MI GENERACIÓN

El sueño mojado de la historia

(Voy a hablar de mi generación, por lo tanto, no me exonero de los cargos de los que la acusaré. Si generalizo es porque es la única forma de escribir un ensayo de esta índole sin perder el tiempo con disculpas y excepciones.)

#

A estas instancias, tristemente, somos lo que consumimos.

#

El día de hoy la mayoría de los seres humanos viven una realidad virtual. La virtualidad es una disociación del tiempo y el espacio. Basta regresarnos un siglo y fracción para descubrir que las grandes revoluciones que todos esperaban se realizaron en buena medida durante la segunda mitad del siglo XX, revoluciones sin héroes de camiseta ni ideologías ni un ser racional, revoluciones necesarias, los sueños mojados de la historia. El invento de la retransmisión es reciente, los sistemas de almacenamiento de la memoria son infinitos. Todos los discursos se han mezclado en otros tiempos, en otros espacios, resulta imposible distinguir entre el corazón y el cuervo. Lo único que quiero demostrar es que cuando el tiempo y el espacio alcanzan los grados de desintegración que estamos viviendo la comunicación se dificulta, y el ser no se concentra, se dicentra.

#

¡Dieciocho millones de visitas en una de sus tantas versiones! ¡Renuncio!

Somos la generación web 2.0. Su característica distintiva es la facilidad para intercambiar información gracias a su interoperatividad. Los grandes logros de esta generación web fueron las redes sociales, los servicios de alojamiento de video, los wikis y los blogs. El conocimiento al alcance de casi todos. Muchos obtuvimos mejor educación sentados frente a la computadora que con algunos especímenes de maestros que habitan en nuestro país. Hoy puedes descargar en media hora una novela de Dostoyevski, tres discos de Leonard Cohen, una película de Fellini y un par de pornos de zoofilia, necrofilia, amaurofilia, catafilia, emetofilia o tu filia favorita. Ese es el lado bueno. El malo es que 80% de los contenidos de YouTube son una basura, que 95% de las aplicaciones de Facebook parecen inventadas por gente con severo despilfarro de neuronas y la música que se descarga es en 75% de los Black Eyed Peas. Esto según las cifras del último conteo del C.M.I.N.C.H.A.R.O.N.

La Web 2.0 se vendió, tenemos un precio y es muy barato. Habiendo herramientas para educar al individuo para tener un conocimiento más profundo de sí mismo y por lo tanto de su realidad, se nos ocurre ponernos a jugar Farmville. La gente sigue desconfiando de la literatura digital, de la educación virtual. Seguimos teniendo los mismos problemas en el siglo XXI que los del XX. Es una lástima, las nuevas generaciones merecen sus propios conflictos.  Disculpen si peco de conspiracionista. Ahora vemos claramente algunos de los primeros trastornos en los tiempos de la sobreinformación. Un miedo inmenso a vivir, la elección consistente de la comodidad sobre el riesgo.

#

El Facebook es el espejo de Drácula de nuestra generación. El conde no podía ver su imagen reflejada. No quiero hacer ningún juicio moral determinista sobre la red. Todos los días leo muestras de ingenio en los estados de mis amigos, intercambio información útil y me divierto. Me sigue quedando la impresión de que pierdo mis horas con las redes sociales, pero tengo muy en claro los beneficios que me otorgan. Es demasiado temprano para llegar a ninguna conclusión sobre ellas, pero intuyo que el bien o el mal que le puedan causar a las sociedades y a los individuos depende absolutamente de la cantidad de tiempo que invirtamos en ellas. El problema es que ahora el tiempo se mide en horarios de televisión, kilobytes de descarga, tweets. El mundo continúa con su manía por facilitarnos el trabajo y generar dependencias para que podamos realizar y combinar la mayoría de nuestras actividades en una computadora. No nos engañemos, todo está girando en el mismo sentido: la desrealización.

