El cine mojigato del otro Del Toro

Películas cristianas y aleccionadoras

Hay un director mexicano que se apellida Del Toro y se rumora que es pariente del famoso Del Toro de Hell Boy y otros éxitos del cine. Pero éste hace bodrios infames que pretenden moralizar y llamar la atención sobre las lacras de la sociedad.

En una tertulia literaria mi compadre Toño S. contó una anécdota: hace unas semanas, pasada la media noche, estaba buscando una imagen sensual en la televisión para autocomplacerse y poderse dormir. El zapping lo hizo pasear por diferentes canales de televisión, desde los de señal abierta para ver si veía por ahí a Ninel Conde o a Maribel Guardia conduciendo algún estúpido programa para desvelados, hasta los ya conocidos canales de películas por cable donde pasan escenas soft-porno muy noventeras o películas mexicanas picaronas, peor aún, demasiado ochenteras (imagínese usted los pelos en esa época).

Toño, ya cansado de no ver nada “bueno”, se detuvo en un canal de cine latinoamericano y se dispuso a cultivarse un poco en lo que a cine mexicano se refiere. Le llamó la atención una película, Punto y aparte, que contaba las historias paralelas de dos mujeres jóvenes que quedaban embarazadas de sus respectivas parejas, unos patanes irresponsables. Una pareja era pobre y la otra rica (ya sé que todo lo que acabo de contar es una obviedad pues en México sólo existen dos clases sociales y una sola clase de hombres). En fin, Toño empezó a darse cuenta del mensaje religioso en contra del aborto que se iba develando poco a poco en la película hasta volverse un descarado y repetitivo sermón cristiano condenando a aquellos que desean tener la libertad de decidir si quieren o pueden tener un hijo o no.

¿Qué hace pues que se produzcan, que se vendan, que se compren, que se proyecten y que se vean estas cintas? Haciendo un largo silencio, todos los asistentes coincidimos en que sólo Dios lo sabe y que así como en la viña del señor hay de todo, lo mismo pasa en los viñedos del cine.

Asombrado por lo que acababa de ver en televisión, Toño no pudo dormir esa noche. A la misma hora del siguiente día mi compadre, que es medio morbosón, puso nuevamente ese canal de películas en español y se encontró con una semejante, ahora la temática era el sida (Sida: Síndrome de la muerte) y la condena era para todos aquellos que andaban de calenturientos. Toño, muy asustado, apagó la televisión. Las tres noches siguientes no resistió la tentación que Dios le ponía y se chutó otras tres películas del mismo corte: una sobre la violencia contra las mujeres (Cicatrices), otra sobre las drogas (Drogadicto) y otra sobre prostitución (Mujer de la calle). Al cabo de una semana de cine cristiano Toño se percató de que todas las películas fueron dirigidas por la misma persona, un tal Paco del Toro. Toño buscó el nombre en internet y encontró que ese director ha realizado más de una veintena de video-homes que hablan sobre lo más ruin de la sociedad moralista: los chavos banda, el alcohol, el odio, la codicia, la lujuria, los chamulas y otros indígenas que no creen en Dios, la vida pasada de Yuri y su virus del papiloma, así como los temas de las películas ya mencionadas (aunque le faltó hablar del graffiti y del rock). Por si todo esto fuera poco, Toño descubrió que Paco del Toro dirigió la película de La Santa Muerte, una cinta taquillera de 2007 de la que ahora pienso que soy afortunada por no haber visto, aunque en su momento pensé que sería un interesante documento antropológico. Ahora me he enterado por Toño de que es acerca de cómo la fuerza de Jesucristo vence a la Santa Muerte, ese movimiento místico que anda atentando contra la religión del señor de los brazos abiertos. Lo mismo le pasó a uno de los asistentes a la tertulia, Julio R., con la película Secretos de familia, del 2009. También cabe destacar que Del Toro, sus películas y sus actores han sido nominados a premios seculares de la cinematografía mexicana por algunas de sus cintas y se rumora que es primo o hermano de Guillermo del Toro (esto es todavía un mito urbano).

Algunos asistentes a la tertulia recordaron haber visto alguna de estas películas, describiéndolas como muy “curiosas” por la manera tan maniquea de tratar los temas, al más meritito estilo telenovelesco de la televisión mexicana (véase Mujer: casos de la vida real, La rosa de Guadalupe, Cada quien su santo) y claro, de qué otra manera se pretendía llegar a los corazones del pueblo mexicano, educarlo, seguirlo evangelizando y funcionando como instrumento inquisidor. Otros de los asistentes a la tertulia, que para aquellos momentos ya no tenía nada de literaria, llamaron a este tipo de cine “curioso”, pero ahora por el hecho de que está tan pero tan mal hecho que no puedes dejar de verlo: errores de continuidad, malas actuaciones, música horrible, mala edición, mala escenografía… malo, malo, malo todo.

