Noticias de Castrolandia en enero

La noche tenebrosa del 26 de enero de 1960 el tiranosaurio inventó los CDR para desgracia de la libertad cubana. Cincuenta y dos años después utilizando los pies forzados noticiosos de Diario de Cuba, el Presidente del No. 22 de Playa, nos trae sus ideas empapadas de cubalibre y hierba buena.

Víctor Betancourt: “La Letra del Año no es para decir lo que muchos quieren oír y temen preguntar”

12-01-2011 – 8:27 am.

Víctor Betancourt

Parecería que La Letra del Año es interpretada entre sacerdotes, Babalaos. Para el mortal, ateo incluido, queda un racimo de interrogantes entre acertijos y exóticas marañas. Como lo que no mata, engorda, convertimos en Material de Estudio tal merequetengue y este CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho, también puede que no haya playa— analizará puntos de vista opuestos, no así contrarios en unidad y lucha, como diría un Cantinflas, marxista. Dialogar sobre un tema minado, espinoso, rico en subjetividades pegao con objetividades, de casualidades y causalidades, historias: de religiones, políticas, económicas, sociales y pica y se extiende. Más hondo de que si existen o no los Dioses o Dios o Jesús o los Santos, que si los judíos creen en esto y los musulmanes en lo otro. Que si Castro, con dinero y sin dinero. Se mete el miedo, ideologías, memoria, colores de la piel, dictadura para unos, del proletariado para otros, del coño de su madre para la mayoría. Hablan los hombres desde esquemas mentales; acumulo de significados propios, de los otros, y hasta del más allá —energías, espíritus, deidades y el Copón Divino. Hablamos a partir de conceptos, de supuestas verdades según aprehendimos en la Universidad, la de la calle, la de la vida la del amor la de la muerte, como dijo El poeta, pastor, de ovejas españolas. Decimos y aparece la libertad dando saltos, pidiendo a gritos que sufrimos, que nos apenamos, que somos infelices precisamente por estar amarrados al montón de ideas y no sirve para nada. Libertad por principio y respeto en consecuencia. Podemos discutir el hecho de que gracias al miedoa la vida a la muerte al amor, como dice el Manual de Sobrevivencia Bonita (MASOBO)— nos inventamos un Dios, un partido político, un gurú, un artista, un deportista, un sistema económico; tenemos que inventar algo para vivir la vida un poquito, sea como sea, con quién sea y dónde sea y que no ordene ningún comandante. Gobiernos, desde la casita, la escuelita y todo lo que pinta nuestras vidas. Abrir la puerta libremente, entre religiosos y no, entre fidelistas y no, entre aceite y vinagre y perro y gato. Empezar a desapegar ideas, colgar el miedo a lo MASOBO; cambiar la Isla por una más justa, más buena, más libre. Dejar al apego tranquilo y poner orden en el caos de estos tiempos, son algunos propósitos para el nuevo congreso de cederistas libres y sin vacunar. El que es Sabio no sabe, dice el Tao y mira que Lao Tsé sabía cosas.

“Sin pelos en la lengua”, un corto de Ernesto Piña

YouTube | 10-01-2011 – 2:06 pm | Duración: 08:32

Había una vez un fino sentido del humor, había una vez un choteo, había una vez cubaneos ingeniosos, había una vez… hasta que llegó quientusabe y sus más de 40 ladrones. Llegó el realismo socialista criollo, más ruso que el vodka y los pepinillos; llegó desterrar “moral burguesa” y se acabó lo que se daba inteligentemente para implantar la vulgaridad revolucionaria, la irrespetuosidad del español isleño. Pareja castración de propiedades privadas e identidad con idioma incluido. El corto del compañero Ernestico, analizado en el CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho, también puede que no haya playa— parecería una apología del mal gusto verbal o lo que es lo mismo, regodeo del habla aceptada en casa, en la escuela, en la parada, en la fiesta. En el acto revolucionario no, ahí aparece la imitación falsísima de la retórica del clásico discurso del tirano mayor, que desde que se le pararon las palomas, entre micrófono y consigna, no paró de hablar y gritar y estirar frases con manos y dedo incluído. Salvo en el discurso del discurso (lo habla una pionerita, un santero, una soldado, un abuelo, todos repiten al máximo líder en máximas arengas y si sale por la televisión, peor); lo demás, el cojone singao, parecería ser el estilo que vanagloria Piña. El cotidiano hablar groseramente, que ni reafirma identidad, ni representa un todo; imagen del deterioro social y cultural de un país estancado hace 52 años en unas aguas sabor comunista a la Birán, con calzador igualitario y ñoñez oportunista. Ver en corto, el corto del cederista E.P. le traquetea los cojones, manda pinga compañeras y compañeros. Buen intento de justificar la barbarie verbal con beneplácito de Padrón (creador de Elpidio Valdés y Vampiros en La Habana), para colmo. No importa, la historia del lenguaje nuestro es un invento en la cabeza de cada cubano, hurra por la democracia filológica. Este Presidente del CDR No. 22 de Playa mal pensado, creyó que “sin pelos en la lengua” era sobre decir sin miedo y vio decir vulgar, con miedo incluido.

