PAISAJE SONORO, MÚSICA ELECTRÓNICA Y POP ALTERNATIVO

Tres producciones de jóvenes mexicanos

Es de aplaudir y disfrutar la propuesta de tres proyectos, músicos o creadores mexicanos que no llegan a los treinta años y publican su material con calidad, insertándose en el cada vez más pequeño círculo de productores con disco bajo el brazo.

La llegada del MySpace anunció una nueva era en la música joven: la una gran mayoría de noveles grupos o músicos pensarían difundir su propuesta únicamente a través de internet, regalando sus producciones sin incluso acudir a netlabels (quienes también obsequian música pero de manera sistemática, como una disquera física). Así nos saturamos de sonidos, no todos bien articulados, pocos con una propuesta seria, los menos con un plan a mediano plazo dentro de la música, aunque por supuesto, también llegaron muchas sorpresas y la oficialización de los medios digitales para promover la música.

¿Pero, qué paso con los formatos físicos como el CD y el vinilo? Pues uno agoniza y el otro quiere revivir, o más bien algunos lo quieren revivir. Hay sellos, sobre todo los considerados “de culto”, es decir, que tienen una base de seguidores no masiva pero sí suficiente para “salir tablas” con un tiraje limitado de vinilos, que no han dejado de producir este formato. Otros lo están experimentando por primera vez. Ya se verá con el tiempo si se incrementa el mercado de los vinilos o sólo queda en un intento nostálgico (a veces impulsado por enamorados de un pasado que ni siquiera vivieron), si el CD continúa o si se salta al DVD que ofrece más posibilidades, sobre todo en la mezcla, y qué sucede con el mp3.

Mientras tanto, es de aplaudir y disfrutar la propuesta de tres proyectos, músicos o creadores mexicanos que no llegan a los treinta años y publican su material con calidad, insertándose en el cada vez más pequeño círculo de productores con disco bajo el brazo.

Es de aplaudir y disfrutar la propuesta de tres proyectos, músicos o creadores mexicanos que no llegan a los treinta años y publican su material con calidad, insertándose en el cada vez más pequeño círculo de productores con disco bajo el brazo.

Ella tiene dos androides es un dúo de Mexicali compuesto por Pedro Campos y Polo Vega, Nadie se enfermará este invierno es su segunda producción, la primera publicada en CD, y es lanzada por el sello capitalino Molécula Records, una de las disqueras independientes más activas en el país, que propone distintos matices del pop electrónico. Y es bajo esta etiqueta, precisamente, de la que parten los androides Pedro y Polo para lanzar seis temas breves, contundentes, llenos de energía, melodías pegajosas, guitarras “brincolinas”, sintetizadores ciber-coloridos, bases rítmicas firmes y voces melancólicas. Desde el arranque del EP se advierte esta potencia con “Midori”; “Quiero dar vuelta” lleva la pila a tope, la cual reposa en “Respirar al revés”, ligera pausa para continuar el baile con “Extras en tu película”, en la que el bajo y los sintetizadores coquetean vigorosamente. “Cosas que encontré bajo mi cama” es más estática, con guitarra acústica y matices electrónicos; finalmente, “Easy normal hard”, el único track en inglés, nuevamente perfecto para mover el cuerpo y bastante digno para cerrar un trabajo que deja claro una vez más que para el pop no hay como la escena fronteriza, y como muestra revisemos la discografía de Rubén Tamayo, alias Fax, quien por cierto mezcló y masterizó este material, simplemente preciosista. A Ella tiene dos androides se les augura un buen futuro y es sano poder comenzar a palparlo desde hoy, y no hasta que se suban al escenario de un festival masivo de ésos que tanto le gustan a las comunidades rockeras. Ya lo hacen desde su estudio casero y con el apoyo y la retroalimentación de unos buenos amigos y músicos. Espero éste sea el primero de una larga lista de producciones de este dúo.

Para conocer más sobre Ella tiene dos androides, escuchar y comprar su CD, visita www.ellatienedosandroides.com

El pasado mes de julio, Abolipop, disquera de la que soy co-director junto con mi hermano Diego Martínez (Lumen lab), lanzó un nuevo proyecto: Suplex, una especie de netlabel, sin tener muy en claro si es apropiada esa etiqueta en este caso, pues desde finales de 2003 regalamos algunas producciones en mp3 a la par de nuestra producción en CD. Con Suplex queremos dar salida a proyectos que difícilmente podríamos publicar en este momento en CD, como son grabaciones en vivo, EPs, improvisaciones o producciones específicas. El primer álbum en publicar oficialmente con Suplex es el disco homónimo de Adán Cortés, mejor conocido como Vektor, joven productor que falleció a los veinticuatro años en septiembre de 2009, después de dos años de una dura batalla contra el cáncer. Adán era un chico excepcional, amante de la música y gran amigo; se acercó a Abolipop como escucha de nuestra música, era seguidor de Static Discos, entusiasta de Discos Konfort y de esa escena alternativa de música electrónica que varios sustentamos desde los primeros años de la década pasada en México. Además, puso en el mapa a la ciudad de Querétaro, pues pocos músicos electrónicos (o ninguno más) conocemos de ese punto.

