SUB35: Otra vista de Gdl

35/20: 1er Man Ojo. Fotografías de Marshall

Jalisco es tequila, mariachi, charrería y folklor, pero también tiene otro aspecto más cosmopolita. Reconozco y aprecio mucho ese lado y por ello vivo en Guadalajara. Hay artistas aquí que han alcanzando niveles muy altos de calidad y han sido reconocidos incluso en el plano internacional.

La verdad es que siempre uno hace algo por múltiples razones. A arte de identificar y promover a los jóvenes de la ciudad de Guadalajara, también quise incursionar en otra onda de la fotografía, el retrato, para aprender, abrirme como fotógrafo hacia otros categorías y con la intención de NO tomar fotos que otros fotógrafos ya hayan tomado. A estos retratos les di un toque “post-milenio”, busqué expresiones naturales y únicas.

La verdad es que siempre uno hace algo por múltiples razones. A arte de identificar y promover a los jóvenes de la ciudad de Guadalajara, también quise incursionar en otra onda de la fotografía, el retrato, para aprender, abrirme como fotógrafo hacia otros categorías y con la intención de NO tomar fotos que otros fotógrafos ya hayan tomado.

Quise también que este trabajo fuera un pretexto para unir a la comunidad artística tapatía, sobre todo entre los jóvenes. Todos tenemos tanto trabajo cada día y poco tiempo para hacerlo, y espero que las actividades en torno esta exposición servirán como pretexto para juntarnos y pasarla bien durante un rato. Valoro mucho tener una comunidad y quién sabe qué colaboraciones puedan surgir a partir de este proyecto.

Me sorprendió cuánto puede uno conocer a otra persona mirándola fijamente durante una hora. Aprendí algo en cada sesión sobre la fotografía, sobre mí mismo y sobre ellos; nunca paré de aprender y eso es un estado mental muy agradable.

Con el proyecto SUB35: Otra vista de Gdl, espero alcanzar a tener un día cien artistas y publicar un libro.

Intro de David Flores

Sub35: Otra vista de Gdl es un proyecto que se antoja abordar desde la simplicidad y efectividad de una lente, con una visión como la de Marshall, perspicaz observador que ya nos ha llevado a disfrutar con vista privilegiada al mundo del rock tapatío, y quizás sólo habiendo hurgado en ese mundo en el que conviven y se conectan otras muchas disciplinas artísticas es como surge su inquietud y visión de hacer un pase de lista, un primer recuento con una peculiar mecánica de selección, hacia quienes son los primeros veinte de casi cien personajes de menos de 35 años que han movido los hilos del cuerpo y del alma de sectores artísticos y culturales en nuestra ciudad de Guadalajara, Jalisco.

Su selección es una contundente influencia en el suceder del ambiente cultural, el común denominador fue literalmente revelador, todos éstos de no haber hecho lo que han hecho, el panorama cultural de esta ciudad, no sería el mismo, además de tener una constante trayectoria, llevada con mucha sensibilidad, lejos del mero objetivo del gusto popular o éxito comercial, y esto hoy día es un producto invaluable.

Su selección es una contundente influencia en el suceder del ambiente cultural, el común denominador fue literalmente revelador, todos éstos de no haber hecho lo que han hecho, el panorama cultural de esta ciudad, no sería el mismo, además de tener una constante trayectoria, llevada con mucha sensibilidad, lejos del mero objetivo del gusto popular o éxito comercial, y esto hoy día es un producto invaluable.

Tener menos de 35, y lograr ser un referente entre propios y extraños es un reconocimiento al valor de hacer las cosas con el corazón, ese valor, entrega y trabajo, constancia que no se ve, pero le da el fondo, el sentido, a lo que se ofrece al público, y aquí es donde entra la singularidad de este trabajo, ya que eso que no se “ve” Marshall lo describe con sus emotivos retratos, donde cada personaje fue capturado hablando, pensando, sintiendo, al describir lo que hace y su sentir haciéndolo, su imagen, su rostro y expresiones son una valiosa información de lo que sienten por lo que hacen, algunos denotan su familiaridad ante una cámara, otros una risa nerviosa como sintiéndose descubiertos ante una buena travesura, pero eso sí, todos reflejan el orgullo de hacer lo que les gusta. y lo que les produce como creativos, Marshall descubre al artífice detrás de lo que ellos producen y hemos disfrutado sin conocerlos.

®

Compartir:

Publicado en: Fotografía, Octubre 2011

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.