MANIPULACIÓN GENÉTICA HUMANA

La utopía discordante del hombre artificial

Nos encontramos en un punto medular en el desarrollo de la tecnología genética humana. En un futuro, puede que las personas de hoy seamos divisadas como una generación bisagra que tuvo la oportunidad de decidir acerca del presente y el futuro de generaciones venideras.

La condecoración en 1962 con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina para el biólogo estadounidense James Dewey Watson y el biofísico británico Francis Crick por sus investigaciones relacionadas con la estructura del ADN representan icónicamente el punto de partida de la ingeniería genética, también llamada biotecnología. Aunque las investigaciones relacionadas con el ácido desoxirribonucleico (ADN) procedían ya desde mediados de los años cuarenta, este reconocimiento vino a dar la validez irrefutable que los científicos y los investigadores involucrados en la ingeniería genética tanto habían buscado, en especial a causa de las severas críticas y cuestionamientos que sus teorías provocaron en un principio.

Tomar las aportaciones de Watson y Crick, así como del gran número de investigadores que trabajaron a la par de ellos, como simples tendencias tecno-científicas que pasan de largo en el imaginario colectivo y que mantienen distancia con la realidad más próxima del individuo común, es por sí mismo un error que la sociedad actual no puede darse el lujo de cometer. La ingeniería genética o biotecnología ha adquirido como por antonomasia un poder fáctico que la lleva a establecerse como la directriz dominante en la ciencia contemporánea. Su uso y aplicaciones son ya parte de nuestra vida cotidiana, nos topamos con sus efectos en todo momento, aun y cuando la gran mayoría lo ignoramos.

Si los dos últimos siglos (XIX y XX) estuvieron dominados en materia de ciencia y tecnología por la física y la química, respectivamente, todo parece indicar que la manipulación genética está destinada a establecerse como la corriente científica que marcara la pauta de la investigación experimental en este naciente siglo XXI. Con más de cincuenta años de historia a sus espaldas, la biotecnología se ha logrado abrir paso en el estricto mundo de la ciencia, adquiriendo cada vez más valor y reconocimiento, al grado de ser ya referida a la par de los mayores descubrimientos de su inagotable historia.

Si los dos últimos siglos (XIX y XX) estuvieron dominados en materia de ciencia y tecnología por la física y la química, respectivamente, todo parece indicar que la manipulación genética está destinada a establecerse como la corriente científica que marcara la pauta de la investigación experimental en este naciente siglo XXI.

Desde hace por lo menos un par de décadas se han venido divulgando los resultados obtenidos tras diversos experimentos relacionados con la manipulación de genes en personas, o por lo menos de experimentos en animales con miras a una posible aplicación humana, generando con ello reacciones de lo más diversas, expuestas por personajes igualmente dispares. Lo que es importante tener en cuenta es el hecho de que estos procedimientos están teniendo lugar cada vez con más frecuencia y consecuente aceptación. Así, resulta sensato ubicarnos en el epicentro de este debate científico-ideológico, buscando provocar una reflexión objetiva que nos permita entender su trasfondo, basándos en la información fehaciente y no en la espesa nube de ignorancia que envuelve al tema.

De la manipulación genética a nivel germinal en seres humanos conocemos muy poco, esto si lo ponemos en comparación con lo que ignoramos de ella. En el mejor de los casos, los miembros de una población, ajenos a su estudio, tienen una idea muy generalizada de lo que representa este tipo de investigación científica, aunque esa preconcepción está limitada a versiones poco claras que han escuchado o leído en más de alguna ocasión.

A la larga, esto se convierte en una madeja de contrariedades que se va acrecentando a medida que los procesos de la biotecnología humana ganan terreno en nuestra sociedad global. Las personas, al haber aceptado como válida la visión positivista de la ciencia, la cual justifica su estudio y aplicación desde su orientación más pragmática, se rehúsan a siquiera pensar en ella como un medio de control manejado por intereses de una sustentabilidad poco clara, pero una pretensión económica incuestionable.

De ahí es que surgen los pronunciamientos de quienes demandan una regulación jurídica bien definida en torno temas como la clonación y sus derivaciones, pues está claro que al modificar los procesos reproductivos de hombres y mujeres la cuestión rebasa los límites puramente científicos, replanteando desde su estructura elemental, la concepción filosófica, sociológica, histórica y hasta dogmática de la existencia humana, dando paso a lo que hoy percibimos como el siguiente nivel en el escalafón evolutivo.