Adán no pudo terminar el CD, libró el cáncer aparentemente, pero la quimioterapia fue lo peor, devastadora, los últimos meses poco podía componer, tenía un tono agudo que jamás desaparecía en uno de sus oídos, mareos, dolores de cabeza, pero fueron los días en que compuso con mayor solidez y en Loon a moon puede apreciarse, desde el tema que da nombre al disco

Su propuesta siempre apuntó al jazz digital fusionado con el intelligent dance music, con clara influencia de la vieja escuela de la Warp Records. En Loon a moon pudimos recuperar tracks —en su mayoría mp3— que al momento de su muerte estaban en su disco duro como parte de las sesiones de producción para su primer material en forma. Adán no pudo terminarlo, libró el cáncer aparentemente, pero la quimioterapia fue lo peor, devastadora, los últimos meses poco podía componer, tenía un tono agudo que jamás desaparecía en uno de sus oídos, mareos, dolores de cabeza, pero fueron los días en que compuso con mayor solidez y en Loon a moon puede apreciarse, desde el tema que da nombre al disco, “Reinvención” que es el último track en el que trabajó y tuve el honor de aportar la voz, en el que glitches, ritmos rotos y melodías punzantes enmarcan un tema nostálgico de regocijo. “Legs”, “AM” y “PM” son piezas con mayor concentración en los procesos electroacústicos, característico del IDM, agregando una especie de síncopa propia del jazz. “World citizen” es uno de los temas más acariciables del disco, y es que es una versión totalmente personal que Adán hizo de una de sus mayores influencias: David Sylvian, añadiendo glitchería y gestos electrónicos con energía pero al mismo tiempo moderación, para embriagarse sin rumbo fijo. “Moon”, “Feed me weird sounds” y “Breaking HDS” son tracks más apegados a la escuela Warp, sobre todo Squarepusher y Autechre. Con este álbum digital quisimos rendir homenaje a un entrañable amigo que trabajó con la mayor fuerza posible por publicar su primer disco. Aquí está, en digital, como a él le gustaba, entusiasta de las redes y de la comunicación electrónica. Documento importante y emotivo.

Descarga gratuitamente el disco de Vektor aquí.

Yair López es un joven jalisciense que ha vivido la mayor parte de su vida en Guadalajara y pasó unos años en Puerto Vallarta, donde estudió la licenciatura en Ingeniería en comunicación y multimedia, al mismo tiempo que producía radio. En 2007 fue parte de la segunda generación de Prácticas de Vuelo, un programa de acercamiento a la composición electroacústica académica del Centro Mexicano para la Música y Artes Sonoras de Morelia, y esto fue determinante para sus planes, así que Yair continuó estudiando distintos temas relacionados principalmente al paisaje sonoro, y de hecho es con este tema con el que se tituló en Puerto Vallarta, realizando una obra sobre su malecón y que él mismo acaba de publicar en CD.

El paisaje sonoro es un tema discutido entre la comunidad cercana a la exploración sonora; algunos utilizan el paisaje sonoro, o más bien, las grabaciones de campo, para otros fines estéticos como puede ser la misma composición musical, realizar instalaciones u obras multimedia; otros, más apegados a la idea inicial de Robert Murray Schafer, respetan la grabación como tal y la presentan como pieza final. En el caso de Yair realiza un interesante trabajo en la selección y edición del material, pues a pesar de cierta homogeneidad del entorno (cumple el rigor que conlleva el título de la pieza al no salir del perímetro marcado por el malecón) logra apreciables contrastes que enriquecen la narrativa, dando ese aspecto musical que a veces es difícil encontrar en este tipo de obras. Destaca la calidad de la grabación, pues en este tipo de proyectos es raro escuchar los sonidos con tanto cuerpo y volumen; Yair ha puesto suma atención en la mezcla y masterización de los mismos, como se acostumbra en la música electrónica u otras músicas populares.

Pescadores preparando su producto, niños que juegan cerca del mar, oleadas que exploran la cualidad estéreo en toda la palabra, breves historias de habitantes o transeúntes del malecón, fuegos artificiales, las campanadas de la Iglesia, aves, una deliciosa y breve incursión de la banda municipal, comediantes, marimbas y, básicamente, un retrato auditivo de la cotidianidad del punto más importante del centro de este puerto jalisciense, forman parte del contenido de esta pieza.

De suma importancia el hecho de que Yair haya editado este material por su propia cuenta, ya que es difícil encontrar paisajes sonoros mexicanos, más aún en este formato, así que es un primer gran paso. Yair ahora se encuentra realizando paisaje sonoro de pueblos mágicos de Jalisco, y tendrá que manejar con agudeza narrativa y conceptual los materiales para no caer en clichés de la postal sonora. Este CD es una buena señal.

Descubre el paisaje sonoro del malecón de Puerto Vallarta, incluyendo mapas e imágenes y consigue este CD a través de su página. ®

Compartir:

Publicado en: Agosto 2010, Fuera de control

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.