Paul Bowles y Bertolucci

El cielo protector desde el cine

Esta historia parece, en su estructura, lo suficientemente melodramática como para darle a casi cualquier película una trama suficiente, pero constantemente queda la sensación de que no ocurre nada relevante en ella.

Bernardo Bertolucci y Debra Winger durante la filmación de El cielo protector.

Después de la Segunda Guerra Mundial tres jóvenes estadounidenses llegan a Orán, Argelia, en busca de nuevas experiencias. Ellos se describen como viajeros y tienen la intención de conocer la cultura y el ambiente del norte de África, probar lo desconocido y juzgar lo prohibido por sí mismos. Dos de ellos, Port (interpretado por John Malkovich) y Kit Moresby (Debra Winger), son un matrimonio de escritores e intelectuales que han permanecido juntos durante unos diez años, a pesar de sus conflictos. El tercero es su amigo George Tunner (interpretado por Campbell Scott), quien se describe como un hombre de negocios. Tunner observa: “Probablemente somos los primeros turistas que han tenido desde la guerra”, aunque Kit hace la distinción de que ellos no son turistas, sino viajeros, y los viajeros no están pensando en volver a casa.

Los personajes se muestran encantados por la libertad que han encontrado en Tánger, pero en lugar de liberar sus instintos creativos para poder escribir las novelas que llevan en su mente se dedican a procrastinar y se muestran insatisfechos consigo mismos, y entre ellos. La relación entre Port y Kit no está en su mejor momento y Tunner siente curiosidad por ellos y su relación —incluso hay escenas que sugieren sutilmente que puede tener una curiosidad erótica por los dos—, sin embargo, le preocupa que estén perdiendo el rumbo de sus vidas.

Esta historia parece, en su estructura, lo suficientemente melodramática como para darle a casi cualquier película una trama suficiente, pero constantemente queda la sensación de que no ocurre nada relevante en ella; todos los grandes cambios tienen lugar solamente en el interior de los personajes, y queda la sensación de que mucho del contenido de la novela se perdió en la adaptación a la pantalla.

Es prácticamente un all star de talento literario, musical y cinematográfico, pero, aunque no hayas leído la novela puede advertirse que perdió algo del espíritu del libro en la traducción de palabras a imágenes.

Esta adaptación de la novela de Paul Bowles —quien además es narrador en la cinta y tiene un breve cameo— fue dirigida por Bernardo Bertolucci, fotografiada por el ya mítico Vittorio Storaro y musicalizada por el también legendario compositor japonés Ryuichi Sakamoto. Es prácticamente un all star de talento literario, musical y cinematográfico, pero, aunque no hayas leído la novela puede advertirse que perdió algo del espíritu del libro en la traducción de palabras a imágenes. Bertolucci nos muestra la superficie de los personajes, y es muy probable que alguien que vea esta película sin haber leído el libro se pregunte de qué diantres se trató después de verla.

La película, que data de 1990, está bien dirigida, la fotografía de Storaro nos remonta en momentos a Lawrence de Arabia, cuenta con muy buenas actuaciones, tiene una música y ambientación fenomenal, pero en donde siento que Bertolucci falla es la manera de transmitir el tema y el corazón de la historia. A mi parecer El cielo protector de Bertolucci no funciona tan bien si no se ha leído el libro de Paul Bowles. Si has visto la película, ahora lee el libro. Si no lo has hecho, la cinta te mostrará imágenes magníficas, pero acaso sin mucho contexto.

El cielo protector de Bertolucci es una de las películas visualmente más hermosas de su carrera, gracias al trabajo en conjunto con Storaro, sin embargo, más que una película es una gran experiencia estética. Incluso los planos se desplazan de derecha a izquierda durante casi todo el filme para simbolizar un viaje, pero, en última instancia, es superficial con sus personajes. ®

Compartir:

Publicado en: Blogs, Éstos son nuestros papeles

¿Quieres apoyar el proyecto de Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.