Mike Patton

La amenaza elegante

Es común entre los fans de Michael Allan Patton referirse (referirnos) a él como “genio”. Su amplio rango vocal, la gran cantidad de proyectos en los que se embarca todo el tiempo, el hecho de haber pertenecido a una de las bandas emblemáticas del metal alternativo, mantenerse al margen del mainstream musical —sin desdeñar su buena relación con muchos artistas pertenecientes a esa corriente principal— y dar impulso a bandas y músicos fuera de lo común desde Ipecac Records, disquera que edita a Guapo, Isis, Melvins, Rahzel, entre muchos más. Mike Patton no decepciona, aunque, sí, mucho de lo que graba suena siempre igual. ¿Cuál habrá sido su punto más alto a la fecha?

Patton amenaza al mundo

Mike Patton

Dice: “Sí, estaba en una pinche bandota. Podría haber ido y hacer una mierda de balada tipo Chris Cornell”. Pero no lo hizo. Sus ejercicios como solista o en colaboración con otros artistas no suenan a “Epic” ni a ninguna fórmula que le redituara con facilidad. Con The Dillinger Escape Plan empata la minuciosidad de la banda de mathcore con su potencia vocal. “(Chinga) your mother, (Chinga) your father, (Chinga) your brother and the thing under the covers”, berrea en “Pig Latin”, haciendo un llamado al slam, una farsa, como si lo suyo fueran las letras facilonas, pero no es así: The Dillinger y Mike Patton son ingenieros del ruido, no hay salidas fáciles. Ni en sus trabajos con Dan “The Automator” Nakamura (Gorillaz, Dr. Octagon), tampoco con Subtle, no con Zorn. Con estos monstruos de la experimentación jamás pierde el camino del jugueteo. Mucho menos cuando se trata de colaborar consigo mismo: a mayor libertad, Patton enloquece hasta sangrar.

4 pistas

1. Mr. Bungle

Los payasos son siniestros, recuerdan a John Wayne Gacy o a Pennywise. Los circos están repletos de freaks, el mundo es una representación en tiempo real del circo de Jim Rose. Hay monstruos debajo de la cama y dentro del clóset. Las pesadillas de la infancia son los caballitos de la feria; el carrusel gira a 180 kph. “Tú sabes que hay algo que acecha bajo la forma, con una máscara sobre su cabeza y maquillaje en su cara”. La infancia es horrible de vivir y recordar; ya no hay inocencia: “Tenemos incesto y también bestialismo, tenemos a Sade y el más dulce tabú, tenemos chicas que se comerán tu pipí y tu popó, y chicos a los que les encantaría fornicar con tu zapato”. Mike Patton, una leyenda urbana —¿practica el sexo con animales?—, entra al ático, desempolva sus viejas cintas con Mr. Bungle (circa 1985) y se las extiende a John Zorn, el dueño del circo sonoro posmoderno. Zorn, acostumbrado a deconstruir las formas (sus versiones extremas a la música de Ennio Morricone; Painkiller, su engendro jazzy-grindcore con Mick Harris, de Napalm Death, y Naked City son sus cartas de presentación), le confiere densidad a los de por sí accidentadas experimentaciones de Patton (Mr. Bungle suena a jazz, a ska, a metal, a pop, a escatología, a los Chili Peppers en ácido, a ____________). Los payasos grotescos que salen de un sedán con las vestiduras sangradas se llaman Vlad Drac, Heifetz, Scummy, Trevor Roy Dunn, Bär y Theobald Brooks Lengyel.

Qué escuchar: California(1999)

Mr. Bungle, “Retrovertigo”

http://www.youtube.com/watch?v=ql_lqduzxEk

2. Tomahawk

Una banda pensada para tocar hard rock en su forma más elemental. Antes de formada, los integrantes ya han sido seleccionados por su pasado glorioso: Kevin Rutmanis, bajo de Melvins, John Stanier, baterista de Helmet y Duane Denison, guitarrista de Jesus Lizard. Se piensa en MP como cantante, PERO NO ES SU BANDA. Aun así, Patton, un factótum hiperactivo, no puede abstraerse y el sonido se robustece con sus sampleos y jugarretas vocales. En “Desastre natural” Patton entona, en un español roto: “El río se ha secado, y esto es un examen […] y ya nadie es de culpa […] es el final”. La diferencia entre un álbum de hard rock tradicional y Tomahawk, Mit Gas y Anonymous (las tres obras del grupo), es Mike Patton: el sonido Tomahawk es oscuro y de difícil digestión.

