Samuel Segura: “A Lars Ulrich le diría que lo amo”

Me gustaría morir como Dios mande

Samuel Segura (Ecatepec, 1987) se dice obrero de la palabra escrita, pero también es músico. Su banda de metal se llama Asedio. Marcel Proust lo interroga.

Samuel Segura.

Ha publicado las novelas Metal (Fondo de Cultura Económica/UNAM, 2018), El sufrimiento de un hombre calvo (Vodevil Ediciones, 2017), el libro de relatos Cada monstruo tiene su debilidad (Narrativa, 2018) y ahora, por entregas, la novela gráfica Pandemonio (ilustrada por Israel Campos Caleón).

Cursó la licenciatura en Ciencias de la comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el diplomado en guion cinematográfico del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC). Es becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) en la categoría de Letras, especialidad en Novela, de la generación 2019–2020.

Es baterista de Asedio, banda de metal que recientemente publicó el EP Ángeles derrotados. En 2018 fundó el despacho de contadores de historias Narrativa, donde se desempeña como fotógrafo y realizador. Ahora responde al cuestionario Proust.

—¿Qué detalle de la vida cotidiana es lo que más te irrita?
Cuando no alcanzo al del gas, al de la basura o al panadero con el pan. Que haya mucha gente esperando a ser atendida por algún producto o servicio.

—Por el contrario, ¿qué detalle de la vida cotidiana es el que te hace más feliz?
—Cuando veo niños jugando en la calle, de preferencia en el momento en que el cielo es naranja y está a punto de anochecer.

—¿Cuál es tu mejor momento del día?
—Cuando paseo con mis perros por la noche.

—¿Cuál es tu mayor miedo?
—Ser incapaz de amar.

¿Qué detalle de la vida cotidiana es el que te hace más feliz?
—Cuando veo niños jugando en la calle, de preferencia en el momento en que el cielo es naranja y está a punto de anochecer.

—¿Cuál consideras que es tu gran defecto?
—Soy irascible, implacable, inflexible y agreste.

—¿Qué es lo que más valoran de ti tus amigos?
—A veces los hago reír.

—¿Qué cosa te desagrada más de la gente que te rodea?
—Que no digan la neta.

—¿A qué persona viva y muerta admiras?
—Viva, a James Hetfield, vocalista de Metallica. Muerta, a Kurt Vonnegut.

—¿Cuál es tu mayor extravagancia?
—Hacer el quehacer con música de Bach de fondo.

—¿Cuál ha sido tu mayor mentira?
—Sobre la primera vez que hice el amor. No fue como lo conté.

—¿Te asomas al espejo y qué ves?
—A un tipo feo y despeinado que procura sonreír.

—¿Cuál es la cualidad que más te gusta en un hombre?
—La franqueza.

—¿Y en una mujer?
—La ternura.

—¿Cuál es tu color favorito?
—Siempre digo que el azul, aunque es el negro.

—¿Qué foto tuya no colgarías en casa?
—La que mi madre tiene colgada en la suya: donde salgo con Cuauhtémoc Blanco.

—¿Qué palabras o frases usas con demasiada frecuencia?
—Te abrazo, Gracias, Por favor, Buenos días, ¿Sionó?, ¡Fuck me!, Ya me la pellizqué.

—¿Cuál ha sido el momento más glorioso de tu vida?
—Cuando presenté Metal en la FIL Guadalajara.

—¿Qué talento te gustaría tener?
—Tocar bien la batería. Saber bailar. Saber cocinar.

—¿Qué cambiarías de ti?
—Mis manos.

—¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?
—Mi mayor éxito.

—Si pudieras reencarnar en una persona o cosa, ¿qué serías?
—Perro, sin duda.

—¿Qué lugar te gustaría conocer?
—Uruguay.

—¿Cuál es tu posesión más preciada?
—Se me hace que mi colección de discos de Marillion, o mi colección de libros de Eusebio Ruvalcaba. O un mueble al que he llamado “El carrito de las pelis”. O mi bici. O mi jardín.

¿Qué es para ti lo más profundo de la miseria?
—La posibilidad de darle valor a lo que de verdad importa.

—¿Cuál es tu ocupación preferida?
—Disfruto escribir.

—¿Cuál es tu comida favorita?
—La torta de salchicha, seguida por la hamburguesa o por las albóndigas y el arroz.

—¿Cuál es la comida que más odias?
—La papaya en todas sus formas.

—¿Quiénes son los escritores que admiras?
—Los de siempre: Bukowski, Vonnegut, Cormac McCarthy, Richard Brautigan, Chuck Palahniuk, Vicente Leñero… se empiezan a sumar Denis Johnson y Amélie Nothomb.

—¿Cuál es tu banda, cantante o grupo musical preferido?
—Metallica, en primer lugar. En segundo, Marillion. Se les acerca Luis Miguel.

—¿Con qué figura histórica te identificas más?
—Mi padre asegura que en otra vida fui Simón el Cirineo. Supongo que con él.

—¿A qué personaje famoso te gustaría conocer y qué le dirías?
—A Lars Ulrich, el baterista de Metallica. Que lo amo.

—¿De qué es lo que más te arrepientes?  
—De haberme odiado por tanto tiempo consecutivo.

—¿Te gusta algún deporte? ¿A qué equipo le vas?
—Aún me gusta el futbol. Le iba al América.

—¿Cuál es tu mayor adicción?
—La música, seguida por mi intermitente alcoholismo.

—¿Cómo te gustaría morir?
—Como Dios mande.

—¿Cuál considerarías que es tu lema?
—No te rindas. ®

Compartir:

Publicado en: Apuntes y crónicas

¿Quieres apoyar a Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Otras revistas:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.