TRES PROYECTILES DE JOHN ZORN

Viajes míticos por el free jazz y el vanguardismo experimental

John Zorn se ha convertido en el máximo saxofonista y expositor de música vanguardista, que ha re-formularizado múltiples estereotipos del jazz actual (free, rock, post-bop, avant-garde, entre otros) en combinación con la música clásica, la composición moderna, la música experimental, el nuevo noise japonés, los soundtracks de cine de arte y, desde luego, todo el imperio de la improvisación sonora en tributo al yiddish-klezmer jazz y a toda la corriente musical judía en general (Marc Bolan, Burt Bacharach, Serge Gainsbourg y Sasha Argov, entre lo más “comercial”).

John Zorn

Zorn es el ilustre creador de algunos de los ensambles más prolíficos de la historia del jazz: Masada, Naked City, Electric Masada y Painkiller. Es autor también de cientos de colaboraciones bajo su propio y recomendadísimo sello discográfico, Tzadik, toda una institución para nuevos talentos del jazz, la novedosa oleada de experimentalismos orientales (Ayuo, Aiko Shimada, Afrirampo, y cientos más) y un excelente medio de difusión para maestros del avant-garde del siglo XX: Derek Bailey, Ruins, Otomo Yoshihide, Bill Laswell, Wadada Leo Smith y Eyvind Kang.

2010 ha sido uno de los años más fructíferos en la carrera profesional de John Zorn; tres álbumes al aire de un hilo, despechando toda la ira musical, matemática e irreverencia que sólo él nos puede ilustrar. Primeramente, The Goddess: Music For The Ancient Of Days reúne a Rob Burger en piano, Ben Perowsky en batería, Kelly Wollesen en vibraciones, Carol Emmanuel en harpa y colaboraciones en guitarra y bajo de Marc Ribot y Trevor Dunn, respectivamente. A través de siete místicos, sexys, ambiciosos y complejos andares de la enigmática feminidad y toda la naturaleza provocativa que brilla a su alrededor, este trabajo bien pudiera ser equiparable con otro reciente proyectil jazzístico de Zorn, In Search Of The Miraculous.

2010 ha sido uno de los años más fructíferos en la carrera profesional de John Zorn; tres álbumes al aire de un hilo, despechando toda la ira musical, matemática e irreverencia que sólo él nos puede ilustrar

.

El álbum más fascinante y complementario a este tenso viaje por el año 2010 lo conforma el soundtrack Filmworks, Vol. 24: The Nobel Prize Winner. Escrito principalmente para un trío de piano a partir de la película en blanco y negro De Nobelprojswinnaar, un álbum que brilla por su minimalismo, elegancia y carácter reflexivo, bajo dignos sonidos que brotan de noches melodiosas y evocadoras de múltiples aventuras utópicas por un irónico “tragi-cómic” que revive viejos espíritus harmoniosos de Nino Rota o Ennio Morricone.

Finalmente, intenso y retro, llegó a nuestros oídos John Zorn: Interzone, un cargado ensamble experimental que rinde tributo a lo más selecto y provocativo de la literatura beat de William S. Burroughs y Brion Gysin. La mezcla de un rock artístico, la libre improvisación, un instrumentalismo bastante perspicaz y una estructurada connotación atmosférica convierten a este álbum en el boleto a un viaje por el pasado en el máximo esplendor de la perdición y toda su sobredosis sensorial cautivadora. ®

Compartir:

Publicado en: Enero 2011, Música


Te invitamos al siguiente evento de la dibujante Diana Martín en Guadalajara.
Confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.