Sé lo que leyeron el número pasado

Cuántas visitas de cuántas personas y cuántos artículos vistos en Replicante

Sé cuántas personas están conectadas en este instante a Replicante, en qué sección, en qué artículo. Cuántas están leyendo. Cuántas desistieron a la quinta página. Cuántas pensaron leerlo más tarde pero nunca volvieron. Cuántas ya habían leído y se pasaron directamente a los comentarios.

Sé lo que leyeron el número pasado

Cuántas comentan. Cuántas personas solamente Me-gustean. Cuántas los tuitean y en tiempo real cuántas más los retuitean.

A dónde se fueron después estas personas. (Me refiero a qué páginas pero si lo cruzamos con los datos de las redes sociales podríamos saber a qué lugar físico se fueron)

Sé que Fulanito de tal está teniendo relaciones virtuales con Sutanita.

Por supuesto que sé responder la pregunta de siempre para la prensa: cuántas visitas de cuántas personas y cuántos artículos abrieron en un mes. El mes pasado. Desde el primer minuto.

Quiénes y desde qué lugar de la ciudad.

Desde dónde llegaron, qué fue lo que buscaron y que quizás no encontraron al llegar aquí. Qué fue lo que a pesar de todo siguieron buscando y cuántos resultados les arrojó el buscador. Qué debería de publicar Replicante que sus lectores buscan y no encuentran.

Cuántas personas llegaron por error y por convicción se quedaron. Cuántas se suscribieron al boletín que es gratuito. Cuántas pensaron que existe un boletín de pago.

Cuántos facebookeros. Cuántos tuiteros.

Cuántos imprimeron su artículo. Cuántos lo vieron más cómodamente utilizando Readability.

Cuántos ni siquiera entraron porque descargaron el podcast desde iTunes y cuántos leyeron qué columna desde su lector de Feeds.

Cuántos vieron la publicidad pero que decidieron no hacerle clic. Cuántos se preguntaron en qué estaban pensando cuando hicieron clic y se regresaron al artículo en que estaban.

El verano pasado

Cuántos saben que pueden entrar directamente si escriben revistareplicante.com en su navegador. Cuántos buscan www.revistareplicante.com en Google. Cuántos en Bing.

Cuántos buscan otras revistas y llegan a Replicante porque Replicante está mejor posicionado.

Cuántos descubrieron que el banner principal no tenía enlace. Cuántos supieron que está hecho en Flash porque le dieron clic derecho. Cuántos no lo pudieron ver desde su iPad y nunca se percataron.

Cuántos sufrieron por utilizar versiones obsoletas de Internet Explorer. Cuántos abrieron el portal desde su PlayStation III. Cuántos desde su SmartPhone.

Cuántos bots. Cuánto spam. Cuántas direcciones de correo están protegidas y cuántas faltan por proteger.

A quiénes NO les gustó un artículo pero lo debatieron hasta la muerte. Cuántos se quejaron de censura. Cuántos aprendieron la diferencia entre censura y moderación. Cuántos se fueron a molestar a alguna de las tres cuentas de Facebook.

Cuántas veces le dieron clic al play del podcast.

Cuál fue la fotografía que más veces abrieron dentro de las galerías. Cuál fue la columna más ignorada. Cuál la sección desconocida. Cuántos conocen que Replicante tiene una Agenda. Cuántos la usan.

Cuál es la razón por la que la sección Colaboradores es era la más visitada.

Cuál es la razón por la que los temas polémicos generan más debate en el sitio que en las redes sociales.

Cuánto tráfico. Cuánto tráfico viral. Cuánto tráfico por referencia de los blogs de los colaboradores, por referencia de otras páginas.

Sé lo que leyeron, están leyendo y van a leer en Replicante. Y me fascina la idea de formar parte del equipo que convierte estos datos crudos en información que sirve para tomar decisiones que beneficien a los lectores actuales y a los que según la tendencia vamos a tener. ®

Archivado en Nuevos geeks, Septiembre 2010

Tal vez también te interese:

  • Alma Villarreal

    Cuántos empezaron a leerla porque son amigos de Rogelio.

Replicante recomienda

Suscríbete gratis a Replicante


FacebooktwitterPinterestBoletínRSS
Highslide for Wordpress Plugin