Refiriéndonos de manera particular a la clonación y los procedimientos médicos existentes en la actualidad, que encuentran su campo de aplicación en la reproducción humana, habrá que tocar por lo menos un par de cuestionamientos críticos en torno a ellos. Por principio de cuentas, y quizás el punto más importante en su análisis, encontramos el sustento argumentativo de su implementación. Sin pretender exponer un punto de vista que se perciba como el de un sujeto renuente al progreso científico, la pregunta principal que me gustaría plantear es: ¿La ingeniería genética es un medio por el cual el hombre encuentra la posibilidad de reducir riesgos y mejorar su calidad de vida? O por el contrario, es sólo un mecanismo que responde a la presión constante de un sistema que busca suprimir su individualidad a cualquier precio.

Lo cierto es que la idea de un proceso reproductivo manejado a voluntad por el hombre es ya de inicio una concepción utópica que hace tambalear a los conceptos de la ética social y científica. Otorgarle al hombre el privilegio de detentar la crianza de futuras generaciones crea dudas incluso en los más optimistas. El hombre, de un ego que lo desborda en todo momento, se topa de pronto con la oportunidad de manipular la vida misma. Mientras tanto, el grueso de la población, relegada al papel de simples espectadores, acata con obediencia y resignación las decisiones tomadas por un exclusivo grupo de personas que se han hecho del poder por vía de un cientificismo mal interpretado.

Que la vigencia del humanismo como escuela predominante en la educación y culturalización del hombre ha llegado a su fin es algo que pocos pueden atreverse a cuestionar. Y tal vez es de aquí de donde se valen los genetistas, al menos aquellos que pueden presumir de un sentido medianamente examinador, para defender su postura, argumentando que el hombre ha subsistido bajo el dominio de las ideas iluministas nacidas con el humanismo, las cuales no han hecho más que fundar en él una profunda insatisfacción existencial.

Por tanto, conceptuar a la biotecnología como un medio de domesticación absoluta carece de toda justificación moral, pues de ser así, esto no sería sino la continuación a un modelo amansador que reprime la naturaleza misma de los seres humanos. Animales de lujo, según algunos filósofos, pero animales después de todo. Los demonios de la subyugante edad media parecen seguir estando presentes a varios siglos de distancia.

Los valores moralistas de la religión, que predominaron en el Medioevo, fueron remplazados por los de la sofisticación intelectual del humanismo renacentista; a su vez, éstos han sido ya enterrados por los de una cultura que se escuda en el progreso, en la cual predominan el individualismo y la añoranza del éxito material. Se ha fracturado el eslabón inconstante de la evolución darwiniana, habrá surgido, pues, el nuevo superhombre, que no es sino la materialización de los anhelos perfeccionistas de sus autores.

Que la vigencia del humanismo como escuela predominante en la educación y culturalización del hombre ha llegado a su fin es algo que pocos pueden atreverse a cuestionar. Y tal vez es de aquí de donde se valen los genetistas para defender su postura.

En un futuro, quizás no más lejano de cien o ciento cincuenta años, los hombres nacerán de manera artificial, se apegarán a la valoración estética occidental u oriental, tendrán una vida mucho más longeva y gozaran de una salud con la que nosotros apenas y podemos soñar. Hombres sin dificultad alguna, viviendo en un entorno en el que no coexiste el error ni los imponderables y que, por el contrario, exalta la perfección y el orden. Es este mundo utópico lleno de pulcritud el que nos lleva a plantear nuestro segundo cuestionamiento: ¿Vale la pena acaso hacer cara al devenir de una vida controlada en todos aspectos? ¿A dónde se va la libertad del hombre una vez que le ha otorgado a un gestor externo su voluntad?

El nuevo modelo humano sugerido por los sueños más eufóricos de la ingeniería genética actual se mantiene en un estado de conflicto inalterable entre el afán de una vida sujetada por el régimen determinista (con todas las ventajas y desventajas que ello conlleva) y los principios esenciales de la libertad individual. Humanos en serie, que por un lado satisfacen las necesidades de ciertos sectores históricamente ignorados (mujeres y homosexuales, por dar un ejemplo), a la vez que sepultan sus derechos fundamentales. Hombres y mujeres destinados a seguir el ciclo de una vida lineal en la que los problemas y la infelicidad no forman parte de su lenguaje. Una vida sin alteraciones, que sumerge al individuo en el gigantesco mar del conformismo. Y lo que es peor, le arrebata la capacidad de cuestionar su entorno.