Tengo una amiga que se ha hecho fan de los siguientes grupos en el lapso de dos días: YO TAMBIÉN VOY A LLEGAR VIRGEN AL MATRIMONIO :), “Yo tambien le llamo honguito a Toad”, Quiero que Facebook tenga la opcion “Al chile no”, ash! odio cancelar mi cita con Taylor Lautner por salir con robrt pattinson, “Hello? Yeah. Yeah. Yes. Yep. Uh-huh. I will. Sure. Okay. Okay. BYE MOM”, x los que aman The Big Bang Theory, Leer es sexy, 2000 Personas para Giles se ponga hasta la mdre.., Yo tambien tuve de los animalitos que se inflaban con agua XD, A que encuentro 500,000 mexicanos que piensan lo mismo que yo!!! A que sí los encuentra. Me temo que mi amiga es una muestra representativa de la mayoría de los usuarios adolescentes de Facebook en nuestro país.

#

Hace unos días fui a un cibercafé, todas las computadoras se encontraban ocupadas, de un lado había cinco niños menores de siete años, parecían colillas de cigarro, jugando Grand Theft Auto. Soy un defensor de los videojuegos, serán el gran arte de este siglo, pero no estoy seguro de qué pensar sobre este caso. Al menos sé que si esos niños algún día tienen que matar una puta, robarle su coche a un taxista y asesinar al jefe de la mafia rusa estarán preparados para hacerlo. Uno nunca sabe que le depara la vida.

#

Las implicaciones de ser joven cambiaron a partir de los cincuenta. Acabábamos de pasar una de las etapas más traumatizantes de la historia, la sociedad conoció sus demonios en el espejo. Tuvo que confrontarse con su lado más feo y eso provocó naturalmente auténticos movimientos contraculturales (su éxito se mide en que se transformaron en cultura, no en un producto mercadotécnico como lo emo). Nosotros no hemos llegado a ese momento, la era del internet no ha sacado lo peor de nosotros, ni lo mejor de sí. Pero no podemos dejar de vigilarlo porque se está generando un poder cuya única comparación en la historia podría ser la iglesia.

Una oferta que no podrán rechazar...

El futuro de la red le pertenece a los usuarios de la Web 3.0 que se encuentren en su juventud o años formativos. Así como la televisión ha telegiversado el ser y las formas de vida sin que nunca se creara una regulación congruente de sus contenidos, el internet, por miedo a oponernos a su naturaleza descontrolada, podría volverse una fábrica de imbéciles, cobardes, machos, egoístas. Por eso las TICs deben integrarse cuanto antes al sistema educativo. Su verdadera educación la llevarán a cabo frente una computadora, hay que sensibilizarlos para que elijan lo mejor de internet.

Somos la generación con más posibilidades de individualización de la historia. El conocimiento al que podemos acceder si nos lo proponemos es el mejor argumento de ello. Hemos dejado de ser agentes de cambio porque se creó una industria de productos alrededor de nosotros y no habíamos sido educados para dicernir. No consumimos saber, sino estilos de vida. Dos magnas fuerzas opuestas, conciencias cósmicas sin moral, las dos deidades de la posmodernidad.

#

Hace una semana dos amigos me presentaron la última gran aplicación de internet: Chat Roulette. Millones de usuarios se conectan con su videocámara y platican azarosamente entre sí, con un clic pasan al siguiente. Excepto para hacer un estudio sobre los colores y tamaños de las vergas en el mundo, me resulta inútil. De cada seis uno es un hombre masturbándose. Resulta casi imposible entablar una conversación más allá del clima o de las costumbres de algún país que bien podrían encontrarse en una guía turística. Hay que aprender a estar solos de nuevo.

Tuve una maestra de ética en la secundaria que se refería a la masturbación como hara-kiri.

Este es un patrón que se extiende a otros campos. La no conciencia. La comunicación ligera. La gente que no tiene un centro. Los antros son templos de la indefinición. Faje, bacacho y reggaetón. Los cientos de miles de mexicanos que acuden a ellas cada semana son gente sin personalidad que huye de sí misma porque la industria de lo joven es patética y desalmada. Teniendo la historia de las ideas a un clik hicimos de artistas como Belinda y Maná los más vendidos del país. La música comercial ha sido una de las grandes culpables de nuestro miedo. Vender como ídolos a fenómenos que tienen una lectura tan limitada del mundo y de las relaciones humanas no le causa ningún bien a nadie. Tantos adolescentes cuya vida orbita alrededor del amor han aprendido a amar mediocremente por la inseguridad de no saber quiénes son.

