Apuntes y crónicas

Oficinistas en el campo

Burócrata. © A.A. Pedregal

El verano ardía y las playas hervían de gente, así que decidimos ir hacia la sierra, buscando el caudal del río y la tranquilidad de la naturaleza. Salimos el viernes por la noche —uno quiere aprovechar todo el tiempo posible, hacerlo arder en nuestras manos—, y nos esperaban nueve horas de autobús hasta la provincia.

De la Llorona a los prinosaurios

La Llorona

¿A dónde han ido los fantasmas tradicionales, las monstruosidades, los espantos en los que se recreó —no sin cierta fascinación morbosa— la imaginación de nuestros padres? ¿Qué fue de los viejos del costal, de las nahualas y los guajalotes rojos?

La grieta

Alone

No soy honesta. Voy llena de prejuicios. Voy por curiosidad, pero sé que una vez una periodista se enojó con él, porque luego de una noche de sexo escribió una crónica sobre el asunto que publicó en su web, donde quedaba muy claro que se trataba de ella.

De la utopía comunista a la democracia

Yoani Sánchez en México. Foto © EFE.

Las redes sociales, los blogs y twitter, han permitido que nos narremos en primera persona, que no sólo seamos la fuente informativa, sino también el propio soporte en el que los ciudadanos cubanos pueden expresarse y reportar esa Cuba profunda, silenciada y censurada en los medios oficiales.

En olor de santidad

Chávez y Jesús.

Cabalgando sobre el desastre, Hugo Chávez labró su gloria, su fama y su grandeza. A pesar de que hoy Venezuela no es más democrática ni más próspera ni más segura ni más tolerante ni más liberal ni más garantista con la prensa.

La parranda más cara de Rodolfo Casanova

Un Chango Casanova victorioso

La mañana del 26 de junio de 1934 la resaca ya se había encargado de conectarle al Chango una buena docena de derechazos. Con las facultades severamente minadas por el alcohol, Rodolfo Casanova escribió aquel día una de las primeras páginas del abultado libro de decepciones del deporte mexicano.

Monterrey, fantasía en el desierto

Monterrey-1

“Monterrey es un macho macho, dueño de caballos, cervecero, con pelo en pecho, fumador de puros, dominador, déspota y mujeriego, y tal vez sí, sea poeta, pero de versos más misóginos y arrogantes, como los de Octavio Paz o José Emilio Pacheco.”

La muerte de Ernesto y un conjuro

París con Ernesto.

Me recosté en su tumba, la abracé, su lápida me respondió con calidez, un instante de ceguera completa se añadió a la oscuridad de la noche y antes de que se perdiera la luna un rastro largo de luz blanca brilló en el mármol.

Elogio del fuckbuddy

Das_werdenSie_ja_nachher_schon_sehen

Que no se confunda al fuckbuddy con el “amigo con derechos”. Son dos modelos distintos. Mientras con el amigo con derechos se entabla una especie de relación (con las consiguientes ilusiones y resquemores propios del enamoramiento) que puede o no ser gozosa, con el fuckbuddy todo funciona exclusivamente en el plano del disfrute.

Los asesinos de Meche

20130124_105249

Los vericuetos de la vida describen la parábola más siniestra. Meche entregó esperanza, convicción y fe. Meche recibió dos balazos cuando quedó en el medio de un enfrentamiento entre dos bandas de narcos que se disputan el liderazgo en el barrio.

Highslide for Wordpress Plugin