Estampas izquierdistas

Entre la ignorancia y la sinrazón

El juego de la diputada, los intolerantes nenes del 132, la estatua del dictador azerí en el D.F., los delitos impunes de los normalistas que rechazan las clases de inglés y computación, la imposición lopezobradorista de líderes en los comités estatales de Morena… Un delicioso mosaico de la izquierda mexicana.

La chica radical

Carla Morrison © Ana Paola Castañón

En septiembre pasado la cantante pop Carla Morrison subió al escenario del Festival 212 en Guadalajara, organizado por la estación de radio RMX, con un cartel que decía “Peña Nieto no es mi presidente”. Antes de entregarse a su dilecto público gritó esa misma consigna. La oriunda de Tecate se sumó en mayo al movimiento #YoSoy132 y hace unos días declaró que ya no colaboraría con Televisa pues, dijo, “esa empresa distorsiona la información”. Lo que no se sabe es si la cantante de voz pueril, insufrible, llegó a esa conclusión por discernimiento propio o se lo dijo Attolini antes de aceptar la oferta de Foro TV o, acaso, el guerrillero de sofá y productor de telenovelas Epigmenio Ibarra (aquí su última declaración: “Hablo de los que no nos resignamos, ni rendimos, de los que sentimos como un agravio vivo e imperdonable lo que en nuestro país ocurre a diario. De los que durante seis años sostuvimos: Felipe Calderón Hinojosa no es mi presidente y que hoy decimos Enrique Peña Nieto no lo será tampoco”; Milenio, 26 de octubre de 2012). La artista —que también aparece en la película Hecho en México, producida por los dueños de Televisa— dijo también que “es importante que la gente sepa que yo estoy con ellos, que yo soy parte del pueblo, que yo vengo de allí” (El Informador, 24 de octubre de 2012). No puede decirse que no es consciente de su enorme trascendencia.

#YoSoyForoTV —o Tercer Grado para los 132

http://www.youtube.com/watch?v=K4hvDFLOXV8

Aún no se transmitía el primer programa de Sin filtro —el domingo 28 de octubre— en el que participaron, ente otros hipsters, Antonio Attolini, por Foro TV —canal de Televisa—, y este integrante original del #YoSoy132 ya había sido puesto rápidamente en la picota por los puros y legítimos —y muy contados ya— miembros de ese movimiento que se alineó con el apóstol López Obrador y con el sindicalismo corrupto de Martín Esparza, la CNTE y otros grupos falsamente progresistas, y que además exige la “democratización de los medios”, entendiendo por esto una vuelta a un control oficial que ni siquiera el antiguo régimen priista llegó a ejercer totalmente. ¿Quién los entiende? Ni ellos. Como dijo Emilio Azcárraga en su cuenta de Twitter: “Cuando abrimos, porque abrimos. Cuando no abrimos, porque no abrimos. Yo a favor de la apertura #SinFiltro”. Los más radicales de ese disminuido movimiento —tan exaltado por intelectuales castro-chavista-obradoristas como Elena Poniatowska, que cobra en Televisa por sus apariciones con López Dóriga, y Pablo González Casanova— deberían aceptar la oferta que les hizo hace unos meses el Ejército Revolucionario del Pueblo: ¿De veras quieren hacer la revolución? ¡Órale! ¿O se conformarán los nenes con arrojar huevos a los periodistas que detestan? ¿Con estúpidas acusaciones de “¡Asesino!” a Nicolás Alvarado porque su programa cultural (sí, cultural) Final de partida se transmite también por Foro TV? (“La nada Dichosa palabra”, El Universal, 26 de octubre de 2012.)

¡Si hay clases de inglés habrá revolución!

Sigue congelada la investigación sobre el asesinato de Gonzalo Rivas Cámara, quemado vivo por los normalistas de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, que incendiaron la gasolinera donde él trabajaba. Para éstos solamente importan sus propios muertos y reclaman justicia exclusivamente para ellos. Hay muertos que valen y otros que no, como es el caso del empleado que perdió la vida el 12 de diciembre de 2011 tratando de sofocar el incendio y salvar vidas. No hace mucho los normalistas de la Normal Rural Vasco de Quiroga, en Tiripetío, Michoacán, secuestraron y quemaron autobuses. El lunes 29 de octubre escribió Gil Gamés en su columna “Uno hasta el fondo”:

Gil subió el telón de la semana con la lectura de las declaraciones del secretario de Educación, José Ángel Córdova, respecto de las arduas negociaciones que las autoridades educativas sostuvieron con los maestros normalistas de Michoacán. Hasta donde Gamés pudo percatarse aquello fue la pera en dulce de los mentores, o como se llamen los normalistas.

La idea de negociación del secretario Córdova es un poco rara, vean si no, Gil lo leyó en su periódico Reforma: los normalistas tomaron las instalaciones de sus escuelas y realizaron un paro desde el 10 de septiembre, secuestraron cien camiones, 21 empresas sufrieron el robo o destrucción de vehículos de líneas de autobuses, de Pepsi, de Coca Cola, de la Comisión Nacional del Agua, del Inegi, del DIF. Cosa que se movía con ruedas los muchachos se la llevaban a los patios de sus escuelas. Como vieron que resistía fueron a llamar a otro elefante y los maestros secuestraron una pipa de gas Global de 7 mil litros y amenazaron con hacerla estallar.