LA SEMANA EN UNA IMAGEN: “El arte de apuntar”

Iván de la Nuez | 14-01-2011 – 11:16 am

A estas alturas del juego cubano, duro y sin guante, todo es política como todo es poesía, como todo es historia, y cuando eso se junta y multiplica, gracias al puntapié cariñoso de gente como el compañero de la Nuez, nos sentimos menos solos.

Antes que todo y primero que nada, festejamos en pleno CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho, también puede que no haya playa— rodeado de agua por todas partes y de jóvenes compañeritas, la entrada de Iván de la Nuez. En medio del culipandeo capitalista manigüero de la Isla y el no pero sí del castrismo de 52 años y un cachito, nos ahogamos entre baba y oprobio; hasta que aparece una música por aquí, una exposición por allá, un libro bienvenido y de repente el pensamiento de gente como Iván, como Rafael, como Eliseo por ejemplo, que ponen en jaque no solo al pensamiento que al cabo es idea figurada en el coco de cada quién, también el sentimiento y el cuerpo. Sacuden el esqueleto de tanta bobería —conste que el CDR No. 22 de Playa no tiene nada en contra de los idiotas, si son sufís, mejor. A estas alturas del juego cubano, duro y sin guante, todo es política como todo es poesía, como todo es historia, y cuando eso se junta y multiplica, gracias al puntapié cariñoso de gente como el compañero de la Nuez, nos sentimos menos solos, un poco más cerca de compartir un día, no tan lejano a 52 años más, la posibilidad de juntarnos en La Habana, o Baracoa, o Viñales, da igual. Juntar el pensamiento de la diáspora —esa mezcla compleja de todos los viajeros en el D. F., o Miami, o Madrid, da igual— con los que se quedaron en el barrio o nacieron después, es lo de menos. Juntarnos para dispararnos una cerveza, una carcajada, aunque sea la última de la cumbancha, pero que sea en una Isla rodeada por todas partes de libertad; de disparar ideas opuestas y que la batalla sea legal, juntos pero no revueltos en falsa masa; de entrarnos a balazos de amor sin catibía. Un abrazo hermano desde este comité de soñadores y en una cuadra de revolución de todo, menos de esa cosa con olor a castrismo. Por un futuro no solo de victorias democráticas, también de cubanos con memoria, como la que sacude —sin albur— el compañero Iván, el terrible dolor de cabeza para los dogmáticos dentro y fuera, el amigo de poner a pensar bonito a los cederistas de ningún comité.

Juan Pablo II será beatificado en mayo

Agencias | Ciudad del Vaticano | 14-01-2011 – 3:38 pm.

Es un milagro que una dictadura dure 52 años, que adoren al dictador muchísimas personas; es un milagro que más de once millones aguanten no poder decir lo que quieren con la barriga llena y el corazón contento; es un milagro que los jóvenes estudiantes, los bravos obreros y los brillantes artistas e intelectuales que siguen en la Isla, no salgan a la calle pacíficamente a reclamar un cambio para abrir y no para cerrar el pensamiento y acción: política y económica por ejemplo; es un milagro que sigan creyendo los más jodidos que se puede seguir en la miseria espiritual y material a costa del dogma fidelista y confíen en las familias en el poder; es un milagro que no se mueran de pasión de ánimo más cubanos y sigan en la fiesta, por suerte. Eso sí son milagros. Que la monja —conste que el CDR No. 22 de Playa respeta a la Iglesia, a los Babalaos y Laicos oficialistas e independientes, a los Testigos de Jehová, a los judíos y musulmanes, espiritistas y esotéricos todos todos— al ser tocada por Juan Pablo ll pudo curarse, tiene lógica. Recordemos que este Papa puso al comunismo polaco de cabeza; le dio al cristianismo apostólico y romano millones de nuevos feligreses y contribuyentes de paso; arremetió contra el aborto y homosexuales de posible curación para gracia de la mitad del mundo mocho; fue a Cuba y al mismísimo quientusabe le hizo representar después de viejo, El Patriarca buena onda. La mano de Juan Pablo sí era mano santa y a la enferma sanó porque la monja tuvo fe: en su Dios en la tierra, como el del cielo.

