Narrativa cuidada que alcanza a deslumbrar

Piel bandida, de Josefina Estrada

Tras aventarse un clavado en la obra de Ricardo Garibay y seleccionar lo mejor de su obra, Josefina Estrada nos trae Piel bandida, un libro de cuentos que destaca entre la prosa que se escribe actualmente.

Nueve cuentos de Josefina Estrada.

Nueve cuentos de Josefina Estrada.

Nueve cuentos conforman Piel bandida, de Josefina Estrada y ninguno tiene desperdicio. Al contrario, la manufactura y la talacha que se esconde atrás de cada cuento dan como resultado un equilibrio entre una prosa por demás cuidada —me atrevo a decir que incluso poética, y sé bien que Josefina es buena lectora de poesía— y un conocimiento preciso de las emociones humanas, las cuales la autora consigue desbocar en cada uno de los personajes que nos presenta en esta colección.

El lector tendrá su cuento favorito una vez que se adentre en este bien cimentado universo narrativo que Josefina Estrada pone en nuestras manos. Cada cuento viene precedido por un epígrafe de Rubén Bonifaz Nuño, a quien Josefina Estrada rinde homenaje; así consigue una muy buena mancuerna entre poesía y prosa, vasos comunicantes al fin.

Debe destacarse la precisión del armado con que la autora ha seleccionado cada uno de estos cuentos, lo cual nos proporciona una por demás interesante unidad narrativa, no tan fácil de conseguir en los tiempos que corren hoy en día para una literatura como la nuestra, cuyos pilares comienzan a ser autores de culto —y Josefina Estrada sin duda lo es. ®

Compartir:

Publicado en: Libros y autores, Marzo 2014


Te invitamos al curso Presencia en internet para (futuros) escritores el próximo lunes 14 de agosto.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.