Keko Buenavista: El corazón manda

Esa zona nebulosa en la que rigen las emociones

El corazón manda es un libro que recoge el trabajo del artista y tatuador Keko Buenavista, quien establece un fructífero diálogo entre dibujo y texto alumbrando una obra muy original en su conjunto.

En este diálogo interdisciplinario los dibujos, esquemáticos y muy expresivos, ilustran pensamientos, poemas y juegos de palabras escritos por el mismo Buenavista. Y viceversa. Del mismo modo, estos poemas ilustran ideas expresadas en dibujos de sintéticas líneas, trascendiendo el concepto convencional de texto ilustrado y logrando una intensa interacción entre imágenes y poemas, cuando no forman una unidad indisociable al utilizar las páginas del libro abierto como un lienzo.

Ambos, dibujos y poemas, reflejan el poderoso y folclórico mundo interior de este artista nacido en Barcelona, pero que ha recorrido buena parte de la geografía española con su máquina de tatuar y sus pinceles, hasta establecerse desde hace unos años en un pueblo de la sierra de Guadarrama, en los alrededores de Madrid.

El proyecto del libro nace a partir de las horas aparentemente muertas que Keko Buenavista invertía en trasladarse en tren desde la sierra al centro de Madrid, donde ejerce su oficio de tatuador en un estudio.

El resultado de estas travesías en tren es un peculiar libro de bocetos de más de 400 páginas, realizado con un lenguaje visual que resume sus exploraciones plásticas con la línea, utilizando la síntesis propia de los motivos del tatuaje y aderezado todo ello con una poesía de carácter experiencial, sencilla en sus presupuestos y que llega directamente, como un gancho de boxeador al hígado, a esa zona nebulosa en la que rigen las emociones.

Buenavista traza en El corazón manda (Madrid, 2015) un itinerario visual de poesía plástica acompañada de una parte de su obra pictórica, con una clara vocación underground al ser un ejemplar que ve la luz en régimen de autoedición y con una distribución totalmente independiente.

De hecho este volumen, más que un libro al uso de explotación comercial como tal —no se encuentra en librerías—, se presenta al público en el marco de exposiciones en las que el artista exhibe tanto los dibujos y poemas que aparecen en el libro como lienzos que forman parte de su quehacer dentro de la plástica.

El tema principal del libro son los caprichosos, engañosos y difusos temas del corazón —justo ahí donde idealmente ubicamos el origen de los sentimientos amorosos y sobre todo del desamor—, y a pesar de que el volumen en conjunto respira cierta frescura naïve no es un libro ingenuo o que peque de inocente, puesto que alude a ese tipo de sentimientos utópicos que al final acaban resultando tan reales o irreales, qué más da, como la vida misma.

Buenavista, el artista.

Buenavista, el artista.

Lamentablemente, como apunta Buenavista, el mundo funciona de otra manera, más materialista y despiadada, y los poemas terminan habitando ese espacio de quimera o utopía, de reclamo cósmico por la idea de absoluto que nunca se materializa.

La lectura relajada de El corazón manda propicia un proceso de identificación a raíz de situaciones en el terreno de las relaciones personales que todos hemos vivido de algún u otro modo, puesto que en general este material emocional proviene de la parte más desnuda e interna de Buenavista, ofreciéndonos toda una cartografía afectiva personal en la que el dibujo adquiere mucha importancia y peso por sus cualidades expresivas. Además, la tipografía usada es la propia letra del artista, quien transcribió a mano para este libro cada uno de los poemas en su correspondiente caja de texto.

La portada.

La portada.

Nos movemos por terrenos en los que el corazón brilla por su libertad y su vehemencia pasional y de repente se crea una jerarquía, que no es tal, con todo ese ejército de corazones claudicando ante el gran dictador caricaturizado Adolf HEARTler.

El corazón manda se convierte así en un ensayo de filosofía mundana, lleno de sentido del humor, de ternura y dagas envenenadas, que bebe de las experiencias directas del artista, quien por ese motivo se arriesga a la exposición al ridículo sin miedo y de manera sincera, con una sonrisa, dejando que el agua fluya directamente desde el grifo del espíritu.

Keko Buenavista, cuando logra conectar con el modo atento y la mente en blanco, crea un lenguaje específico para ilustrar su bullicioso mundo interior, construyendo una obra original que rebosa frescura y simpatía. De ese material está hecho este libro, que despide al lector con un amable Gracias por su visita. ®

+ info sobre el artista: instagram: mr.kekobuenavista

Publicado en: Arte

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.