Libros y autores

Grandeza de la literatura infantil y juvenil

El libro y los niños. Ilustración de www.themoatblog.com

La idea que tienen muchos acerca de estos géneros es que son menores, de fácil construcción, con recursos narrativos básicos y, lo que es peor, con lectores que aún no tienen la capacidad para discernir y analizar las grandes obras literarias, por no decir que en ocasiones los niños y los jóvenes son tratados como idiotas por los autores.

Cara a cara sobre el fango

Monsieur Ari Volovich.

En lo personal, me quedo sobre todo con los textos de más largo aliento, aquéllos en los que no sólo está el Volovich suspicaz e irónico de aforismos y prosas, sino también el narrador pulcro y resuelto que brinda a Jet Lag las que sin duda son sus mejores páginas.

Cien años de misoginia

El escritor Gabriel García Márquez y el dictador Fidel Castro.

Hay cuentos en los que las protagonistas tienen muertes trágicas, que se prolongan en el tiempo y el espacio, y comparten un elemento en común —más allá de la necesidad del autor de hacer que sus personajes del género femenino sufran y sufran de verdad—: el estoicismo.

Aquí se vive con mucho miedo

Aquí da miedo...

Con más de veinte años en nuestro país, y sin olvidar su origen caribeño, Odette Alonso transita sin ninguna dificultad de un registro narrativo a otro para mostrarnos en Hotel Pánico la miseria que viven sus personajes en ambas naciones.

Genealogía de la soberbia intelectual

Enrique Serna. Foto © El Siglo de Torreón.

En el panorama de la literatura mexicana actual él se mueve despacio. Una cautela casi invisible en cuanto a presencia en los medios. No así con su obra. Digamos que lo suyo es reptar del cuento a la novela. De sus columnas en distintos medios periodísticos a sus polémicos ensayos. De cualquier manera Enrique Serna siempre aparece.

La poesía me gusta lejos del sexo…

Federico Andahazi. Foto © www.Imneuquen.com.ar

Esta magnífica entrevista de Toriz a Andahazi se realizó tomando en cuenta no sólo su trayectoria literaria y su prestigio profesional, sino también su carácter de explorador asiduo a los delirios de la carne de la sociedad argentina. Fascinante.

Los ochenta de Hugo Gutiérrez Vega

Hugo Gutiérrez Vega. Foto © lenouscultura.com

Se fueron Juan Gelman y José Emilio Pacheco y se les rindieron sendos homenajes póstumos. Nos quedan los poetas Gabriel Zaid y Hugo Gutiérrez Vega, que festejan sus ochenta años. ¿Es necesario cumplir tal edad o que la materia imponga caducidad para que un poeta deba ser reconocido, laureado?

Adiós a Ernesto Flores

El maestro Ernesto Flores. Foto © Giorgio Viera/UdeG.

No sólo fue un maestro muy querido, que tuvo legiones de alumnos y discípulos agradecidos, sino un fino hombre de letras, un gran animador de la vida musical de Guadalajara e incluso un buen funcionario cultural, algo que en nuestro medio casi siempre ha sido, por desgracia, la excepción y no la regla.

Juan Gelman, poeta, no personaje

Gelman. Foto © www.diariodecultura.com.ar

Una mano sobre la mesa corta todo intento de iniciar el diálogo. El poeta baja un poco la mirada, que pareciera languidecer, pero quizá sólo ha sido para retomar fuerza cuando levanta el rostro y mira directo: de los ojos semicaídos no sale más que firmeza.

Sexo en China

La historia de la sexualidad en China.

Un acercamiento voluptuoso que alimentó la creación de un refinado erotismo en la descripción y práctica de “las artes de alcoba”; el gigante milenario visto a través del estudio de su sexualidad.

Highslide for Wordpress Plugin