Desamodorrar la conciencia

Asuntos moneros, Jis y Volovich, Eko

Jis, Trino, Falcón y Eko, cuatro de los artistas gráficos mexicanos más destacados de los últimos tiempos han explorado con éxito el pensamiento aforístico. Aquí un justo recuento de sus trabajos, desde lo más reciente hasta algunos clásicos.

Apenas tuve la oportunidad de leer Asuntos Moneros. Cartas 1997-2009 (Sexto Piso, 2009), el libro en el que se reúne la correspondencia intercambiada entre los moneros Jis y Trino. Esta selección de cartas (aunque no sabemos si existan más cartas inéditas o si este volumen incluye todo el material existente) echa un poco de luz a la relación entre los dos caricaturistas, la cual en realidad se intuye desde sus colaboraciones de hace varios años. Desde el espacio compartido en La Croqueta, pasando, naturalmente, por el Santos y todos aquellos proyectos en los que firman juntos, lo que se puede intuir es un diálogo.

Desde que leí por primera vez el libro recopilatorio de La Croqueta (Editorial Posada, 1987), en donde además dibujaba Manuel Falcón en sus mejores años, me imaginaba a los moneros echando desmadre en un estudio en el que uno a uno se iban pasando el pliego de cartulina opalina para rellenar los espacios con gags, dibujos pachecos y tiras cómicas, aunque, de todas maneras, su metodología de trabajo era un misterio.

La interacción del entonces trío Jis-Trino-Falcón

Seguramente el tiempo ha cambiado la dinámica, pues cada uno ha formado una familia y colabora en diferentes medios, cada uno de manera independiente. Lo anterior se hace patente en Asuntos Moneros en la laguna que hay entre la carta fechada el 1º de julio de 1998 (de Jis a Trino) y la del 4 de agosto de 2009 (también de Jis a Trino). Es evidente que ambos dejaron de cartearse y que la correspondencia se reanuda a propósito de este libro, momento dividido por un cartón en el que los moneros entran en una espiral, un túnel del tiempo. Mientras que la primera parte es más cuidada, con mensajes más largos en los que los moneros platican sobre sus cuestiones habituales (pequeños detalles: sus partidos de futbol, discusiones sobre música, asuntos relacionados con su estudio, etc.), la segunda mitad —sobre todo aquellas cartas escritas por Trino— está realizada con más prisa, y los títulos de las dos primeras no pueden ser más reveladores: “¿Qué pasó?” y “Nos rebasó la realidad”. Esa interrupción abrupta y el cambio en el tono resultaron un poco irritantes al principio, aunque se entiende totalmente por una sencilla razón: el tiempo pasa, la gente crece y uno no vuelve a ser el mismo. De hecho, ¿quién tiene tiempo de enviarse cartas dibujadas en estos tiempos? (Es más: ¿quién tiene tiempo de enviarse cartas dibujadas en estos tiempos?)

Sirva lo anterior para comentar uno de los proyectos más recientes en los que se ha embarcado Jis, y, además, uno de los más interesantes en años: ilustrar algunos de los aforismos, frases y chistes pesados que con los que Ari Volovich actualiza sus cuentas de Twitter y Facebook.

Esta imagen pertenece al aforisbook “¿Por qué los ateos no contamos con esos espacios pomposos en donde uno puede sentarse a contemplar la Nada?”

Sus “Aforisbooks” se pueden leer aquí y acá, aunque la colaboración con Jis se llama “Blasfemias de un bufón apátrida”. Ari ha subido a su blog personal la primera muestra de esta colección de máximas misantropicales. Den click acá.

Hablando de aforismos, editorial Jus sacó recientemente una recopilación del trabajo de Héctor de la Garza, Eko. El libro se llama Aforismos y máximas (Jus, 2011) y es una absoluta maravilla. Las frases de Eko funcionan como anticonsejos de autoayuda, se trata de observaciones profundas de la realidad, más que recetas para vivir mejor. Estos aforismos funcionan de manera opuesta que los consejos de los best sellers: son madrazos a la cara para desamodorrar la conciencia. Uno va leyendo y va aprendiendo una lección o corroborando algo que ya sabía.

Cada una de las 365 máximas viene acompañada por grabados y dibujos del artista; imágenes que complementan o interpretan las frases. Mientras que el texto se encuentra dotado de filosofía y sabiduría, la imagen es poética, y conjugados resultan brutales. Eko no tiene miramientos en ofrecer cápsulas despiadadas. El lector autocomplaciente se sentirá ofendido, pues es fácil reconocerse en muchos de estos aforismos: lo mismo ha sido uno víctima que victimario, ofendido que ofensor, esclavo que tirano: “el mejor aliado es el que se rinde”, “tu derrota es que nadie te respeta”, “sólo estimo a quien me sirve”, “estás satisfecho porque no sabes lo que sucede”. El lector despistado creerá que no le hablan a él. Este libro es para sentirse aludido.

Una noticia magnífica: los tipos detrás de Pelafustán Cómics anuncian que editarán una antología de su trabajo, el cual se divide entre diferentes proyectos: el famoso Hitlercito Semanal, Pulpo Ojete, Perro, Gato y Ardilla, Asshole Archie, Esto No Es Vida, entre otros. La edición, por lo que comentan en su blog [http://hitlercito.blogspot.com/2011/02/antologia-de-pelafustan-comics.html], será limitada, así que hay que ponerse al tiro para conseguir un ejemplar de estos webcomiqueros, unos de los más singulares del medio y de los pocos verdaderamente alternativos. ®

Compartir:

Publicado en: Febrero 2011, Literatura gráfica


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Pata

    Hola qué tal… me emocioné cuando leí sobre La Croqueta, llevo años buscándola, lo que me obliga a preguntar… alguien sabe dónde puedo conseguirla o conocen a alguien que le gustaría vendérmela?
    Gracias y saludos!