoza, y mandaron a diez policías para detener a una pareja que había perdido a su hijo. Ahí se ve reflejado qué tanto nos cuidamos de hacer cualquier cosa que no esté apegada a la ley. De hecho, los integrantes del movimiento ni siquiera manejamos con aliento alcohólico porque sabemos que se van a aprovechar de eso. Está mal que lo diga, pero muchas personas nos ven como un movimiento que tiene cierta moral, cierta ética, y cualquier error que cometamos los medios de comunicación lo van a magnificar: ‘Encontramos a uno de los papás que estaba en estado de ebriedad o que golpeó a un agente…’ Sabemos que el gobierno va a aprovechar cualquier error que cometamos para dejar caer toda la fuera del Estado sobre nosotros”.

La vía social, la vía legal

Mantenemos pláticas con el procurador, le hemos exigido que trabaje. Tal vez eso no se ve tanto, porque muchas veces las estrategias jurídicas deben llevar cierto sigilo y nos esperamos hasta el último momento para hacer pública alguna de las acciones que hemos tomado.

“No hemos descartado la vía judicial. Tenemos dos vertientes, la jurídica y la social. Pero ha habido momentos en que estas dos vías se han cruzado. Nuestro equipo jurídico cuenta con el expediente completo. Mantenemos pláticas con el procurador, le hemos exigido que trabaje. Tal vez eso no se ve tanto, porque muchas veces las estrategias jurídicas deben llevar cierto sigilo y nos esperamos hasta el último momento para hacer pública alguna de las acciones que hemos tomado. Muchas veces aprovechamos que estamos en una actividad social y abordamos el tema jurídico. De hecho, estamos trabajando con el Centro de Derechos Humanos Agustín Pro Juárez, que es especialista en demandas internacionales y tenemos ya dos años que estamos trabajando con ellos para salir fuera de México y llegar, primero, a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. No hemos querido hacer nada rápido. Preferimos lento y bien. Por ejemplo, en noviembre del año pasado Marcia Matilde Gómez del Campo (una de las dueñas de la guardería) solicitó un sobreseimiento de su causa para que la exoneraran. El juez que lleva el proceso se negó. Un grupo de padres fue a México y habló con Maricela Morales (procuradora general de la República) y le dijo, sabes qué, está pasando esto, la señora Gómez del Campo está metiendo una solicitud de sobreseimiento del caso. Les preguntó Maricela si no tenían un equipo jurídico y les aseguró que eso era prácticamente imposible que ocurriera. Los padres le pidieron que la PGR metiera presión, que hiciera su chamba bien, que el Ministerio Público actuara como lo que es, defensor del pueblo, porque supuestamente no deberíamos necesitar de abogados. Pero el MP no reaccionó, no hizo nada y la procuradora dijo que era prácticamente imposible que ocurriera un sobreseimiento. A la semana siguiente se le otorgó el sobreseimiento. Se hizo público en su momento. Se supone que era prácticamente imposible, pero en este país todo es posible. Vamos a pedir una explicación ante el juez Ibarra, del V Colegiado de Distrito, y resulta que este señor, en cuanto firmó el sobreseimiento, fue removido a la ciudad de Tijuana. Metimos un amparo, aunque fue muy difícil, y ya que tuvimos acceso a la resolución vimos que el juez había utilizado artículos equivocados para justificar la decisión, y el argumento final era que ella no tenía la obligación de impedir lo que sucedió. Pero algo que hemos alegado constantemente es que ella fue la socia fundadora, ella falsificó documentos para abrir la guardería ABC; en el anteproyecto la bodega de Hacienda era un estacionamiento para los padres, y ese anteproyecto lo entregó como los planos definitivos del edificio. Pero el juez no vio esto y el MP no se dio cuenta, por decirlo de alguna manera. Pero Calderón ya va para afuera y se le va a acabar la protección a esta mujer.

”Siempre supimos que Marcia Matilde Gómez del Campo (pariente de la primera dama del país) iba a ser la más difícil de fincarle responsabilidades. Así que nos hemos enfocado en ella porque es la que tiene más poder para salir impune, la que está más protegida. Si nosotros logramos que esta persona reciba una condena, todos los demás van a caer de inmediato. Ella es la más dura, la que tiene más influencias, la que tiene más recursos. De hecho, todo lo que hacía jurídicamente Marcia Matilde, lo hacía Gildardo Urquides (socio de Gómez del Campo). Ahora que metimos el amparo contra ella él ya no va a poder, ni ningún otro que quiera seguir ese camino. Sí tenemos una estrategia jurídica y un equipo que está trabajando duro”.

