El ser fluyente de la música

No Gods No Masters, de Garbage

Diseño para la portada de No Gods No Masters.

No Gods No Masters ve a la banda volver a su mejor versión, aquella de mediados de los noventa, pero reaccionando a un mundo seriamente más desequilibrado que en el que estaban haciendo música en ese momento.

El séptimo álbum de Garbage los acierta de una forma creativa y frenética. El primero desde 2016, No Gods No Masters (2021), ve a la banda volver a su mejor versión, aquella de mediados de los noventa, pero reaccionando a un mundo seriamente más desequilibrado que en el que estaban haciendo música en ese momento. Algo inusual para una banda tan exitosa y de largo trayecto. La formación, la cantante escocesa Shirley Manson y los músicos estadounidenses Duke Erikson (guitarra, bajo, teclados), Steve Marker (guitarra, teclados) y Butch Vig (batería, producción), se ha mantenido sin cambios desde sus inicios. Esto podría explicar por qué el sonido es tan convincente, audaz, pero inconfundiblemente Garbage. Si bien han citado a Roxy Music y Talking Heads como influencias en este álbum, en realidad sólo suenan a ellos mismos. Esto es basura cardinal destilada. El sonido es trepidante, ecléctico y complejo, recogiendo influencias sin descanso, para tejer una visión única de leñazos de guitarra, sensibilidades punk y mucha autorreflexión.

En No Gods No Masters podemos descubrir la originalidad de esta mítica banda, especialmente en relación con la poesía y la composición. El último disco de Garbage se transforma en un modo de fidelidad, no sólo al yo poético de Shirley Manson, sino al ser fluyente de la música.

Los oyentes encuentran a Manson intacta desde los 26 años de su debut y sintiéndose más revolucionaria que nunca. El tema de apertura, “The Men Who Rule the World”, declara:“The men who rule the World / Have made a fucking mess”. Manson ha dicho que la canción está inspirada en George Clinton, de Funkadelic, y su concepto “P–Funk Mothership” (“un vehículo ficticio de liberación del funk”), para crear una versión de ciencia ficción de la leyenda del Arca de Noé. ¿Y por qué no? Manson implora: “Now let’s save all of the animals/ Let’s save all the squid/ Let’s load them onto the mother ship/ With the elders and the kids (let’s go)”. El sigiloso estribillo de “Money/Money/Money” se desliza por todo el track, la música es tan amenazadora y cacofónica como el mundo puede parecerles a quienes le prestan atención. “Wolves” tiene un video cuya estética coincide con el retorcido y oscuro retumbo de la música. Es un reflejo del yo más joven de la cantante, y de la crueldad casual que uno puede infligir, incluso a sus seres queridos. Algunos pueden encontrar que las letras simplifican temas dispares y muy peliagudos, pero hay tanta innovación musical de la banda —y el poder y el carisma de Manson— que se siente fresco y efervescente. “Anonymous XXX” mezcla una guitarra de rock sureño con patrones de batería complejos, melodía y ambiente itinerantes. La letra enfoca la ira de Manson contra los que tienen autoridad, a los racistas y, a veces, a ella misma. Vale la pena señalar que algunos de los resultados son frentes que sólo se incluyen en la versión de lujo, una versión mareada de “Starman” y una incendiaria de “Because the Night”, que también vale la pena escuchar.

Verdaderamente, en toda la lírica de Garbage se percibe la presencia de la dualidad. Su estilo de composición letrística no es sino una instantánea y fiel exteriorización de los estados de ánimo de Manson. En No Gods No Masters podemos descubrir la originalidad de esta mítica banda, especialmente en relación con la poesía y la composición. El último disco de Garbage se transforma en un modo de fidelidad, no sólo al yo poético de Shirley Manson, sino al ser fluyente de la música. ®

Compartir:

Publicado en: Mixtapes

¿Quieres apoyar a Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Otras revistas:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.