Lara vs. Raines: Nocaut en el primer asalto

YouTube | 17-01-2011 – 3:39 pm | Duración: 08:33

Guillermo Rigondeaux

De película la vida del compañero Lara. Nocaut le dio a la falta de libertad en el 2008, cuando vía México escapó hasta Hamburgo y de ahí a la segunda Cuba, Miami; esa península multicultural y libertina, de Jayalía a la Sagüesera va un trecho, de Cayo Hueso a Mayami Bish otro, de Calle 8 a la Española también; diferencias geográficas y de pensamiento exiliado, tema en próxima asamblea del CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho. El punto es Lara, que antes de salir para no volver (no porque no quiera sino porque si regresa no sale) se fue sin decir adiós a la maquinaria deportiva castrista, llena de segurosos y colaboradores indirectos, como la periodista Julia Osendi de Juventud Rebelde (agosto 9 del 2007). Su entrevista da cuenta de cómo Erislandy debe arrepentirse públicamente, aceptar que traicionó a la revolución que le había dado tanto. Confiesa que se lo llevaron a beber unos tipos, a un bar y con mujeres —seguro que buenísimas— lo peor, ¡mezclar con Red Bull! No ir al pesaje y desaparecer… aventuras más tarde, rescatado por la policía y de regreso a la Isla, tan tan. La pelea de Lara con los demonios del castrismo no era precisamente en el cuadrilátero de jab y lona, era con la Seguridad del Estado, contra la inseguridad de su familia y el bochorno al fallarle al pueblo, como daba a entender la señorita Julia, del diario cubano. Lara dejó correr el cuento como buen boxeador, no dijo o no le preguntaron que el tiranuelo Chávez mandó un avión en recogida. Él y Guillermo Rigondeaux fueron detenidos por la Policía Federal Brasileña. Se portan bien los gobiernos venezolanos y brasileños con los hermanos Castro, la política no cabe en una azucarera pero en una billetera sí. Lara ni calentó los motores en la Isla, tan pronto pudo dejó los guantes castristas y adiós pan que te coje el diente. Los aires del pantano floridano le asientan, está como nunca en el Ring, su verdadero mundo. El Oro de Guantánamo es una fiera; rápido, técnico, zurdo y con un dos-tres que le traquetea. En Cuba ganó más de 300 peleas, bicampeón mundial amateur y con un futuro más allá de medallas, patria, bandera, revolución y todos esos inventos venidos a menos. Lara tiene muy claro que lleva al terruño en los puños, en su guantanamera manera de vivir y que puede ser campeón mundial mediano junior. No es fácil la telaraña del boxeo profesional. Lara es un campeón donde lo pongan; baila las cuatro esquinas al son de su raíces y tiene poder, dos puños de hierro, forjado en la escuela cubana de boxeo, en la calle y en su mentalidad de ganador. Gladiador estrella, brilla con luz propia, ilumina el deporte porque es un caballero. Nunca busca acomodo, al frente y casi flotando: esquiva, dispara un derechazo y suávana, una izquierda relámpago aniquila y no queda títere con cabeza. Desde el CDR No. 22 de Playa un fuerte abrazo y mucha vida boxeadora que nadie le quitará lo bailao ante sus seguidores, dentro y fuera del Ring.

Hospitalizado el cubano que está en huelga de hambre en Viena

Agencias | Viena | 17-01-2011 – 6:28 pm

Lo bueno es que está en Viena, que ya lo sabe el mundo, que hay presión de todas partes para que pare la huelga y de una vez tomen seriamente el asunto dictatorial de permisos para entrar a tu país. No tiene justificación, solo joder al prójimo que se crió pero que creció y decidió volar, aunque se escache o remonte alturas insospechadas. En este CDR No. 22 de Playa, incluyendo a los que defienden y contradicen, a los diferentes y los comunes, exigimos, vaya suavecito, a la UE que está más cerca, a la ONU por simbólica y al ALBA pa que despierte, que llamen a contar a quientube y sus más de 40 ladrones, entre ellos sus genera-lazos históricos y turba histérica de tranca y cabilla. No darle papa al organismo y más, acostumbrado al biencomer europeo, claro que da unos dolores fuertes, hinchazón, la cabeza se parte en dos, el corazón en cuatro y la voluntad en veinte. Aguanta vara mi socio que ya estás en juego. Nosotros, con la barriga llena, podemos hacer algo; mínimo una carta con un montón de firmas, mínimo escribir y protestar y gritar 4 cosas en solidaridad. Lo bueno es que está en Viena y con el ojo echao de las autoridades primer mundistas y alguna que otra segurosa disfrazada de mucama en el hotel o de enfermera. Viena: Fernando Delgado abandona la huelga de hambre Agencias | Viena | 18-01-2011 – 7:35 pm. Fin de la película fría.