Exhibiríamos una carencia de imparcialidad y justicia al pasar por alto el gran número de beneficios que la investigación genética le ha aportado a la humanidad. Nadie puede negar que gran parte de sus investigadores y promotores son impulsados más por la satisfacción que les causa el realizar un bien que por llenarse los bolsillos al subastar su conocimiento y experiencia. Pero lamentablemente el tiempo nos ha enseñado que incluso tras la más compasiva finalidad se pueden esconder intenciones totalmente debatibles. El caso de los alimentos transgénicos, que han sido promovidos con el discurso de instaurarse como una solución a los problemas de hambre en el mundo, es el ejemplo más claro de ello, pues a la distancia han dejado entrever su lado más oscuro tras haber caído en el control de grandes consorcios multinacionales.

Nos encontramos en un punto medular en el desarrollo de la tecnología genética humana. En un futuro, puede que las personas de hoy seamos divisadas como una generación bisagra que tuvo la oportunidad de decidir acerca del presente y el futuro de generaciones venideras. Es entonces cuando el tiempo se encargará de juzgar nuestra sentencia. ®

Archivado en Ciencia y tecnología, Enero 2011

Tal vez también te interese:

  • luisa ruis

    DEBERIA HABER ALGUNA FORMA PARA CAMBIAR EL TIPO DE SANGRE DE UNA PERSONA COMO DEL TIPO O AL TIPO A Y LOS HAPLOGRUPOS GENETICOS

  • yesy

    esta xido esto

  • Juan

    Las administraciones de las proteínas sintetizadas de los genes de crecimientos de tejidos bcl-2, actívina, telomerasa, etc., también rejuvenecen y dotan de juventud eterna. Numerosos genes de longevidades otros localizados en el cuerpo humano y otras especies y coyunturales y los cuales sólos alargan la vida por décadas y por bajas sustanciaciones al aditarse varios pares extras de los mismos la alargarían por numerosas décadas-siglos y en combinaciones lo harían por la casi eternidad-o eternidad. Sus proteínas en combinaciones también rejuvenecen y dotan de juventud eterna por multiactivación celular. Pueden llevarse ipsofactos varios pares de éstos genes al igual como los de bcl-2, etc. en combinaciones sobre millares de especies comestibles y hasta se pueden hibridar y generar por decir casi infinitas alternativas para el rejuvenecimiento y dotación de juventud eterna de la humanidad. Los dioses pleyadianos y muchos de sus evolucionados superiores, medios y hasta inferiores sus cuerpos son de células madres totipotenciales y pluripotenciales y con genes aceleradores de crecimientos capaces de regenerar-generar sus órganos-miembros-etc. en tiempos breves. Nos enseñaron las miles de formas del como manipular la genética, etc. para sanarnos, rejuvenecernos y dotarnos de juventud eterna, etc. Las manipulaciones de células madres, etc. híbridas , etc. para también tales fines, etc. Sensacional la técnica de rejuvenecimiento y de dotación de juventud eterna a nuestro alcance y por temperatura y espectacular el rejuvenecimiento integral de la anciana china luo xiuzhen de 105 años de edad en 1.992 y en cuestión de horas al subirle más la fiebre. Permanecía en estado de coma por seis días y su cara se puso como la de un bebé, los cabellos blancos se pusieron negros, se le quitó la miopía y hasta le salieron dientes y comenzó a trabajar en las labores del hogar. Dios, gahb y los dioses pleyadianos recomiendan a miles de millones de pobladores con vejez a emplear esta tecnica el rejuvenecer en forma pausada y en contados dias y con 42 grados centigrados y pueden emplear fuentes termales, piscinas termales, camaras de aguas, etc., y atentos a las indicaciones y contraindicaciones. Aplicaciones radiofrecuencias para calentar la piel a 42 grados centigrados y eliminar las arrugas, demostrativo; y asi hipertermia con el mismo valor de temperatura regenerandos los diferentes tejidos, etc. Indios con juventud eterna que se bañaban en fuente termal areas temperaturas 38-44 grados centigrados, la información que le falto al conquistador juan ponce de león. Gracias.