Soñando con el futuro, nunca más ABC

© Alonso Castillo

“Justicia para nosotros es cárcel a cada uno de los responsables. No queremos que se les considere culpables pero que salgan bajo una fianza millonaria o que nos den una indemnización a cambio de que no pisen la cárcel. No va a haber perdón por nuestra parte. Cuando alguien nos llegue con un papel con tal cantidad a cambio del perdón tenemos la fuerte convicción de que no lo aceptaremos. Podrá haber una reparación del daño, pero no van a comprar nuestro silencio. Cuando digo cárcel para los responsables me refiero a todos los nombres que siempre hemos manejado y hasta que eso no suceda no vamos a parar. Somos conscientes de que esto nos va a llevar toda una vida. No queremos que se repita la tragedia de ABC. El movimiento estará ahí, y si no se hace justicia seremos una eterna piedra en el zapato para nuestros gobiernos. En este camino se han ido agregando personas al movimiento y creo que, soñando con el futuro, los padres ya no estaremos vivos pero el movimiento va a seguir para que este crimen nunca quede en el olvido”.

Una petición a la ONU

“El 10 de mayo de este año la ONU le otorgó al gobierno de Felipe Calderón el segundo lugar del premio al servidor público; eso fue indignante, ridículo, mandamos una carta que ya se entregó en las oficinas de la ONU en México. Le exigimos a Calderón que si tiene un poco de dignidad y vergüenza que decline aceptar el premio”. ®

Comentarios

1 Respuesta a “A tres años de la tragedia de la guardería ABC”
  1. Alfonso dice:

    Toda mi solidaridad y simpatía con los padres de los niños y el movimiento 5 de Junio. Dado el tamaño de la tragedia es muy difícil expresar alguna crítica sin parecer insensible, sin embargo no toda crítica es una agresión, no toda crítica es injusta e insensible. Yo pienso que el movimiento se ha equivocado al querer cambiar la naturaleza de los delitos causantes de la tragedia de culposos a dolosos o de lesa humanidad, pero eso no significa que este en desacuerdo con ellos en muchas más cosas, la critica no es nada más para los enemigos, porque soy de Hermosillo y porque me importa doy mi opinión al respecto, sin ánimo de desanimar o empañar al movimiento. Saludos.

Aquí puedes replicar
Para poder comentar en este espacio lee antes nuestras Políticas de uso. Replicante se reserva el derecho de publicar los comentarios dependiendo de su seriedad y aportación a una discusión. No se publicarán comentarios desinformados, agresivos u ofensivos. Si encontraste algún error, información falsa o sesgada te agradeceremos que nos lo hagas saber. Gracias.

Replicante recomienda

  • Memoria de mis putas tristes: el cine, la moral y la literatura: Rogelio Villarreal / Letras Libres.— La crítica de la obra de García Márquez muchas veces es parcial pues se contamina con elementos extraliterarios como la moral o su fidelidad a Fidel....
  • Gabriel García Márquez, un mito genial: Cada quien sus recuerdos y el retumbe de la memoria. Cada quien su Gabriel García Márquez, cada quien su modo de tratar con sus escritos y con su sombra y persona; una leyenda. Un mito enorme, un mito —lo confieso— genial. Sin duda, hoy día es el escritor hispanoamericano más conocido y leído de la Tierra....
  • Segunda edición de Desafío #Cuentuitero: Con el Centro de Cultura Digital como sede, Desafío #Cuentuitero llega a su segunda edición, con nuevos lineamientos y un jurado electrizante....
  • Desafío en red: las revistas culturales digitales: Violeta Serrano / Perfil: Desde el siglo XIX, el periodismo no había sufrido un cambio tan drástico como ahora, en tiempos de internet. Junto con las retóricas del hipervínculo y el fin de la propaganda, la pregunta sobre cómo hacer periodismo —y sobre todo, cómo financiarlo— resulta un interrogante capital y conflictivo....
  • Paco Gruexxo y su imperio en Tlatelolco: Georgina Hidalgo Vivas: Irónicamente, cuando la represión a la juventud estaba en su apogeo, políticos priistas se posicionaron gracias al rock que se tocaba en los gimnasios, teatros y deportivos de la Unidad Habitacional Tlatelolco. Detrás de esas tocadas que no había en el resto del DF estaba un personaje sin igual en la historia del rock mexicano....

Suscríbete gratis a Replicante


FacebooktwitterPinterestBoletínRSS
Highslide for Wordpress Plugin