Apuntes y crónicas

Subastas en carrito

mercado-de-pulgas-toji

¿Quién da más? ¿Quién da menos? ¿Quién se cree el rey de la subasta? En el Bazar del Padre Cuéllar en el barrio tapatío de Chapalita todo cabe y todo se vende.

Perversión y subversión

Carlos Carrera

Lo perverso el día de hoy no es tener sexo con desconocidos, en público, en grupos, en lodo (o en un jacuzzi lleno de curado de apio, como anhelaba Maurice, un antiguo compañero de trabajo), en la calle, con gallinas, lechones o hamsters; espiar, ser espiado, disfrazarse, latiguearse, orinarse, masturbarse…

Imprecación contra la comodidad

© Sunzhine Zombi

Parece que nos estamos muriendo y nos estamos matando. Hemos corrido tanto en dirección contraria a nosotros mismos, a nuestras necesidades espirituales, que todo se ha vaciado de significado. Y entonces comenzamos a pensar que somos seres arrojados al mundo o que el infierno es el otro, como dicen los postulados de dos de los más grandes existencialistas del siglo XX.

Buscando culpables en la sociedad de la información

Alicia en el pais de la virtualidad

El autor cuestiona la opinión del escritor Juan Villoro, quien al revisar hechos comunes y una tragedia parece responsabilizar más a los teléfonos celulares que a sus usuarios. Al mismo tiempo, lo contrapone con la mirada del documental de Werner Herzog que se ocupa del mismo tema.

Teoría del sponsor

20194_350041008461769_21482512_n (1)

Un sponsor no sólo debe tener plata suficiente como para pagar las cuentas de ambos (él y su esposa), sino tener alma de mecenas, es decir que crea y se entusiasme por el trabajo que su pareja hace. Es la única manera en que puede funcionar; lo otro sería pedir caridad o, peor, publicidad.

Un gringo en la Coliseo

lucha-libre

Los ricos contra los pobres, los buenos contra los malos, los aliados contra el eje, fascistas contra comunistas, el Santo contra Blue Demon. Si el ring no ofrece una dicotomía suficiente para que la gente se identificara, entonces que el ring haga lo que quiera, que da igual, y de la polarización nos encargamos todos.

El hombre de los naufragios

Cebolla

El viejo bote se ha transformado en su casa; ahí come, duerme y sueña con regresar a pescar lo más pronto posible. Aislado de los demás pescadores, se suspende en un tiempo que ha aprendido a respetar a un hombre que ha naufragado en innumerables ocasiones, desde su natal Veracruz hasta las costas oaxaqueñas del Pacífico.

De la oscuridad a la universidad

Blanca Flor Menera, de veinte años.

“Esta semana no tenemos leche y las niñas están creciendo”. A la madre se le cae la cara de cansancio. Es un cansancio emocional, más que físico. “Las quiero muchísimo, las he visto crecer y me agobian sus penas, sus soledades”. Necesitamos quién las apadrine. Sólo dos niñas tienen un padrino. Aunque sean cien pesos al mes, pero fijos, para zapatos, un perfume”.

Vida Nova Galicia

El cavernal, le decían...

Ciudad bombardeada. Me dicen que no, jamás nada ha mancillado a Guadalajara (excepto cuando tronaron los ductos de Pemex). No queda claro pues dónde quedó el centro, dónde los palacios y por qué hay tanta casa tan hermosa cayéndose a pedazos y siendo suplantada por cemento en bruto con castillos al aire.

El mercado de Los Ángeles

untitled (112 of 920)

Más allá de los predicadores y los puestos de comida mis ojos descubrieron, sobre las banquetas, un mercado al aire libre. Era un mercado de cosas usadas y baratijas que contrastaba con la imagen que veía al fondo de la calle: una imagen de postal, iluminada por la luz de la tarde, la de los rascacielos del distrito financiero de Los Ángeles.

Highslide for Wordpress Plugin