No sincronices tus redes sociales

No contribuyas al spam

Uno de los factores que provoca el fracaso de una red social es el spam. Justo estoy esperando que el spam mate a Facebook así como sepultó a MySpace. Las aplicaciones que sincronizan las redes sociales me parecen una nueva forma de spam.

Por más que se copien entre sí, cada red social es diferente.

Una diferencia entre Twitter y Google+ es que en Twitter es posible crear personajes ficticios mientras que Google+ castiga esta acción eliminando las cuentas que no correspondan a perfiles “reales”.

Parte de la fuerza de Foursquare es la información disponible de cada lugar. Particularmente me gustan los tips que los usuarios dejan. Sincronizar Foursquare con Twitter y Facebook se reduce principalmente a promocionar al mismo Foursquare, ya que la información que produce la comunidad está restringida a usuarios registrados.

Una amiga posteó en mi muro de Facebook: “Tu muro se ha convertido en un comercial”. En mi Facebook es raro que coloque mensajes sin enlaces si no es para quejarme. Esa idea del muro, el espacio de uno, se ha ido disolviendo poco a poco. Desde MySpace el concepto de perfil ha perdurado pero su fuerza se ha diluido para darle paso a la Timeline, ese vertedero de información construida entre todos los usuarios, pues los dueños de las redes sociales han cuidado que su ecosistema no caiga en un desorden visual. Para lograr este equilibrio permiten controlar de manera limitada estos espacios virtuales. Personalizar tu espacio se reduce a bloquear o darle paso a notificaciones.

Siempre me llamó la atención que en Tumblr no existieran botones para compartir en Facebook o Twitter. Existen opciones como el RSS para seguir esas publicaciones pero no están muy a la mano. Me parece que parte del éxito de esta plataforma de microblogging es precisamente el ecosistema semicerrado que lo constituye.

Siempre me llamó la atención que en Tumblr no existieran botones para compartir en Facebook o Twitter. Existen opciones como el RSS para seguir esas publicaciones pero no están muy a la mano. Me parece que parte del éxito de esta plataforma de microblogging es precisamente el ecosistema semicerrado que lo constituye.

¿A quién le sirve que sincronices tus redes sociales? ¿De qué sirve seguir en todas las redes sociales a una persona que replica sus contenidos automáticamente? Quienes sincronizan sus contenidos diluyen la conversación que pueda generarse: por abarcar más, aprietan poco.

No digo que las publicaciones sean mutuamente exclusivas, tan sólo creo que revisar una red social y luego entrar a la siguiente y encontrarse con lo mismo no es muy estimulante. ¿Cuánto tiempo inviertes en generar tus contenidos? ¿No valdría la pena detenerse un poco y distribuirlos con un toque diferente para cada red social?

Considero que vomitar una gran cantidad de enlaces o mensajes repetidos nunca se comparará con enviar pocos pero contundentes. ®

Compartir:

Publicado en: Nuevos geeks, Octubre 2011

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.