Tengo una propuesta utópica que muchos tacharán de ridícula. Creemos un sistema educativo alterno, respaldado por empresas y grupos independientes. Los mexicanos se gradúan todos los días como analfabetos funcionales. Enseñémosles a consumir lo mejor de internet. Hagamos reformas en los programas, impartamos clases de ensayo literario en la preparatoria; en lugar de Geografía enseñémosles a los alumnos de secundaria a pensar los problemas de su vida diaria, a enfrentarlos en vez de evadirlos. ¡Que lean Replicante en las preparatorias en vez de sus libros de biología para monaguillos! Vamos a darles tratamiento psicológico desde niños, como sugirió Heriberto Yépez, quien escribió del mismo tema hace unas semanas. Una red autosuficiente. No necesitamos el respaldo de la SEP. De hecho, preferiríamos no tener que escuchar el nombre de Elba Esther Gordillo jamás en nuestras vidas.

#

Un sueño mojado también recibe el nombre de emisión nocturna. El concepto de emisión se relaciona, entre otras teorías de distintas áreas, con el circuito de la comunicación, pero en este caso no existe un destinador ni un contexto ni un código ni un canal. Sólo nosotros, los destinatarios de una alucinación colectiva. La conciencia de mi generación es la inconciencia de la posmodernidad. La eyaculación digital es producto de los deseos que no podemos satisfacer en la vida real. La realización del yo en la virtualidad, repito, espacios y tiempos diferidos, nunca podrá compararse con la del ahora y el aquí. Son simulacros de experiencias. El espíritu del ser humano, las grandes decisiones morales que perdurarán en el tiempo, las dinámicas para relacionarnos estarán dictadas por las elecciones de consumo que hagamos en internet.

Me aterroriza sonar como una Señora Sanborns: he tenido la fortuna de conocer a excepcionales personas de mi edad, pero la realidad es que cientos de miles de mexicanos jóvenes reciben su educación de una familia disfuncional; un maestro analfabeto; la música de Paulina Rubio y Moderatto; la telenovela de las siete, los reality shows y las comedias gringas que te dan más ganas de matarte que de reír; las aplicaciones de Facebook; el cine de Hollywood, etc. Si a los veintitrés años no soy un detective salvaje sino un jodido anciano quejumbroso, regañón y conservador, ni pedo, al fin y al cabo era mi fantasía y mi plan de retiro. Pero considero que el aprendizaje que hemos obtenido disminuye nuestras posibilidades de ser y no es culpa de las escuelas (que al fin y al cambio, estructuralmente y conceptualmente, no han cambiado tanto), sino de la enseñanza extraescolar.

Nuestra generación vive en un sueño. Insisto, la realidad no se puede habitar cuando no se tiene conciencia de ella ni de nosotros mismos. (Pero ella sí puede habitarnos a nosotros).

#

No hay que olvidarlo, Drácula tenía la capacidad de transformarse en animal o en niebla. ®

Compartir:

Publicado en: Mayo 2010, Todos los puentes quemados


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Amor, felicidad, éxito; mucho escrito acerca de cómo alcanzarles…poco escrito acerca del porqué.

    Creo que las dictaduras y esclavitudes están siempre presentes en nuestras realidades y es nuestro deber identificar que forma adquieren al momento de nuestra existencia.

    El intentar vivir sin ilusiones es un camino arduo y solitario, pero posee recompensas que llenan los días en un instante.

    Quizá una opción puede ser retornar al nomadismo, esta vez entre realidades (y seudo-realidades) para asì ir obteniendo consciencia y dominio del territorio que cohabitamos, a medida que sea un proceso despierto podrá (pongo mi fe en ello) hacer que la humanidad vuelva a nuestros cuerpos.