Disidencia: Ningún alto cargo responderá por los muertos de Mazorra

Agencias | La Habana | 18-01-2011 – 10:37 am.

Rana enfermera robando, debajo del agua / cuando la Rana se puso a robar, vino la Mosca cocinera y la hizo callar / la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua / cuando la Mosca se puso a robar, vino la Araña vigilante y la hizo callar / la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua…

Reunidos en el CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho— atentos al circo-juicio, a la última telenovela de los Castro, hemos adaptado una cancioncita popular para cantarla a coro, entre jovencitas cederistas y cubalibres. Dice así: “Estaba la Rana enfermera robando, debajo del agua / cuando la Rana se puso a robar, vino la Mosca cocinera y la hizo callar / la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua / cuando la Mosca se puso a robar, vino la Araña vigilante y la hizo callar / la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua / cuando la Araña se puso a robar, vino el Ratón de la Juventud y la hizo callar / el Ratón a la Araña, la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua / cuando el Ratón se puso a robar, vino el Gato del Partido y lo hizo callar / el Gato al Ratón, el Ratón a la Araña, la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando, debajo del agua / cuando el Ratón se puso a robar, vino el Perro de la Seguridad y lo hizo callar / el Perro al Gato, el Gato al Ratón, el Ratón a la Araña, la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando debajo del agua / cuando el Perro se puso a robar, vino el Ministro y lo hizo callar / el Ministro al Perro, el Perro al Gato, el Gato al Ratón, el Ratón a la Araña, la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando debajo del agua / cuando el Ministro se puso a robar, vino el General y lo hizo callar / el General al Ministro, el Ministro al Perro, el Perro al Gato, el Gato al Ratón, el Ratón a la Araña, la Araña a la Mosca, la Mosca a la Rana, la Rana robando debajo del agua / cuando el General se puso a robar, vino Internet y los hizo callar.

Brasil: El régimen de los Castro “no se sostiene”

DDC | Madrid | 20-01-2011 – 11:28 am.

Lula tiene una deuda con la muerte de Orlando Zapata. Su gobierno, de gran peso político en esta Latinoamérica nuestra de tiranuelos y doctores, nunca dijo pío y sí dijo pa-lo-que-sea-fidel-pa-lo-que-sea. Resulta que en lo oscurito, en un rincón del alma brasileña, confiesan que Castrolandia no tiene sostenimiento, ni siquiera con el cuento de la mala pipa Sierra Maestra, yanquis malos malos e internacionalismo amén. Por suerte Caetano Veloso existe y el futbol, carnaval, favela, cine y una cultura más allá de la politiquería de sus gobernantes. Nosotros los gobernados, desde este CDR No. 22 de Playa -no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho- sabemos que un feudo armado por las FAR, vigilado por el MININT, administrado por la caterva de viejitos genera-lazos y los jóvenes hijos, no de la patria precisamente, de los Castro y los castristas —dueños de cuanto hay y habrá— tienen el sartén agarrado por el mango, también los bancos y las reservas petroleras y las tajadas de las remesas, y la industria turística y el pensamiento de los intelectuales, artistas, estudiantes, burócratas, Iglesia, Babalaos, Laicos todos oficialistas y de los no oficialistas muchos, con miedo. La UE se hace de la vista gorda; los chinos en China; Venezuela castrificándose golpe a golpe, verbo a verbo; Obama no acaba de arreglar el bateo interno; España de gatica de María Ramos; Evo entre pollos homosexuales y refresco de Coca, pero de la buena; los demás en la conga de narco-corridos y tango remendón. Mientras tanto, a pesar de voçe, seguirá la matraca castrista con el sudor de sus hijos, esperando que llueva café; entre batallas de ideas, corruptelas y mangos bajitos de dolariza desde el Imperio. En el esquema del cubano persiste eso de que afuera está peor y qué vendrán tiempos mejores. La cámara lenta sigue en pie. Perder 52 años de vino francés y güisqui fino costará sangre; nadie quiere ponerse de muertito si al otro día, La era continuará pariendo otro corazón.

