El gambito de la dama

Un universo paralelo donde las cosas funcionaron de otra manera

Beth Harmon es la alternativa a Bobby Fischer, el verdadero campeón norteamericano de ajedrez, puesto que en la realidad no hubo ninguna mujer capaz de derrotar a un gran maestro ruso.

Anya Taylor–Joy como Beth Harmon. Foto Netflix.

El entusiasmo por Gambito de la dama (The Queen’s Gambit) está más que justificado. Es una puesta en pantalla impecable, con una fina armazón dramática y digital que reconstruye el ambiente de fines de los sesenta, con tal detalle que hasta un radio Vef sale en las tomas de Moscú.

Otra cosa es si se está en condiciones o no de aceptar el juego de los pasados alternativos, de ese guiño idealista a lo que pudo haber sido y no fue. Como en la otra serie de Netflix, Hollywood, en que la industria cinematográfica de los cuarenta terminaba asimilando, así como así, a las estrellas negras y homosexuales.

Beth Harmon es la alternativa a Bobby Fischer, el verdadero campeón norteamericano de ajedrez, puesto que en la realidad no hubo, en el plano mundial, ninguna mujer capaz de derrotar a un gran maestro ruso hasta la fuera de serie Judit Polgár, una húngara, quien consiguiera entrar entre los diez mejores jugadores del mundo en 1996 y venciera a Gari Kasparov en 2002 en una serie de partidas rápidas. En la actualidad, la más sobresaliente es la china Hou Yifan, que con veintiséis años es la primera entre las campeonas contemporáneas, aunque todavía sin llegar al ELO de la Pólgar, retirada desde 2014.

Los campeonatos por separado siguen siendo lo más común, y mientras se discute si en verdad hay diferencias clave entre el cerebro de un hombre y el de una mujer, como para que a éstas les resulte más difícil ganar, o si todo se debe al determinismo de un contexto patriarcal, al menos quienes gustan de soñar con universos paralelos donde las cosas funcionaron de otra manera, pues ahí tienen a Anya Taylor–Joy, como Beth Harmon, para que puedan regocijarse. ®

Compartir:

Publicado en: Blogs, Medios

¿Quieres apoyar el proyecto de Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.