Qué escuchar: Mit Gas (2003)

Tomahawk, “God hates a coward”

3. Faith No More

Por algo se le venera tanto: además de los caminos insospechados que toma a cada momento, FNM son responsables de la mezcla —más tarde fórmula— metal + rap. Junto a Nirvana, Sonic Youth, Soundgarden, Beck y los RHCP son responsables de la escena alter de los noventa. Epic, Falling to pieces, el atractivo físico de Patton, el Güero Sin Fe de Brujería, son todos momentos en el remolino alternativo que volvieron a FNM punto de referencia.

Qué escuchar: King for a day… fool for a Lifetime (1995)

Faith No More, “Epic”

http://www.youtube.com/watch?v=ERTT_sv8sV0

4. Fantômas

Patton experimenta. Es un genio, todos lo dicen. Delira. Reúne a Buzz Osborne (guitarra de los Melvins), Trevor Dunn (el bajo en Bungle) y Dave Lombardo (baterista de Slayer), todos virtuosos. Patton es un virtuoso con su voz: “Adult themes for voice” y “Pranzo Oltranzista” muestran la elasticidad de su garganta. Fantômas es un experiment in terror. Nadie quiere grabarlo. Patton y Greg Werckman —su manager— crean Ipecac Records. (Jarabe de Ipecac: derivado de la planta brasileña ipecacuanha. Emético usado para inducir al vómito. Usado en caso de envenenamiento accidental.) Ipecac sirve para expeler el rock blando, limpiar la garganta de los residuos que hayan quedado de décadas de música sin agallas y, créanlo o no, para emitir sonidos que no han sido escuchados antes. Patton posee una gran capacidad vocal. Patton es un multiinstrumentista gutural y su voz —¿sus voces?— se integran a la experimentación sonora, acaso improvisación proto free jazzy de la banda en su conjunto. ¿Qué es Fantômas? ¿Si voy a una tienda de discos en donde lo encuentro? Ése es el problema: aún no se ha inventado un género para Mike Patton: se habla de Advanced listening, Uneasy listening, Noise Metal. Quizá un paralelo a Fantômas amenaza al mundo, The director’s cut, Millenium Monsterwork, Delìrivm Cordìa y Suspended animation sean las bizarras experimentaciones de Thurston Sonic Youth Moore con Damon Albarn, Stereolab, i.c.p., The ex y Third Eye Foundation. Pero Fantômas llega más lejos en su afán experimental. Las breves estampas de …amenaza al mundo no son iguales a las atmósferas sofocantes de The director’s… o a “04/03/05 Sunday (Don’t go to work unless it’s fun day)”, uno de los primeros tracks de Suspended… en circular por la red. Fantômas es contrastante, no es el proyecto en sí el que dirige cada disco, sino el sonido, la musicalidad. Los cambios en tempo (de adormecedor a frenético a pesadillesco en unos segundos) se entrelazan con la voz de Patton, que delira como poseído por Ren, Stimpy y Michael Corleone. Inclasificable. Mejor cerrar con las primeras líneas de Fantômas, la obra de Pierre Souvestre y Marcel Allain:

‑Fantômas.
‑¿Qué dijiste?
‑Dije: Fantômas.
‑¿Y qué significa eso?
‑Nada… ¡Todo!
‑Pero, ¿qué es?
‑Nadie… y aún así, es alguien!
‑¿Y qué hace ese alguien?
‑¡Propagar el miedo!

Qué escuchar: The Director’s Cut (2001)

Segunda parte: 18 momentos clave para entrarle a Patton

Fantômas, “The Godfather”

Mike Patton, “Ford Mustang” (Serge Gainsbourg)

Peeping Tom, “Mojo”

Faith No More, “I started a joke”

Björk & Mike Patton, “Who is it” [Part 4]

Mike Patton vs. The X-Ecutioners, “Get up punk”

Mike Patton’s Mondo Cane, “Deep, deep down”

John Zorn, “No reason to relieve” / “Sack of shit” / “Poisonhead”

Hemophiliac, “Dizzy spells”

Mike Patton, “Simply beautiful” (Al Green)

Sepultura feat. Mike Patton, “The waste”

Mike Patton, “A leper with the face of a baby face”

Faith No More, “Reunited” (Peaches & Herb)

The Fantômas Melvins Big Band, “Nightgoat”

The Dillinger Escape Plan feat. Mike Patton, “Come to Daddy” (Aphex Twin)

®

Compartir:

Publicado en: Las listas musicales, Mayo 2011


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.