Fidel Castro admite errores, pero dice que “nunca” ha habido “abusos de poder”

Agencias | La Habana | 20-01-2011 – 5:50 pm.

El pobre Pinocho se queda corto. Larga es la lista y documentada de todas las traiciones: a la patria, a la revolución y a la madre de los tomates. Después de 52 años jugando a la Caperucita Roja viene con el cuento de hacerse la víctima, en plena desmemoria por conveniencia, lo bueno es que no le cree nadie y más con el nepotismo descarado del clan familiar: Fidelito Castro quedó de “asesor científico del consejo de Estado”; Angelito Castro en las altas esferas —redondas y pesadas— de MCV Comercial; Alejandro Castro de capo en electrónicos vía Canadá; Alex Castro lucha su yuca en Agfa y Tony “El Padrino” Castro, dentro del mundo empresarial de Grupo Mundial Las Islas, guarachando con tabaco, licores y empresas industriales, quién sabe de qué pero ahí está metido. Del lado raulista su nieto Raúl Rodríguez Castro, alias El Cangrejo, vigila los días y las noches del abuelo como fiel guardaespaldas; su papi, Luis Alberto Rodríguez López-Calleja dirige toda la burundanga de empresas militares con dinero a pasto dentro de la pobre Isla y en bancos allende los mares; Mariela Castro directora nacional del Cenesex, antes su mami, Vilma Espín, fue líder vitalicia de la FMC. En pueblo chiquito, infierno grande y la gente conoce los fetecunes de buen chupe y puro polvo blanco que celebran a cada rato los hijos de los abuelitos del horror; coches de lujo y la gente esperando la guagua siempre en reversa; casas decoradas al gusto o disgusto y todo el país colapsado sin viviendas. En todos lados se cuecen habas, por qué en la Cuba en ruinas no pasaría lo mismo. Lo sabemos todos, empezando por quientusabe, haciéndose el chivo loco a estas alturas.

Falsos Robin Hood

Miriam Celaya | La Habana | 21-01-2011 – 10:07 am.

Analizamos el Material de Estudio en este CDR No. 22 de Playa acompañados de las siempre zalameras compañeritas revolucionarias, provocando comentar sobre los privilegios del castrismo. La cederista Celaya (siempre al duro y de guante blanco, por pureza no por otra cosa) abre fuego sobre el significado político y todo lo que implica El empresario, fiel a la dictadura hasta el día que lo partió un rayo de arriba arriba, donde cocinan el ajiaco del poder los hermanitos del horror y sus más de 40 ladrones. Esta cubana desafía el pensamiento oficial con femenina puntería (por profunda no por otra cosa), ahora tirotea justicieramente a El Empresario del teatro social cubano, Maceta oficial en fuga. Tipos así tenemos un montón, burujón puñao. Aprovechados, tan vivos como tan muertos, en vida. Mal haría la memoria cubana si su historia lo absuelve y lo convierte en héroe, ahora debe estar cantando las 40 y las perlas de la Virgen; entre que se llevó una guaca y sabe de qué pata cojean los planes de desarrollo arriba arriba y que Castrolandia no se lo perdona, que se cuide. Tenemos ex: militares, segurosos, literatos, artistas, empresarios, come candela pa acabar pronto, que en Cuba lamían las botas de los genera-lazos y fuera de ella, cantan las rancheras oportunistamente (tienen que vivir de algo, no por otra cosa) capaces de culpar, justificarse y dar su aporte a la lucha contracastro vestidos de santos peregrinos. Una cosa es lo que conviene para desenmascarar al carnaval castrista y otra es caer en la trampa de redimir un camaján; una cosa es la tolerancia y otra hacernos de la vista gorda con este camarada hace unos meses. Nunca dudó en masticar carne roja de mantel y vino, junto a los dictadores arriba arriba; amasando placebo antimperialista, dolarucos y contactos por si la tortilla se viraba y se viró y se fue. Pedro Álvarez Borrego dejó la piel de su apellido y anda de lobo en Norteamérica. Traicionó a sus padrinos, huyó justo cuando lo iban a juzgar como escarmiento, el judas en minúsculas que por monedas, muchas, disfrutó el privilegio de ser aliado y cómplice de quientusabe y su gerontocrática prole. Que se joda.

