Carretera 45 Teatro

Entrevista a Antonio Zúñiga

Carretera 45 (la autopista que conecta a Ciudad Juárez con el centro del país) trata de tender un puente sensible entre la frontera de fuego y la capital del país, un órdago teatral que apuesta por confrontar la inmovilidad y apostar por contaminar al centro-cultural de la piel árida del desierto norteño y viceversa.

Carretera 45 Teatro

Alborde Teatro fue una compañía originaria de Ciudad Juárez comandada principalmente por Rodolfo Guerrero y Antonio Zúñiga. Dos hombres dedicados enteramente a las artes escénicas, enamorados de su oficio, quienes salieron del norte más hostil para comenzar un periplo por distintos lugares del país creando espectáculos para todo público y con una constante: la indagación versátil sobre el pacto de realidad, el juego entre la ficción naturalista y el devenir histórico, la sintonía del texto con el flujo social, con la cotidianidad y el ritmo del presente.

Alborde Teatro no existe más; acaso en hemerotecas, fotografías, cartelería y en la memoria de numerosos espectadores, puesto que el grupo ha sido refundado en la Ciudad de México con el nombre de Carretera 45 (la autopista que conecta a Ciudad Juárez con el centro del país), tratando de tender un puente sensible entre la frontera de fuego y la capital del país, un órdago teatral que apuesta por confrontar la inmovilidad y apostar por contaminar al centro-cultural de la piel árida del desierto norteño y viceversa.

Sucede por ejemplo con la dramaturgia de Antonio Zúñiga, actor pero sobre todo dramaturgo, que en la última década ha perpetrado textos que han poblado con éxito la cartelera nacional (Mara o de la noche sin sueño, Pancho Villa y los niños de la bola, Mamá, corazón de acero y Estrellas enterradas, entre otras), puesto que la fascinación de Zúñiga —y sucede al mismo ritmo con su grupo— está en habitar lo contemporáneo sin falsas divagaciones o espectaculares razonamientos endogámicos sobre la escena (o el papel); se trata de un teatro donde lo cotidiano de la violencia es consustancial al tema y las motivaciones emocionales de sus personajes, plenos de sentido poético, pero contenidos por el muro de imposibilidad que impone la modernidad. Aquí vale la pena hacer un reconocimiento a su reciente seña de identidad: el interés por el teatro para niños, pero sobre todo para jóvenes, iniciativa primordial de Rodolfo Guerrero.

En un esfuerzo titánico —apostando incluso el patrimonio personal de los involucrados— Carretera 45 está por abrir un espacio, una sala independiente en plena colonia Obrera de la Ciudad de México —una zona de clase media con escasa vida cultural— y al mismo tiempo seguir resistiendo estoicos las peores previsiones de los capitalistas de la cultura que indican que un proyecto teatral independiente en la Ciudad de México es un suicidio económico.

Así hago mi primera pregunta al maestro Antonio Zúñiga, responsable de Carretera 45 y del espacio por nacer.

—¿Por qué abrir una sala independiente en la Ciudad de México?

—Porque vivimos aquí. Es una apuesta por un teatro para el barrio. La propuesta incluye en todos los casos la programación de teatro para niños y adolescentes, por un lado, y el mejor teatro de actualidad, por el otro. Teatro contemporáneo de pequeño formato. Sin faltar el repertorio de la compañía donde se incluyen dos estrenos por año. Un estreno para niños o adolescentes y otro para adultos. Dirigidos por Rodolfo Guerrero y otro director invitado. Un texto mío y otro de otro dramaturgo invitado en principio. Eso es la columna vertebral del proyecto pero hay otros ejes coincidentes.

”Talleres montaje: durante el año tendremos varios maestros talleristas visitantes. No sólo para dar taller, convocando a actores y actrices de fuera, sino que tendrán que montar como resultado de su taller una obra, que se integrará a la programación de inmediato, pasando ese trabajo a ser parte del calendario de Carretera en el año. Entre estos talleristas contamos con José Alberto Gallardo, Shaday Larios y Antonio Salinas (y otros que se sumen, pueden ser dos o tres por año). Pretendemos sustentar estos talleres montajes aportando de nuestra parte una pequeña cantidad para producción y se pretende dar una temporada inicial a taquilla para el grupo que entre al taller. Los integrantes de éstos serán los que cada maestro tallerista previa convocatoria acerque al proyecto. Parte importante serán los talleres que se impartirán para niños y jóvenes de la colonia Obrera por parte de algunos maestros de Carretera 45 y algunos más invitados, quienes son en todos los casos nuestra apuesta principal en la creación de públicos. En el mes de diciembre se presentarán los trabajos que como resultado arrojen los talleres de jóvenes y niños de la colonia que participen con nosotros.

