La transformación hacia un nuevo alguien

Línea nigra, de Jazmina Barrera

“El embarazo no es una enfermedad, dicen y subrayan los libros y los artículos. Pero tengo que admitir que hasta el momento estar embarazada se parece mucho a estar enferma.”

Jazmina Barrera.

No volver a estar sola jamás. Con esa epifanía Jazmina Barrera arranca Línea nigra (Almadía, 2020), un ensayo sobre el embarazo. El sentido íntimo de las notas al estilo de un diario personal, mezcladas con citas y datos que son de utilidad para las futuras madres, hacen que la lectura del libro sea ágil y fresca.

“El embarazo no es una enfermedad, dicen y subrayan los libros y los artículos. Pero tengo que admitir que hasta el momento estar embarazada se parece mucho a estar enferma”, escribe la autora mientras la acompañamos en su travesía: las transformaciones de cada ultrasonido donde el feto va creciendo como una fruta, los sucesos graciosos de sus clases prenatales, los temores que la aquejan respecto al parto y a los peligros a los que se expone su hijo.

La Línea nigra es una línea oscura que se marca a mitad del abdomen. Sirve para indicarle al bebé, que en principio mira en alto contraste, el camino para llegar a los pezones y alimentarse de la leche materna. Esta imagen es el eje del libro. La transformación de la mujer en un nuevo alguien.

La autora explica en el libro que empezó a documentarse como si las lecturas sobre el embarazo fueran guías de viaje: libros de consejos, de psicoanálisis, novelas, poemas o ensayos. Esta investigación que reúne datos científicos, reseñas culturales, notas sobre biología y los cambios del cuerpo nos la presenta en forma de pequeños recortes como un collage, que resultan muy fáciles de digerir. La depuración fue tan fina que la profundidad de los temas no es para nada agotadora. Parece sorprendente que consiguiera condensar tal cantidad de información de diversos tópicos en un libro tan breve.

La Línea nigra es una línea oscura que se marca a mitad del abdomen. Sirve para indicarle al bebé, que en principio mira en alto contraste, el camino para llegar a los pezones y alimentarse de la leche materna. Esta imagen es el eje del libro. La transformación de la mujer en un nuevo alguien. Los cambios programados de manera natural para que la nueva vida se realice.

Se ha escrito tanto y nada sobre el embarazo. Pensamos en el tema y a nuestra mente viene la imagen de la mujer abnegada, virginal, sufrida. La romantización del “mejor regalo del mundo”. Pero ¿qué significa realmente atravesar un embarazo?

Línea nigra toca varias aristas que conforman el poliedro en que se transforma la mujer gestante. La representación de la mujer embarazada en el arte. Mitos sobre el embarazo. Los cambios biológicos del cuerpo para dar paso al nuevo ser. El momento del parto como la separación del bebé y la madre. La reincorporación al trabajo. La lactancia: vitaminas que contiene la leche materna, prejuicios. El cambio en los gustos, náuseas, horarios de sueño.

“Me cuesta lidiar con la idea de que media humanidad ha pasado por esto. Es lo más común del mundo y me parece tan distinto, incómodo y desconcertante” (p. 13).

“No quería resolver por fin el dónde porque tengo miedo a pensar el cuándo. ¿Cuándo voy a escribir después del parto? ¿A qué hora?” (p. 17).

“Nunca en mi vida había estado más a favor del aborto que cuando estaba embarazada” (p. 25).

Éste es uno de los mejores aciertos de Jazmina: la sinceridad. Ella no se presenta como una mujer que pretende saberlo todo y guiar a otras en el camino de la maternidad, sino que se desnuda frente a la lectora sin reparar en sus miedos y preocupaciones y nos permite ver de cerca el camino que hay que seguir para convertirse en madre. ®

Compartir:

Publicado en: Éstos son nuestros papeles

¿Quieres apoyar el proyecto de Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.