Amplios sectores de la economía cubana, administrados por “mafias”

DDC | Madrid | 23-01-2011 – 9:52 am.

La primera década de discursos y flores asomaba el corrupto destino manifiesto del cubano, que ni los ejemplos del Che demagógicamente establecido, ni la creación de ojos que te ven, cederistamente hablando, pudo aplacar el tumor que da una sociedad que se come a sus hijos, tradiciones, costumbres y todo lo heredado del antecedente republicano.

Secreto a voces hace muchos años, chisme de cola hace años, chacoteo de la tele en Miami otros tantos y revelaciones oficiales de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), balconeados por WikiLeaks. Nada nuevo, con el detalle de estar ahora, como cáncer sin vacunar, por todos lados. En este CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho— analizamos este Material de Estudio como película vieja, como musiquita pasada de moda; circulo vicioso del socialismo chapucero desde hace 52 años. La primera década de discursos y flores asomaba el corrupto destino manifiesto del cubano, que ni los ejemplos del Che demagógicamente establecido, ni la creación de ojos que te ven, cederistamente hablando, pudo aplacar el tumor que da una sociedad que se come a sus hijos, tradiciones, costumbres y todo lo heredado del antecedente republicano, bastante abollado por Batista. Los restantes años; a costa de mantener el espíritu antimperialista —buen pretexto para la izquierda mundial, siempre bien vestida que jamás será vencida, y para la derecha de ñame con corbata— suman altos dirigentes empillamados, juicios al vapor a generales y doctores, cárceles llenas de ladrones de un par de medias hasta un par de camiones del mismo producto. En la ausencia de leyes, jueces y abogados no solo revolucionarios de verdad; en mandato absoluto de los genera-lazos; en franca decadencia de sus principios, todo queda al mando del caos, en su chantaje político de salsa roja y azul celeste aunque le cueste lo que le cueste. Los poderes político-económico están en manos de la family verdeolivo, el pastel lo cortan y reparten a su antojo; cuando duermen, las ratas se levantan y los pajaritos cantan de alegría robando migajas de un cake viejo pero sustancioso. El cubano que trapichea un poco de arroz y unas libras de carne no roba, busca sobrevivir; el cubano que trafica millones de dólares bajo la coartada del sistema, claro que le está robando al compatriota libertad, bienestar y destino. Lo terrible es que estamos en un carnaval global de lo mismo, el que no roba no mama; a quién le importa el aquelarre isleño? A nosotros dentro y fuera, sabemos la diferencia entre la corrupción histórica del hombre y la corrupción histérica del castrismo, disfrazado de ovejita, con unos colmillos qué pa qué.

WikiLeaks: La Iglesia Católica, acobardada y resignada a la caridad gubernamental

DDC | Madrid | 23-01-2011 – 11:16 am

Se viven momentos determinantes, como nunca sale información de la Isla al mundo y la mayoría, catastrófica; el dogma castrista, como merengue en la puerta de un colegio, se hace polvo ante la miseria humana y espiritual; la doble moral de los genera-lazos, coma-andantes y delfines del régimen hacen agua la nave y las ratas no saben si quedarse a tiempos mejores o salir, el miedo paraliza a muchos, entre ellos, tan ta tan… la Iglesia Católica cubana. Pocos creen en el Obispo y su rebaño, menos en que jueguen su papel de amar al prójimo y además ayudarlo a vivir la vida un poquito mejor; no se nos dio la estirpe polaca de Juan Pablo, Grotowsky, Kantor, Wadja. Mientras el mundo se cae a pedazos, sigue en Cuba la melcocha comunista más descarada que nunca, y la Iglesia?, cuidando su coto de poder, limosneando en vez de aplacar dictadores; cautelosos, intermediarios del horror, falta de güevos pa acabar pronto. Cuba reclama de sus hijos más bravura, exige unión rebelde; soltar la sotana y el bastón y a bailar una revolución democrática donde los que gozan de privilegios políticos y económicos, como nuestros compañeros curas, hagan honor a sus ideales católicos y junto a Babalaos, Laicos, Testigos de Jehová (oficialistas e independientes, todos todos) pongan a temblar a la vieja fauna. Por suerte existen muchos cubanos, mexicanos, españoles, norteamericanos y suecos entre otros, que dan la cara para quitarle la careta a la dictadura, gracias a Dios.

Un dictador menos

Bertrand de la Grange | Madrid | 23-01-2011 – 11:58 am.

