De Memento a Interstellar

Enfoques científicos en el cine de Christopher Nolan

No son pocas las referencias que se encuentran en las películas de Nolan a la historia y el desarrollo de la ciencia y la tecnología, vistos siempre desde una perspectiva que se pasea entre lo crítico y lo romántico.

Nolan.

Nolan.

El trabajo de Christopher Nolan se ha convertido en punto de referencia en el plano global cuando se habla de cine contemporáneo. Amado e idolatrado por muchos, detestado y fuertemente criticado por otros tantos, Nolan es ya desde hace tiempo uno de los personajes principales en el mundo del cine comercial estadounidense. Quien alguna vez comenzara su carrera siendo un director cuyo trabajo partía de los marcos más elementales de la gran maquinaria económica que es el cine con la introspectiva y casi artesanal Following (1998) en el ocaso del siglo XX, ha detonado el ingenio creativo que administra con solvencia la relación ya de por sí difícil entre arte y entretenimiento. Hoy cuenta con casi una docena de cintas que han colocado al director británico en lo más alto de la cúspide cinematográfica.

Para nadie es un secreto que en los trabajos de Nolan al paso del tiempo comienzan a asomarse ciertos rasgos característicos que caen incluso en la repetición y sobreexplotación del recurso argumentativo. Muchos son los cuestionamientos que se le hacen a Nolan en relación con su rimo de trabajo. Aunque esto es cierto, la calidad de sus producciones se mantiene en un elevado punto de equilibrio, y es quizás esta sobreproducción fílmica la que acentúa aún más los vicios, válidos o no, de este director. Entramados deductivos que en la mayoría de las ocasiones aparentan ser más de lo que en realidad aportan a la historia, culminaciones y desenlaces, que si bien no caen en lo simplista y predecible sí auxilian como tangente a muchas de las bifurcaciones que Nolan va creando en sus guiones. Los recursos musicales, importantes pese a ser casi imperceptibles, son tambien un lugar común en el cine de este director.

Ciencia, técnica y arte se entrelazan con marcada relevancia en el cine, el surgimiento mismo del séptimo arte representa en sí un evento relevante en el mundo de la ciencia. Sin embargo, Nolan acentúa y rinde de manera colateral un muy válido homenaje a distintos sucesos y posiciones científicas, que van por encima de la mera puesta en práctica de recursos tecnológicos.

Más allá de los aciertos y errores meramente técnicos de su trabajo, existe un enfoque desde el cual las películas de Nolan ganan adeptos y en el cual recae quizás buena parte de su éxito tanto en taquilla como de crítica. Hablamos de cierta inclinación casi pasional que este director tiene con respecto al mundo de la ciencia. No son pocas las referencias que se encuentran en sus películas a la historia y el desarrollo de la ciencia y la tecnología, vistos siempre desde una perspectiva que se pasea entre lo crítico y lo romántico. Es un hecho que ciencia, técnica y arte se entrelazan con marcada relevancia en el cine, el surgimiento mismo del séptimo arte representa en sí un evento relevante en el mundo de la ciencia. Sin embargo, Nolan acentúa y rinde de manera colateral un muy válido homenaje a distintos sucesos y posiciones científicas, que van por encima de la mera puesta en práctica de recursos tecnológicos en la realización de su obra.

Memento, 2000

El largometraje que catapultó la carrera de Nolan. Memento narra con magistral solvencia la historia de Leonard, un hombre que sufre de amnesia anterógrada, es decir, su memoria a corto plazo ha desaparecido a causa de un trauma cerebral. Sin embargo, posee memoria sensorial y recuerda cómo realizar las acciones cotidianas. Para recordar los sucesos de su vida crea un sistema usando fotos instantáneas para tener un registro de la gente con la cual se relaciona, dónde se hospeda y otros elementos básicos para el desarrollo de su vida. Además de las fotografías, toma notas y se tatúa pistas del asesino de su esposa, a veces demasiado ambiguas. Leonard busca vengarse del hombre que violó y asesinó a su mujer, y que le provocó su enfermedad, a la vez que se siente culpable por no haber creído en Sammy, otro personaje que sufrió su mismo problema.