¿Qué hace pues que se produzcan, que se vendan, que se compren, que se proyecten y que se vean estas cintas? Haciendo un largo silencio, todos los asistentes coincidimos en que sólo Dios lo sabe y que así como en la viña del señor hay de todo, lo mismo pasa en los viñedos del cine. ®

Compartir:

Publicado en: Cine, Marzo 2012


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Juan

    Paula por tu manera de escribir te puedo decir que aunque los errores de continuidad, la mala edición, la mala escenografía, todo malo, no importa lo que importa en las películas ¿Es el mensaje no? tu no eres Dios y tu no sabes si una persona se quería suicidar y por ir a ver esa película se encontró con Cristo. No esperes a que te pase algo malo para buscar a Dios. Estudió cine y la verdad hay publico de todo pero ser cristiano no es una religión, la religión es lo que el hombre invento nosotros creemos en un salvador ;)

  • Lz

    ¡Uyuyuy queridos míos! He aprendido y me he divertido casi tanto con los comentarios como con el texto que los generó. Los comentarios me hicieron recordar aquella frasecita que Bolívar escribió en Jamaica en 1815: “Estamos dominados de los vicios que se contraen bajo la dirección de una nación como la española, que sólo ha sobresalido en fiereza, ambición, venganza y envidia…” Estimada Ann, como periodista y escritora que dice ser, 1) le recuerdo que periodismo no es sinónimo de crítica. Siempre hay espacio para la opinión personal bien planteada. Dicen Vicente Leñero y Carlos Marín que eso se llama crónica interpretativa, pero ¿qué sabrán ellos de periodismo, verdad? 2) le recomiendo que revise sus propios textos con atención. Siempre hay espacio para la innovación lingüística pero conviene usar esos útiles signos ortográficos llamados acentos. En fin, beati pauperes in spiritu.

  • Ann

    Estimada Paula Klein

    Mi comentario con relacion a tu critica es la siguiente:

    Considero como escritora y periodista que soy, las opiniones y juicios emanados de un colega son respetables, siempre y cuando tengan bases que sustentes sus dichos, cuando sus argumentos esten bien fundamentados.

    Lamentablemente tu critica refleja tu puntos de vista sustentados unicamente en tu “pobre opinion” porque el unico punto de referencia al que te atienes son el de tu amigo Tono y el tuyo, como si fueran especialistas de la materia y por lo que veo no lo son: nunca haces referencia sobre tecnica de la argumentacion, guion, fotografia, direccion, actuacion, etc. Son diferentes los puntos que se pueden analizar de una pelicula para definirla como buena o mala, antes de descalificarla.

    De hecho, en una parte de tu escrito mencionas “…También cabe destacar que Del Toro, sus películas y sus actores han sido nominados a premios seculares de la cinematografía mexicana por algunas de sus cintas…”
    Eso quiere decir que no deben ser tan malas las peliculas, puesto que han estado nominadas en ciertos festivales de cine en Mexico. (Tu misma te contradices).

    Lamentablemente tus comentarios estan dirigidos por tus prejuicios ( si contradice tu forma de pensar entonces esta mal, sin pensarlo dos veces). Si crees que por escribir puntos de vista vacios vas a ser periodista…pues…te deseo suerte.

  • Alejandro Rivas

    He vistto muchas películas de el si no es que la gran mayoría a pesar de que es un director Cristiano honestamente pienso que sus películas a pesar de tener buen tema le faltan algo muy caracteristico como lo son los efectos visuales como en la película de Secretos de Familia y La Santa Muerte personalmente sus películas a pesar de que son tragedias siempre ponnen algo muy característico de México como las clases sociales lo que me gustó de el es que es uno de los pocos que no tiene la necesidad de poner escenas softcore (como en el canal MP que pasan a la medianoche ) todo se suguire va por muy buen camino este director aunque dudo que sea pariente del mismísimo Guillermo del Toro si fuese su hermano por lo menos ya habría colaborado en alguna de sus películas como el Laberinto del Fauno o El Orfanato el que tenga mucha similitud con su nombre de ninguna manera quiere decir que tenga que ver algo con el

  • Mircea Stolen

    ¿Qué van a hacer cuando se enteren que Dios no existe? Vayan pensando porque se van a aburrir.

  • raulitto

    Eso necesita Mexico:
    Cine POSITIVO!!!