En Carretera 45 Teatro decimos: “Con que logremos traer a los niños y jóvenes de la colonia Obrera y la Doctores y la Narvarte al teatro nos damos por bien servidos”. Por eso, el mayor esfuerzo de difusión está en las colonias periféricas al metro San Antonio Abad.

”El segundo eje será el que conformen los directores invitados con estrenos y remontajes. Una parte de estos montajes serán de la Ciudad de México y la otra parte de grupos o compañías destacadas de provincia. Haremos un acento principal en la programación que busque impactar en los jóvenes y niños, en la creación de nuevos públicos en la misma colonia y colonias aledañas, con la selección de trabajos ya realizados y de calidad probada. (Ya confirmados de la capital, Rodolfo Guerrero, Richard Viqueira, Juan Carrillo, Antonio Salinas, José Alberto Gallardo, Marianela Villa.) Y de provincia esperamos contar con Marco Petriz de Oaxaca, Martín Zapata de Veracruz, Fausto Ramírez de Jalisco, Mappy Aide López, de Tamaulipas, Luis Bizarro de Chihuahua, Conchi León de Yucatán, Perla de la Rosa de Ciudad Juárez. Con la mayoría ya hemos confirmado temporadas y obras para los siguientes dos años. Esperamos sumar a otros, por supuesto. Esperamos lograr para cada grupo las mejores condiciones, de logística, difusión y condiciones técnicas, Esperamos programar temporadas con un mínimo de veinte funciones por cada grupo que se presenta. Otro asunto importante, en relación con los grupos de provincia con los que se ha confirmado, hemos también proyectado, la realización de intercambios con ellos, en sus espacios para el repertorio de nuestra compañía. Y, por último, tenemos proyectadas en los próximos dos años la realización de coproducciones con otras compañías independientes de teatro de la ciudad y del país, para sumar esfuerzos. En el primer año tendremos una coproducción entre teatro El Milagro y Carretera 45. Y los siguientes años estamos proyectando un montaje de la obra Érase una vez, de Jaime Chabaud, dirigida por Rodolfo Guerrero y una coproducción con la compañía Teatro Bárbaro, de Chihuahua.

”En fecha muy próxima, además, abriremos una convocatoria a los demás grupos de teatro contemporáneo para completar el calendario con la mejor programación. Como se puede notar, el acento esta en el teatro para niños y adolescentes y para adultos, con sentido contemporáneo. Buscar que los nuevos creadores, jóvenes o de pensamiento renovador, los que más fuerza y presencia renovadora de la escena en el país manifiesten y se integren al entramado de Carretera 45.

—Se trata de uno de los esfuerzos más osados en el teatro mexicano actual, abrir un espacio para las artes en la colonia Obrera. ¿Cuentan con algún tipo de apoyo o subvención pública? ¿Cuáles son sus previsiones económicas? ¿O estarán sujetos al designio de la taquilla?

—A este momento no. Hemos arrancado con nuestros ahorros. Y estamos temblando por el miedo de que no se sostenga. En un principio pensábamos arrancar cuando tuviéramos un apoyo oficial seguro, pero eso siempre es muy incierto, por lo que preferimos iniciar con lo que tenemos. Desde hace muchos años, en 2001 exactamente, cuando nos llamábamos Alborde Teatro, construimos una carpa teatro con el apoyo del programa de teatro escolar, para llevar teatro a las pequeñas comunidades de Chihuahua, y lo hicimos efectivamente. Una gira por toda la sierra de Chihuahua, con nuestra carpa teatro desmontable. (¿Qué les recuerda eso?) Logramos en todo ese tiempo hacernos de todo un equipo, desde iluminación y sonido, aunque es claramente insuficiente, incluso multimedia, para la carpa. Ahora, en el espacio nuevo, es con ese mismo equipo que arrancaremos. Sin embargo, aun y cuando está bien para arrancar, faltará mucho. Sobre todo que contamos con infraestructura técnica para arrancar, pero no contamos con los recursos para pagarnos. Ahora hemos sostenido este proyecto, ganando muy poco. En promedio, podría decir que esta compañía, con los ocho integrantes, vendiendo funciones, dando temporadas aquí y allá, con giras y gestión propia, ganamos algunos cinco mil pesos mensuales. Una miseria. Hemos entrado a la convocatoria de México en Escena del Fonca, y a ver qué pasa, aunque no esperaremos los resultados, pues el teatro ya está y necesita moverse.

—¿Qué perfil de espectador buscan? ¿Será otra sala de teatro para gente de teatro?