Túnez daba esa tranquilidad morbosa que dan las dictaduras blandas, sin tanto aspaviento de sangre en la superficie, aunque dentro reinen totalitarismos de miedo y consigna; EEUU y la UE se hacían los bobos hasta que explotó el globo familiar todopoderoso y su clase media leída y escribida reclamó el bienestar que da origen a su origen, se fue a la calle y lo demás, noticia. Esta clase social surgida de los ingleses, tan propios; hartos de los desplantes aristocráticos. Burgueses forrados en billetes; la Gentry puso reglas estrictas de trabajar y si se puede, explotar, al ejército de muertos de hambre de siempre; se mordía la cola en su propia ambición porque el quién explota a quién es tan relativo como el precio del petróleo o los tsunamis. El siglo XX institucionalizó a la clase media gracias al Imperio siempre tan malo según quientusabe y tan precoz a las diásporas que como corales se aferran al territorio de oportunidades —Alemania, Inglaterra, Francia compiten en ganar el lugar ideal de los novo esclavos. El estado de bienestar de origen clasemediero ahora se complica; como nuevos corales posmodernos, lo mismo tiene billete el líder del narco, el líder religioso, que el líder deportivo, partidista, pepenador, ocultista o el dueño de algo que explote y reditúe. La nueva aristocracia está en las revistas, juega al Monopolio con marmaja virtual. La clase media vive en el capitalismo de Viena o Burundi, en el comunismo chino o coreano, en el castrismo de la Isla o Venezuela. Cuba no es Túnez ni en la comida, el cuscus no pega con el congrí aunque la tortilla de huevo nos entrama. La dictadura cubana tiene de líderes a unos hermanos y más de 40 ladrones con 80 años promedio, más de 75 años no se puede en Túnez (para eso los delfines). En Cuba es ilegal ser disidente, en Túnez no; antes de las protestas existían organizaciones políticas sin lío. Iguales de autoritarios y mafiosos, aquí y allá un clan familiar controla política y economía. La clase media cubana es poca y sui géneris, hecha del Frankenstein de privilegiados del gobierno y macetas oficiales e independientes, en el acomodo y el miedo que le quiten lo que tienen y nada más. No, no somos Túnez; estamos esperando a un Godot tipo cómic, hasta tanto la miseria aumenta como los presos, las ratas y las ganas de no pedir permiso.

Armando López opina: 88 cumpleaños de Melesio Capote, Pánfilo, los “cambios” de Raúl Castro y más… (DDC-TV)

DDC | 24-01-2011 – 4:00 am | Duración: 14:20

Durante estos 52 años de dictadura el cubano ha visto con dolor, como las leyes, decretos, planes, proyectos, y todo el ideario castrista ha roto en vez de componer, ha fragmentado en lugar de unificar, ha destruido sin construir. Borró la memoria histórica de todo lo bueno antes del 59 como desapareció a sus exiliados: artistas, intelectuales, empresarios, pueblo al fin; generación tras degeneración quitó de libros y revistas, de estadísticas y recuerdos, a todo aquel que osó brincar el charco. Millones de cubanos andan por el mundo sin libertad de regresar cuando quieren y cuando lo hacen pagan carísimo el deseo de reencontrarse con los padres, los hijos y los amigos que quedan. Ningún país imagina lo que ha hecho ese gobierno con su gente al quebrar familias, costumbres, cultura finalmente. Gracias Armando por evocar reconciliación a estas alturas y festejar en vida, la vida de Reinaldo Miravalles, actor exiliado en Miami; queridísimo en Cuba y por los conocedores del cine cubano: Las 12 sillas, El hombre de Maisinicú por ejemplo.

Nosotros tampoco viajamos libremente a Cuba

Ana Julia Faya | Cornwall, Canadá | 25-01-2011 – 8:53 am.

Atropellos, maquiavelismos, tardanzas (familiares graves que caen sin despedida, tan pronto mueren de casualidad llega el permiso oprobioso); rabia, impotencia, tremenda soledad a final de cuenta tenemos todos.