    Paula Klein: Si fueran películas de adolescentes groseros, charros enamorados, narco aventuras, o vedettes curvilineas, no dirías nada…. Deja de criticar!

    Cálmate! estas muy dispuesta a criticar creencias religiosas. Si no respetas otras ideologias, teniendo una apertura a formas de pensar distintas a las tuyas, no esperes que respetemos tu critica (mala, sarcástica y prejuiciosa).

    Yo ya vi la película que tu comentas, si, le falto producción, pero ES PROPOSITIVA!! y tu solo DESTRUYES.

    Voy a buscar las películas de Del Toro solo por ir en contra de tus palabras llenas de odio y juicio insoportable contra el buen pensamiento.

    EXITO del TORO!!!

  • Paola

    Que hay mala producción en las peliculas de el señor del Toro, es inegable, sin embargo es una valiosa aportación la que realiza, para llegar a las almas perdidas, expandiendo el mensaje de salvación de Cristo Jesus, si la gente retomara los buenos valores y vivera conforme a Cristo, ten pon seguro que la criminalidad disminuiría, es necesario que la sociedad vuelva a Dios y se arrepienta, queremos paz y armonia, queremos jóvenes sanos, sin drogas que estudien y se realicen, no en las mafias organizadas, y creeme que hasta estas alturas se que solo Jesucristo es el camino la verdad y la vida, ojalá hubieran más peliculas cristianas y ojalá se invirtiera más en ellas, para tener mejor calidad y mayor alcance, Dios les bendiga.

  • AD-

    Como alguien puede pedir valores de la religión, si es la principal causante de atropellos contra la humanidad. La biblia es uno de los libros mas violentos y pornográficos que se han escrito en la historia. El pueblo elegido por dios que entraba a los pueblos cercanos para matar a los que no adoraban al “Dios verdadero” o de la moralidad sexual mientras Abraham prostituía a su esposa o Lot que tenia insesto con sus dos hijas. O los cristianos “Ama a tu prójimo, pero odia al homosexual”. Si dios escribió la biblia, es uno de los peores escritores de la historia, nunca había visto tantas incoherencias y contradicciones, la saga crepusculo es una obra maestra comparada con ese bodrio de supersticiones, incluso hay mejores valores morales en la serie de libros de vampiros ya mencionado.

  • Jorge

    Me gusta apreciar obras apegadas a la realidad, eso de andar en cosas inexistentes me suena como un atolazo con el dedo pero en fin, cada uno sabe.

    Ojalá se promoviera el cine de valores de calidad.

    Si la gente escuchara lo que Dios quiere hacer con nosotros el mundo sería distinto. Y mira que ni soy fanático de la religión corrupta ni seguidor de Del Toro, sólo soy realista con buena voluntad.

    Éxito.

  • Paula Klein Jara

    Jorge:

    Gracias por su comentario.No tengo vergüenza de pensar lo que pienso ni de expresarlo. Creo que tanto su postura como la mía son válidas. Sí me asustan las adicciones y los asesinatos, pero me asusta más que sean retratados en el cine como si fueran “producto del diablo” y que se resuelvan leyendo la Biblia, cuando en realidad son producto de grandes y tristes problemas sociales, económicos, educativos, políticos y culturales del país.

    Respecto al cine de ciencia ficción, me parece un campo de estudio y opinión válido e interesante. La ciencia ficción es muy aprecido a la religión. Ambas son especulaciones de los orígenes y del porvenir de la humanidad y sus productos. Ambas son ficciones y ambas satisfacen las preguntas que todos nos hacemos. La cosa está en la manera de tratar los temas y de usarlos como pretextos para hacer un producto artístico cinematográfico (cosa que no hace el tal Paco Del Toro). Hay películas de ciencia ficción buenas y malas, igual que de religión y de valores.

    Jorge, si me ve en la calle, no corra; mejor huya de los ladrones, asesinos y drogadictos de cuello blanco que tanto mal hacen a este país. Váyase a su casa y vaya a ver otro tipo de películas de valores y contravalores (a manera de crítica), véase a Buñuel, Haneke, Lumet, Eastwood… vea mucho cine!!!!!!!

  • Jorge

    Es una pena que cuando se trate de valores todo el mundo afile su garras y cuando se trata de la inútil e improductiva ciencia ficción, casi todos lo alaban como si fuese algo constructivo. Y si la gente lo consume es porque necesita llenar los huecos que la sociedad y la humanidad actual cada vez ignora más.

    Mi querida Paula Klein Jara, si a usted no le asusta la cantidad de adiciones, de asesinatos y tantos cánceres de la sociedad, seguramente cuando la vea en la calle correré a esconderme.

    Vergüenza!