Escena de Memento.

Escena de Memento.

Los temas principales de la película son la naturaleza de la memoria, la identidad, el tiempo, el recuerdo inconexo, la realidad, la manipulación y la venganza. Una historia compleja sin llegar a caer en excesos, la mejor tarjeta de presentación para un director que en aproximadamente dos horas mostraba su potencial al máximo. Ya desde aquí Nolan manifestaba su particular interés en temáticas de corte profundo, teniendo el rigor investigativo siempre como cimiento de la estructura narrativa de la película. Para muchos de sus críticos Nolan no ha sido capaz hasta hoy de replicar la originalidad y autenticidad de Memento. Parte verdad, parte añoranza de un trabajo independiente y carente de pirotecnia y efectos especiales gratuitos al que Christopher Nolan no parecería tener demasiado interés en regresar durante un buen lapso de su carrera.

The Prestige, 2006

Quizás uno de los trabajos más subestimados de nuestro director. La historia sigue a Robert Angier y Alfred Borden, magos teatrales rivales en Londres a finales del siglo XIX. Obsesionados con la creación de la mejor ilusión, se involucran en la competencia de superioridad con resultados trágicos. Pese a que el argumento de la película no parece tener relación directa con el ámbito científico, Nolan logra encajar con naturaleza y de manera sutil una de las disputas más famosas en la historia de la ciencia; la lucha que hacia finales de aquel siglo sostuvieron Thomas A. Edison y Nikola Tesla. Pese a que la cuestión es aparentemente poco relevante, para aquellos apasionados del tema resulta ser un gran acierto de Nolan que rescata de cierta forma algunas carencias en el guión de la cinta.

The Prestige.

The Prestige.

Angier viaja a Colorado Springs en busca de Nikola Tesla, interpretado magistralmente por David Bowie, para tratar de aprender el secreto de una de las ilusiones de Borden, y paga a Tesla para que construya una máquina de teletransportación. Angier se entera por el final del cuaderno de Borden de que ha sido enviado a una búsqueda inútil. Sintiéndose engañado, vuelve al laboratorio de Tesla para exigir su dinero, pero descubre que la máquina de Tesla crea una copia exacta de cada objeto y deja el original intacto. Tesla abandona Colorado Springs después de que su rival, Edison, envía secuaces que incendian su laboratorio, pero antes deja a Angier una versión mejorada de la máquina no sin advertirle que es mejor que la destruya. Pese a que no existe registro alguno de que Tesla haya trabajado alguna vez en un proyecto de esta naturaleza, el argumento de Nolan resulta apasionante para casi cualquier amante de la ciencia.

Inception, 2010

La película que elevó el trabajo de Christopher Nolan a una categoría superior. Inception marca un punto de quiebre en la relativamente extensa trayectoria cinematográfica del director. Hasta antes de su estreno en 2010 Nolan había ganado notoriedad y respeto como un director solvente en el cine comercial, pero quedaba pendiente la culminación de un argumento sólido, original y atractivo intelectualmente, más allá de lo realizado diez años antes con Memento. En esta película deja ver de lleno su lado más intenso como realizador. Vemos en la pantalla el espejo de muchas de sus grandes pasiones y obsesiones, la distorsión espacio–temporal, la ambigüedad del subconsciente humano, el distanciamiento familiar y el amor fragmentado.

Inception.

Inception.

Nolan no renuncia del todo a su naturaleza y cae durante la película en algunas de sus licencias habituales, especialmente aquellas que tienen que ver con los fuegos artificiales y la narrativa acelerada y suspensiva que convierten a Inception en una auténtica película de acción, aunque con un equilibrio casi perfecto entre todos y cada uno de sus elementos. La película camina por momentos en el área de la ficción científica y el cine de acción al más puro estilo de su director. Pero de alguna manera Nolan va llevando al espectador a un entorno en el que la ciencia y la técnica ocupan un lugar primordial en la historia. Inception trae a la mesa el añejo debate acerca del control del subconsciente. Un tema que ha apasionado a pensadores de todas las ramas a lo largo del mundo durante mucho tiempo. Algo solamente comparado en el cine a lo realizado años antes por Michel Gondry con Eternal Sunshine of the Spotless Mind.