La noche que las policías federal y estatal decidieron desalojar las normales de Cherán, Arteaga y Tiripetío, fueron recibidas con petardos, bombas caseras y quemazón de camiones. A cambio de todo este menú de delitos, los mentores, mju, recibieron premios inesperados. Para empezar, ni un alma permaneció en prisión. El pago de una fianza fue suficiente para que los 49 maestros obtuvieran su libertad. La verdad: qué raro es todo [“Doblar las manos”].

¿Qué quieren los normalistas? Defender el derecho a heredar sus plazas, trabajar en ciudades y no en pueblos, y, últimamente, que no se impartan clases de inglés y computación porque son armas del enemigo neoliberal. Y aun así se atreven a invocar el espíritu que animó a los estudiantes del 68.

La senadora y la diputada

Layda Sansores

La senadora por Movimiento Ciudadano Layda Sansores juega Diamond Mine en su iPad mientras se discute la reforma laboral. Así se justificó con el reportero de Animal Político que la grabó: “Estaba yo en el tedio de no saber qué hacer. Había tuiteado toda la parte emotiva, emocionante, de lo que estaba pasando, informando a los campechanos. Y como no había nada qué hacer… Estaba muy cansada porque llevábamos desde las 8 de la mañana en el Senado, pero de eso no se habla. Pero además el debate que no es debate, porque esto ya estaba decidido, es un show. Para qué sirve el debate, no sirve para nada, nada más para cubrir un ritual”. También le dijo a Francisco Sandoval: “Yo juego con una maquinita en una computadora, ellos están jugando con el destino de los trabajadores… ése sí es un juego criminal” (Animal Político, 25 de octubre de 2012). En descargo de la senadora y representante del pueblo bueno debe decirse que la diputada panista Mariana Gómez del Campo también aprovechó un momento de la discusión sobre transparencia sindical para reafirmar los lazos de amor con su novio.

La estatua del dictador

Heydar Ailyev en Chapultepec

Heydar Aliyev fue líder supremo de la República Socialista de Azerbaiyán de 1969 a 1982 y después, a la caída de la antigua Unión Soviética, presidente de Azerbaiyán de 1993 a 2003, año en que muere y es sucedido democráticamente, desde luego, por su hijo Ilham Aliyev. Miembro de la policía secreta de la URSS y primer secretario del Comité Central del Partido Comunista, Aliyev mandó al paredón a funcionarios y obreros acusados de corrupción. Zalamero, regaló a Leonid Brézhnev —presidente soviético de 1964 a 1982— un ostentoso anillo de diamantes valuado en 226 mil rublos (unos ocho mil dólares). En 1987 Mijaíl Gorbachov obligó a Aliyev a renunciar a su cargo de primer diputado del primer ministro de la Unión Soviética por acusaciones de corrupción. No importa, hoy su memoria ha sido reinvindicada por la burocracia perredista de la Ciudad de México, que colocó el pasado 22 de agosto en Chapultepec la estatua del dictador obsequiada por su autocrático hijo Ilham, a quien le gusta regar estatuas de su padre por el mundo. Hay más de cien en su propio país y catorce en ciudades de Asia, Europa central y el norte de África. La de México es la primera en América Latina —había una en Niágara, Canadá, del dictador y su hija, que fue retirada en septiembre pasado.

Ahora nomás falta que los gobiernos de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Corea del Norte sigan el ejemplo de la república azerí. [Véase este artículo: “Seis veces pidieron al GDF frenar estatua de dictador”.]

La Morena impura

En su gira por varios estados de la república para preparar la transustanciación de Morena en partido político Andrés Manuel López Obrador ha sido fuertemente cuestionado por imponer a líderes desvinculados de ese movimiento. Hasta el 28 de octubre en Campeche, Colima, Zacatecas, Aguascalientes, Nayarit, Baja California, Hidalgo, Morelos, Sonora y Durango integrantes de Morena le reclamaron airadamente al Apóstol los arbitrarios nombramientos. En Zacatecas, por ejemplo, dice un reportaje de Liliana Padilla, “jóvenes del #YoSoy132 reclamaron a López Obrador espacios en el comité estatal y denunciaron que la dirección de Morena quedó bajo el control de la familia Monreal”. El Peje, ducho en salirse por la tangente, hacía caso omiso de los reclamos y pedía que mejor trataran de evitar que el nuevo partido político cayera en prácticas como el caciquismo, el amiguismo, influyentismo, nepotismo, sectarismo o clientelismo —es decir, en todo lo que ya ha incurrido Morena por obra y gracia del propio líder. Cínico como es, López Obrador pidió en Aguascalientes a quienes protestaban “no ventilar sus diferencias para evitar que los medios, particularmente Milenio, los manipulen”. Y añadió que “si alguien quiere hablar mal de Morena, tengan seguro que van a contar con espacios en medios de comunicación, se van a hacer hasta famosos, hasta en el canal de las estrellas van a salir, sólo que se van a ir al mismo tiempo al basurero de la historia”. El que acabará más pronto que tarde en tan colosal basurero será el propio Apóstol, que muestra un día sí y otro también su origen priista y su irritante talante antidemocrático. ®

Compartir:

Publicado en: Insolencia, Octubre 2012


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Listo.

  • John Himself

    No puedo tener acceso a los links ¿podrías re-subirlos?

  • Gracias, Jonathan, ya está funcionando ese hipervínculo. Saludos.

  • Jonathan

    Señor Rogelio, déjeme señalar que su link de “Doblar las Manos” está roto o (en el peor de los casos, se lo sacó de la manga). Espero arregle ese contratiempo y le envío un cordial saludo.