La última del año

Ideas y sexo para mentes superiores

Una vez más como lo ha hecho desde el comienzo, Rafael Toriz nos regala con los mejores hallazgos del universo digital: literatura, sensualidad, ideas y un extraordinario sentido del gozo inteligente.

© Scarlett Hooft Graafland

Ahora que estamos decembrinos. Y buena parte de la población se siente compelida a endeudarse con ahínco y gastar en pendejadas, conviene revisar un libro extraordinario de Natalia Ginzburg, un pequeño temblor trepidatorio que pone en perspectiva Las pequeñas virtudes; libro que mezcla, con sobrecogedora naturalidad, al ensayo con la estampa y la autobiografía: postales intelectuales cargadas de corazón.

Empeño mi espada: no saldrán indemnes de la lectura.

“Ítaca y más allá”. Uno de los libros torales de Claudio Magris, ensayista que no pocas veces alcanza la maestría. Para lectores extremos.

Tener sexo. “The satisfaction of hunger has first place in the hierarchy of human needs, and it is quite easy to understand why the sexual myth has arisen in the civilization which began producing surplus food like no other before it”, sostiene Czeslaw Milosz en un ensayo conflictivo, entendiendo al sexo como un mito escurridizo y una necesidad política. Para él, como para nosotros también, no hay nada extraño en que una mujer hermosa nos excite; por el contrario, el hecho de la super abundancia de los cuerpos lo mueve a lúcidas reflexiones al respecto del derecho del placer en hombres y mujeres; a bordear de alguna manera la esencial heterogeneidad del orgasmo. Puedo haber leído muy apresuradamente, pero tengo la impresión de que su ensayo nos invita a encuerarnos sin tapujos.

Y ya andado por el barrio, recomiendo no perderse la interesante reflexión a cargo de Forrest Wickman —autor de ensayos deliciosamente disparatados— al respecto de Marx y las prostitutas, quien por cierto veía en el oficio más viejo del mundo una víctima del capitalismo, “una expresión específica de la prostitución del trabajador”, idea con la que su compadre Engels no podía sino coincidir al sostener que la prostitución es algo que deshumaniza “a las mujeres que se venden y a los hombres que las contratan”. Para Engels, siempre tan analítico, el matrimonio puede ser considerado una forma de la prostitución.

Ante tantas y tan variadas ideas, no me queda sino consignar el texto, que se defiende solo.

Y por si alguien se estaba preguntado rabiosamente qué es el naturalismo, a sólo un click podrá tener una definición contundente y precisa para paliar su duda. A quien esto escribe le ha resultado una explicación gozosamente breve y luminosa.

Un mixtape a cargo de Caribou, para acompañar alguna posada muy prendida. Confiamos en que no defrauden al escucha (si no les gusta, pueden recurrir a un clásico de nuestro tiempo o directamente volver a Ray Coniff, que digan lo que digan siempre acaba por imponerse).

Para aquellos enfermos de nostalgia a quienes estas fechas les parten el alma o les multiplican indefectiblemente la experiencia de la soledad, desafortunadamente no puedo ofrecer ningún consuelo, salvo intentar sobrellevar sin amarguras ese sol oscuro a través de las desencantadas Prosas apátridas de Julio Ramón Ribeyro, joya inencontrable que alumbra la existencia con sus ósculos sagaces: “En la vida, en realidad, no hacemos más que cruzarnos con las personas. Con unas conversamos cinco minutos, con otras andamos una estación, con otras vivimos dos o tres años, con otras cohabitamos diez o veinte. Pero en el fondo no hacemos sino cruzarnos (el tiempo no interesa), cruzarnos y siempre por azar. Y separarnos siempre”.

Pero como también la luz es importante en esta esquina consignamos una entrevista diurna con Leila Guerriero al respecto del periodismo narrativo. La chica, desde luego, arroba por su claridad y sencillez.

Y porque a veces los cachondos duendes de la redacción nos suprimen los enlaces, volvemos a colgar La famosa invasión de Sicilia por los osos, un libro que quisiéramos que todo mundo leyera.

Lorenzo Mattoi. Una de las mayores inspiraciones de Art Spiegelman.

Y para estos fríos invernales, nada como un poco de combustible para la mano, ya que si no abate el hambre cuando menos la distrae. Una selección navideña más generosa que Santa Clós.

Pobrecitos poeta que era yo. Why do poets spend more time waiting than writing? No te pierdas este divertido artículo (sobre todo si tú también eres un haragán consumado, es decir, un poeta de tiempo completo).

Como remedio para tu mal de amores, recetamos al ínclito Nicanor Parra (a quien todo premio, por lo demás, le viene guango).

El libro de las ciudades perdidas. Un viaje alucinado por esas calles que nunca caminaste, donde habitan todos los que fuiste y algunos de los que serás. Un periplo por la dimensión desconocida.

La vida emocional de los objetos o del porqué existen páginas que hacen del diseño un arte sublime y fatal. El diseño de la página es ya un pretexto para alegrarnos de vivir en el presente. Si te armas de un poco de paciencia, te vas a enganchar con su combinatoria.

“Yo soy el único que no hice el peregrinaje hasta Victoria Ocampo porque el olor de sus millones me cae mal”. Por frases tan geniales como ésa es que queremos tanto a Witold Gombrowicz.

“Cuando se pasa una cierta edad ni siquiera hay tragedia. Lo que queda es a unos el alcohol, a otros la droga o la rutina” fueron las palabras de Michi Panero, veinte años después del célebre documental El desencanto, radiografía de una generación y crudo testimonio de lo que la literatura, como experiencia tóxica y fascinante, puede desencadenar en una familia de espíritu aristocrático.

Podría citar innúmeras perlas de agria lucidez, pero creo que un verso de Leopoldo María Panero puede ser muy buen anzuelo:

Mi corazón temblaba y no era un sueño
Fueron muriendo todos los soldados de la guardia del rey
y mi corazón seguía temblando.

Cómo nacieron las estrellas. Doce leyendas brasileñas contadas por Clarice Lispector.

Un gran abrazo para todos. Con el firme deseo de que, pese a las inclemencias del tiempo, sigamos con vida el año que viene.

¡Albricias y colaciones!

Pura piel ®

Compartir:

Publicado en: Diciembre 2011, Wünderkammern


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.