  • Juan

    La humanidad continuamos en júbilo ya que por décadas dios, gahb y los dioses arcángeles pleyadianos gabriel, rafael, etc. nos entregaron miles de altas técnicas incluidas las de rejuvenecimiento y dotación de juventud eterna y a nuestros alcances y en empleos de la temperatura, etc., multiactivación celular, hormonales, familia de proteinas regeneradoras rge en la vejiga del cerdo, ormes, etc. y las muchas genéticas. Además décadas de enseñanzas del como manipular la genética para las también sanaciones, regeneraciones rápidas, etc., convertir desiertos en bosques, etc. Fascinantes y nos señalaron tambien como las aditaciones de dos pares extras de cadenas de adn humanas puede rejuvenecer y dotar a la humanidad de juventud eterna. Al igual aditandos tres pares mas de genes de crecimientos de tejidos bcl-2 o dos de activina o telomerasa, etc. O llevandos varios pares de los mismos en combinaciones sobre millares de especies comestibles y hasta podemos hibridarlas si quisieramos tener numero astronomico de alternativas. Tambien en administraciones de proteinas de cultivos de celulas madres embrionarias humanas y de celulas madres mesenquimales o adultas otras o en combinaciones. Etc., etc. y la internet full de webs con los detalles y en las redes sociales, medios de comunicaciones, entes cientificos y medicos, etc. y asi en los sitios permanecer jovenes por la eternidad, dotacion de juventud eterna, multiactivacion celular, rejuvetemperatura, rejuvehormonal, rejuvemultiactivac, proteina rge cerdo, etc. Y que no quede nadie sin rejuvenecer-permanecer dotados de juventud eterna. Y gracias y felicitaciones por sus labores.

  • Facundo Aceto

    Me gustó la nota, lamentablemente de este tema hay poca información al respecto. Igual yo no creo que pasen 100 años para que el ser humano se mejore genéticamente, a este paso es probable que sea dentro de 20 o 30 años… acá les dejo un enlace:

    http://www.xatakaciencia.com/respuestas/que-mejora-genetica-incluirias-en-la-especie-humana

  • lucia

    Me ha gustado mucho su blog, tengo una interesante cuestión acerca la modificación genética humana; hace un par de meses estaba hablando de este mismo tema con un compañero de trabajo. y él afirmo que leyó en una revista que las hijas de los Príncipes de Atstúrias habían sido modificadas genéticamente. Alguien puede decirme si es verdad o una simple tomadura de pelo?
    Muchas Gracias

Replicante recomienda

  • México: Las ruinas del futuro: La matanza de estudiantes normalistas en Iguala es el acontecimiento más brutal y estremecedor que los mexicanos han vivido y exhibido al mundo en lo que va del siglo XXI. Decimos que es el peor, pero no el único: las recientes ejecuciones de Tlatlaya perpetradas por el Ejército (Estado de México), la masacre de migrantes en San Fernando (Tamaulipas) a manos de una banda asesina, la prolongada ola de feminicidios en Ciudad Juárez, el incendio del Casino Royale ...
  • ¿Quién dejó entrar a Martin Amis?: Por Mónica Maristáin: Lionel Asbo. El Estado de Inglaterra, la novela 13 en la esplendorosa carrera del escritor británico Martin Amis (Londres, 1949) expresa la mejor forma de un autor que ha estado muy ocupado en los últimos tiempos en diversas tareas: cuidar a sus suegros ancianos, llorar la muerte de su mejor amigo......
  • De ratones y conejitas: Quedamos en encontrarnos en un bar de la Avenida Corrientes. Llego primera y me pido una cerveza. Se me antoja más algo caliente (hace frío y llueve torrencialmente), pero pienso que si voy a entrevistar a un guionista porno necesito un poco de alcohol....
  • La Diana Martin Gallery te invita a su exposición anual titulada “Las Historias”: Antes de que se desperdigue por el mundo, conoce el trabajo completo de este ciclo acompañado por las historias que enmarcan la obra de Diana. 22 noviembre en Guadalajara....
  • Deap Vally en el Teatro Estudio Cavaret de Guadalajara: El dúo Deap Vally ya está listo para presentarse este 17 de septiembre en Guadalajara, los boletos cuestan sólo $300, te garantizamos muy buena noche. Abrirá The Black Feet Revolution......

Suscríbete gratis a Replicante


FacebooktwitterPinterestBoletínRSS
Highslide for Wordpress Plugin