POSICIONES DE TIRO

Tendido, sin tensiones:

la estabilidad de lo clásico

en contacto con el centro

de la tierra.

No hay gravedad

subversiva

que detenga el disparo,

ni fuerza alevosa

que mueva el culatín

de la carabina.

De pie, con arma larga,

no hay esfuerzo,

la escopeta es una extensión

de la arma-dura del cuerpo:

un brazo que se alinea

con cadera, codo y cara,

y se dirige al blanco:

se dispara con el alma,

se ejecuta con agallas.

De rodilla, en descanso.

El tirador

requiere disciplina,

técnica, eficacia, rectitud.

El arma

dosifica el estallido

de la mano al cañón

y del cañón

a la caída final

del oponente.

El acero y la sangre

forman una sola vena,

el ojo dispara:

una bala justa

entra en la médula

del enemigo, a quien

el tiempo se le escapa.

Siempre es demasiado tarde

para escabullirse. ®

Compartir:

Publicado en: Junio 2010, Poesía


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.