De libros y bicicletas

Blancas, epipléjicas o fileras

En el mundo de editoriales que cohabitan durante una semana en la Expo Guadalajara, me encuentro con uno, en el Área Internacional, que está conformado por una serie de Asociaciones de Ciclistas de Guadalajara y de la Ciudad de México.

En el mundo de editoriales que cohabitan durante una semana en la Expo Guadalajara, me encuentro con uno, en el Área Internacional, que está conformado por una serie de Asociaciones de Ciclistas de Guadalajara y de la Ciudad de México. Ahí se encuentra Salva Rodríguez, trae un libro en el que cuenta sus experiencias durante un recorrido a bordo de una bicicleta por África. Me comenta el oriundo de Granada, España, que ha viajado por Europa y ahora anda por Sudamérica —dejó su bicicleta en Venezuela y se vino a Guadalajara para la FIL. Salva lleva viajando desde 2006 y me invita a visitar su sitio. Ahí mismo, Yariel Salcedo, quien es director de una revista bimestral gratuita Ciudad en Bici en la que se pueden leer diversos artículos sobre temas relacionados con este vehículo que “evita el gazolinazo”, como se puede ver en una de las estampas que están a la venta en ese mismo stand, dice que actualmente en Guadalajara existen alrededor de treinta grupos de ciclistas que recorren la ciudad por diferentes rutas y días de la semana. Me enseña otro libro, de la reportera tapatía Eugenia Coppel, Ciclovista Guadalajara. Descubrir la ciudad en bicicleta (Editorial Universitaria). Ahí mismo vemos algunas playeras con ideas como: “La primera regla para vencer este terrible y peludo miedo a pedalear por la calle es pedalear por la calle (eso sí, nunca olvide tomar una buena dosis de prudencia)”. Tanto el libro fotográfico de Eugenia como el de Salva se presentaron con otros títulos: Las bicicletas y sus dueños y Por mi ciudad en bici, de Rogelio Garza y Ruth Pérez, respectivamente.

Uno de los temas a los que dan seguimiento desde hace más de tres años los ciclistas de Gdl en Bici es el de la muerte de personas que viajan en bicicleta y mueren por accidentes. Hasta el 1 de diciembre de 2012 llevan registrado, en esta ciudad, 99 muertes de ciclistas. En el documento Transformando la movilidad urbana en México, de la Embajada Británica en México se advierte que actualmente hay 24 mil muertes y 40 mil quedan discapacitados, además de 750 mil heridos por accidentes de tránsito.

A unos cuantos pasillos de los ciclistas me topo con la editorial Zorro Rojo. Llama mi atención un pequeño librito, La bicicleta epipléjica, del escritor e ilustrador nacido en Chicago Edward Gorey. El editor del Zorro Rojo, Fernando Diego García, dice que el cineasta Tim Burton ha reconocido la poderosa influencia que tiene de ese lustrador, cuyas historias tienen una atmósfera oscura, irónica y absurda.

El espléndido trabajo editorial del Zorro Rojo —se llaman así porque tanto ese animal como el editor están en peligro de extinción, dice el afable argentino— se refleja en el cuidado de edición de ese pequeño librito en el que se cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran una bicicleta sin ciclista y sin pedales, pero Embley y Yewbert, así se llaman, la quieren. Después de viajar en ella y abatir a un caimán, la bicicleta se desintegra. Le pregunto a Diego García ¿Qué significa epipléjica? “Es una palabra inventada en inglés que combina la epilepsia con la apoplejia”.

¿Los libros y las bicicletas tienen una relación? Por lo menos en la FIL parece que empieza a serlo. Le pregunto a Raúl Padilla López qué proyecto tienen con respecto a la cada vez más amplia población que viene en un vehículo de dos ruedas a la feria. Responde que ahí la FIL debe de hacer una autocrítica, ya que se debería incentivar mucho más el uso de la bicicleta para venir a la Expo. No descarta en promover para la siguiente edición un concurso en que la mejor bicicleta que venga a la FIL reciba un premio; tampoco, por cierto, abrir un espacio más próximo para ver los filmes que cada edición se proyectan en el Cineforo del país invitado. Ojalá se llegue a algo mucho más concreto. Por lo menos, creo, Padilla López se queda pensando. ®

Compartir:

Publicado en: FIL, Noviembre 2012

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Tania Lopez

    Hola donde puedo encontrar un ejemplar de La Bicicleta Epiplejica en gdl??