Interstellar, 2014

Muchas fueron las expectativas generadas desde el momento en el que Nolan anunciara la culminación de su proyecto más ambicioso en el género de la ciencia ficción. Francamente las expectativas se cumplieron y en más de un caso fueron superadas ampliamente. La primera parte de Interstellar parecería todo excepto una película de ficción científica. El director encierra su argumento principal en una esfera asfixiante, llena de cabos sueltos, que a diferencia de muchas de sus obras previas no terminan de ser explicados a plenitud. Esto último le añade valor al desarrollo de la película. Nos situamos en un futuro cercano, o al menos eso es lo que se deja entrever al comienzo de la película, y a partir de ahí la historia se sirve de conflictos sociales y existenciales que se van entrelazando hasta mostrarnos un panorama frío y desolador. La crítica social tiene una fuerte presencia en la cinta.

Dentro del espacio, en Interstellar.

Dentro del espacio, en Interstellar.

Desde el ángulo científico la película pareciera no tener fisura alguna. El guión se trabajó en medio de un riguroso método investigativo que se asemeja a la naturaleza misma de su trama. Son evidentes las referencias que se tienen a 2001: A Space Odyssey, película fundacional del género realizada por Stanley Kubrick. Aunque a diferencia de aquella, Interstellar va más por el camino del sustento teórico y no tanto por la reflexión ontológica y la libre interpretación. La película aborda uno de los paradigmas actuales en el mundo de la ciencia, los agujeros negros y sus consecuentes viajes temporales. La teoría unificadora de la física en torno a universos paralelos también forma parte fundamental de la historia. Y como ya lo dejaba ver en su anterior producción, Nolan incluye una muy particular visión de la relatividad del tiempo y su dilatación. En conjunto, la película llega a ser un trabajo redondo, ciertos aspectos en la metodología de trabajo de su realizador apuntalan y sanean las carencias que tanto se le habían criticado a sus películas anteriores.

“Hablamos sobre cómo hacerlo, y luego me puse a trabajar en las ecuaciones que permitían el rastreo de los rayos de luz, ya que viajaban a través de un agujero de gusano o alrededor de un agujero negro así que lo que ves está basado en las ecuaciones de la relatividad general de Einstein”.

Nota: El físico teórico Kip Thorne fue asesor científico de la película, para garantizar que las representaciones de los agujeros de gusano y de la relatividad fueran tan precisas como fuese posible. “Para las representaciones de los agujeros de gusano y el agujero negro”, dijo, “hablamos sobre cómo hacerlo, y luego me puse a trabajar en las ecuaciones que permitían el rastreo de los rayos de luz, ya que viajaban a través de un agujero de gusano o alrededor de un agujero negro así que lo que ves está basado en las ecuaciones de la relatividad general de Einstein”.

Conclusión

El cine de Christopher Nolan ha polarizado el debate del cine comercial en los últimos años. Hablar de sus películas es entrar en la eterna discusión de si el arte puede llegar a estar directamente relacionado con la tecnología, la mercadotecnia y el entretenimiento puramente dicho. Nolan es un director al que se le pueden encontrar diferentes enfoques desde los cuales cabría analizar su trabajo. Y seguramente en algunos de ellos terminará mejor facturado que en otros. En este breve artículo únicamente se busca mostrar otro de los ángulos que se encuentran en el abanico de recursos con el que ha contado a lo largo de su carrera.

Es un hecho que Nolan, más allá de ciertos guiños a la industria del blockbuster, trata de apostar por proyectos elaborados, profundos en cuanto a contenido y ricos intelectualmente, a la vez que trata de establecer el perfecto equilibrio entre calidad, estilo y entretenimiento. La mejor reflexión en torno a la manufactura de su obra será la que cada uno pueda formarse manteniendo un análisis frío, analítico y objetivo. ®

Compartir:

Publicado en: Cine


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.