    Mis saludos cordiales y agradecidos por el espacio creado aquì, me deja muy sonriente… o bien: :D

  • Gilberto Ochoa

    Ohhhhhhh, estoy de acuerdo con tu articulo, pero cada vez me pregunto mas si es que eso que tu quieres para la gente es lo que ellos realmente quieren. He estado en algunas ciudades de Mexico en conciertos de free jazz gratuitos y es chido ver como la gente se acerca, y ahi te das cuenta de que en verdad hay una necesidad de otras cosas ademas de lo que nos dan los medios. Pero yo lo veo de la siguiente forma: estos cambios los generas a tu alrededor, en pequegnos grupos, no a nivel de masas. Yo vivi algunos agnos en un pueblo de Jalisco y recuerdo que solo una persona y yo leiamos todos los libros de la bilbioteca.

    Vivo desde hace algunos agnos en Francia, y es increible como el gobierno de cada ciudad invierte el 20% del presupuesto a la cultura: museos, conciertos de jazz, opera, teatro en las calles, etc. La gente ya esta acostumbrada a ellos. Hay mediatecas donde puedes sacar 10 libros; 6 CDs y 3 DVDs, esto se puede hacer en Mexico? Quizas…

    Lo que me parece increible es como dices; la falta de vision que tenemos como sociedad. El gobierno se gasta no se cuanto en la mega-biblioteca, se construyen enormes museos y nadie los visita, etc. Una mega-bliblioteca para una sociedad que no lee, wow. En cambio, la gente disfruta de Televisa, Banda Machos y de la Lucha Libre. Pues bien; yo creo que es su “eleccion, lo malo del asunto es que es una eleccion tomada por falta de opciones y de informacion. Cuando eso cambie MExico va a ser otra cosa, pero habria que empezar dinamitando las instalaciones de Televisa y TV Azteca, y de paso echandonos todas las iglesias, no? jajaja

  • Joaquín Peón Iñiguez

    No lo sé Mike. Creo que el concepto de lo que hoy entendemos como joven es relativamente reciente. Ahora se le valora más que nunca, antes no tenían instituciones gubernamentales, ni tantas asociaciones civiles, no éramos el principal público de la mercadotecnia. La industria de lo joven se ha desarrollado desenfrenadamente. La “alfabetización”, las “universidades”, han reconocido la importancia de extender el periodo formativo de las personas. La gente entra a trabajar más tarde, tenemos una oportunidad de educarnos, de construirnos como queramos con tanto conocimiento a nuestro alcance, pero lo desperdiciamos. Algunas de las grandes decisiones de nuestras vidas no las tomamos conscientemente porque consumimos todo lo que nos ofertan, sin pensarlo mucho, ni medir las consecuencias.

  • Joaquín Peón Iñiguez

    Don Mario, la comparación entre el movimiento hippy y los punks, los raperos, los emos, quien quieras, es un vicio argumentativo insostenible. Es culpa de gente como José Agustín que, a partir de lo hecho por los jipis asumió que cualquier manifestación juvenil, con un estilo (ojo, no forma) de estar (ojo, no de ser), y con una nueva propuesta musical, era contracultura. Los hippys lograron avances concretos para la sociedad: la liberación sexual, la equidad de género, el pacifismo. Ni hablar de toda la producción artística, empezando por sus genios musicales, pero con talentos genuinos e innovadores en todas las disciplinas. Se abrieron las puertas de la percepción para muchos. Y sí, después se volvieron parte de la industria de lo joven. Pero si una contracultura se vuelve cultura es porqué triunfó, no tenemos nada que achacarle. Las tribus urbanas no generan cultura, son productos. Es una pena como envejeció tan rápido el punk.

  • Ego

    No sé… A veces me parece que los pendejos y atrofiados mentales y emocionales han sido la mayoría en todas las generaciones.

  • Mario A. Carrillo R.-Valenzuela

    $- El hippismo, el punk, el metal no son productos mercadotécnico? eso es demasiado inocente.
    $- Peónsio o la vida en el bosque, de Thoreau?
    $- En un apartado estás haciendo autopropaganda?

    Muchos saludos, Joaquín, avanti con tu columna!