Hace rato que muchos cubanos buscan la manera legal de acabar con estas ordenanzas feudales en plena era digital. Laritza Diversent escribe que desde el 29 de septiembre de 1961, en su Resolución No. 454 del Ministerio del Interior, dejaban al que se iba de Cuba, más pelao que un plátano y con permiso pa regresar. La burocracia castrista —valga la redundancia— estableció permisos a todos: los que se fueron antes del 59, antes del 71, después de; tratamiento discriminatorio a los que decidieron quedarse y obtener una segunda nacionalidad, con los que salían y entraban a cada rato por el faster auxiliador o servicios de inteligencia. Atropellos, maquiavelismos, tardanzas (familiares graves que caen sin despedida, tan pronto mueren de casualidad llega el permiso oprobioso); rabia, impotencia, tremenda soledad a final de cuenta tenemos todos. Internacionalmente nadie condena esta ley estúpida y sí contra el embargo, contra los norteamericanos que no pueden entrar, contra la contra pa acabar pronto. Desde este CDR No. 22 de Playa y a nombre de su Presidente: Alcibíades Zaldívar Álvarez, me uno al llamado de otros cederistas con el propósito de unir voces en contra de la dichosa ley, hablando de… con base en el artículo 63 de la Constitución, “todo ciudadano tiene el derecho de dirigir quejas y peticiones a las autoridades y recibir la atención o repuestas pertinentes y en plazo adecuado, conforme a la ley” (aunque da risa el chorema castrista que durante 52 años de ajiaco fidelista se ha pasado por el Arco del Triunfo ¿revolucionario? cuanta petición de este tipo y de libertades todas todas, se han hecho). No está demás joder la pita un poquito y exigir derechos internacionales. Por lo menos: 1. Eliminación del permiso de entrada y salida de cualquier cubano dentro y fuera de la Isla, independientemente de pertenecer a organizaciones políticas y religiosas. 2. Eliminar la confiscación de bienes por parte del gobierno y que siga en propiedad de su legítimo dueño, esté donde esté. 3. Que todos los cubanos puedan invertir en el país amparados en las leyes internacionales de comercio (nunca se sabe el cuento de la mala pipa que inventan después). 4. Derecho al voto de todos los cubanos residentes en el exterior sin importar filiación política ni religiosa. Tenemos bastante con soportar la mordaza; no poder oponerse libremente es cruel, mínimo que nos dejen salir y entrar cuando nos de la gana coño.

Mubarak se aferra al poder y los Castro esconden la revuelta

Agencias – DDC | El Cairo | 29-01-2011 – 2:45 pm

El dictador que de joven voló aparatos militares, que agarró cajita de presidente cuando al Anwar as-Sadat lo hizo picadillo un cañonazo en pleno desfile de su ejército, está en peligro de abandonar las dádivas de EEUU. Eso pasa en nuestro subdesarrollado universo; con tal de no poner la cosa mala en Israel, el dineral a Irak, Irán, Jordania, Egipto, no para, hasta que se les vira la tortilla. La mecha está encendida en el mundo árabe y cuidao no se extienda por el viento de libertades en el campito latinoamericano; en Venezuela por el tiranuelo socialista a su manera, en Cuba por la miseria material y espiritual que baña los 52 años de leña y tesón, al ritmo monótono del culebrón castrista. En la Isla poco se sabe, están la mayoría pendientes de cómo sobrevivir del nuevo negocito autorizado, de la telenovela brasileña y del último chisme de la cuadra; el mundo anda buscando vivir la vida un poquito fuera de la misma batea de baba y en la tierra más hermosa —según el genovés— no pasa nada, algún empujón en Santa Clara, bateo en cárceles y nada más, y nada más. Los militares egipcios abrazan a los civiles, se dan la mano desdes los tanques, todos anhelan la caída del régimen y entre bombas lacrimógenas el anciano Mubarak mueve sus piezas gubernamentales pero el pueblo no espera, Túnez tiene lo suyo, Jordania salió a la calle y en Cubita nananina de nada. La turba de cabilla y jamón acecha; la oreja del vecino y el joven militar, vigilan; quietos en base a pesar de tenerlas llenas, de mierda y dolor, que es peor. Convocar a la sociedad para una revuelta callejera es inútil, la gente no está para eso. En la costumbre de agarrar los mangos bajitos y el miedo a buscarse problemas fedelistas, conspiran en la abulia final, tras el muro y el mar. Que más quisiera este CDR No. 22 de Playa —no precisamente un CDR verdeolivo, cualquier número, el 22 es par doble y capicú del capricho— que pacíficamente, dentro y fuera, como cubanos libres de buscar (aunque no de poder) un gobierno civil y democrático; salir desde la Punta de Maisí al Cabo de San Antonio todos todos y estrechar la diestra del joven de las FAR, al pie del tanque. Saludos revolucionarios a todos los que tendrán más deméritos que méritos, gracias a Dios. ®

Compartir:

Publicado en: Apuntes y crónicas, Febrero 2011


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.