—En Carretera 45 Teatro decimos: “Con que logremos traer a los niños y jóvenes de la colonia Obrera y la Doctores y la Narvarte al teatro nos damos por bien servidos”. Por eso, el mayor esfuerzo de difusión está en las colonias periféricas al metro San Antonio Abad. Son cincuenta localidades, con trabajo constante de promoción en las colonias, con acercamiento a las escuelas y centros educativos de la zona, con apoyo de los vecinos a quienes hemos concernido y se han mostrado cooperadores, pero sobre todo con teatro de calidad podemos conseguirlo. Además nos pensamos apoyar en el diseño de los talleres para niños y adolescentes constantes que nos permitan entrar a las casas por ahí. Por la aceptación de los niños al espacio, convirtiendo el espacio en su lugar de formación y de indagación. Un reto, pero se logrará si se hacen diseños bien orientados, lúdicos, con resultados concretos para ellos. Luego de ellos, pues pensamos también en los espectadores especializados, por decir algo, que también nos acompañen. Ahí sirve mucho lo conectado del lugar y la facilidad con la que se puede llegar. Estamos a sólo una cuadra y media del metro San Antonio Abad. Para ellos, ya les comenté, la idea es interesarlos en los talleres y los montajes, y también en la concreción de un calendario y de una programación de calidad irrefutable. Ahí sí pretendemos enfilar el espacio a las mejores puestas en escena de teatro de pequeño formato que actualmente se manifiestan en la ciudad y el país. Hay tela de donde cortar. Somos amigos de los más arriesgados actualmente. Y tenemos con ellos muy buena disposición.

”Que sea el espacio de Carretera 45 un espacio para los niños y jóvenes de la comunidad, para los jóvenes creadores de la ciudad que estén moviéndose y moviendo las artes alternativas, experimentales, lúdicas, interdisciplinarias y modernas. Un perfil de teatro alternativo de calidad nos puede garantizar la afluencia de un numero constante de espectadores que queremos.

—Han contemplado ser un espacio cultural social, tener una vocación más allá de las artes… Por ejemplo, ser una asociación civil donataria. ¿Qué otras perspectivas de participación pública tienen en mente?

“Que sea el espacio de Carretera 45 un espacio para los niños y jóvenes de la comunidad, para los jóvenes creadores de la ciudad que estén moviéndose y moviendo las artes alternativas, experimentales, lúdicas, interdisciplinarias y modernas. Un perfil de teatro alternativo de calidad nos puede garantizar la afluencia de un numero constante de espectadores que queremos”.

—Estamos ahora mismo haciendo todo lo necesario para contar con recibos de apoyo vía deducibles de impuestos. En eso estamos, es un gorro, porque a Hacienda no le conviene dar estos recibos y te pone muchas trabas, cada escollo cuesta dinero, y ése es el que más falta. Pensamos entrar con un proyecto a la 226 bis, pues hemos logrado contactar con dos empresarios de Chihuahua y Guadalajara, familiares de nosotros para lo mismo. El año pasado ya contábamos con esa posibilidad, pero decidimos esperar a tener el teatro para hacer la propuesta. El espacio cultural Carretera 45 Teatro será el único lugar en la Ciudad de México que cuente con la venta de café, helados y burritos típicamente chihuahuenses que venderemos en la pequeña cafetería del lugar. Y bueno, seguir intentando que la taquilla sea permanente y con llenos es el más grande reto. No es imposible. Queremos lograrlo con planeación y una estrategia correcta. Idealmente, un aforo de cincuenta espectadores diarios, en boletos de 100 pesos por persona, con cinco días con función por semana, podrían ser 100 mil pesos de ingresos al mes. Es decir, 1,200,000 pesos al año. (El Fonca en México, en escena, aporta 1,600,000). Nada despreciable para empezar. Si logramos eso a la vuelta de un año estaremos pensando que estamos tocando la puerta de la autosustentabilidad.

—¿Con qué espectáculos comnezarán el primer semestre? ¿Habrá producciones propias y artistas invitados?

—Primero el repertorio: Mara o de la Noche sin Sueño, de Antonio Zúñiga; El grillo, de Suzan Lebou; Curva peligrosa, de Pilo Galindo; Inmolación, dirección de Rodolfo Guerrero. Después los estrenos propuestos de Carretera 45: El misántropo, escrita y dirigida por David Olguín; Érase una vez…, de Jaime Chabaud, dirigida por Mauricio García Lozano; Historias de dos niños caracol, de Conchi León y Antonio Zúñiga, y Juárez Jerusalem, de Antonio Zuñiga. Además de otras puestas en escena del interior del país que están por confirmar, artistas invitados de los cuatro puntos cardinales del país.

Así, ese actor de baja estatura pero vasta presencia escénica, ese gritón del teatro nacional, norteño sin duda (proverbiales y míticos “los burritos” que cocina con auténtica tortilla de harina de trigo), neurótico y refunfuñón, pero lúcido y sagaz, amante de su perra Bambalina es uno de los dramaturgos y actores más incisivos del teatro local y ahora será también un referente en la gestión de un espacio independiente. Que la suerte acompañe a Zúñiga y a toda su Carretera 45. ®

Compartir:

Publicado en: Noviembre 2012, Purodrama


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.