MÚSICA

Por Luis Castrillón

Hace ya un cuarto de siglo, en medio de una lluvia carmesí y en poco más de tres minutos, un chileno y un cubano-americano, liderados por dos frenéticos estadounidenses, marcaron el compás, el tempo y el discurso que llevarían al heavy metal mucho más allá de la ruta que alguna vez el cuarteto oscuro de Birmingham, Black Sabbath, hubiese siquiera imaginado.

Por Efraín Trava

En la portada de cualquier recopilación de música sesentera, aparecerán artistas como Hendrix, Dylan o Jagger, pero el grosor y el valor de la compilación no sería la misma si no fuera por otros grupos a veces olvidados como Love, The Pretty Things y The Kinks.

Compartir:

Publicado en: Portada

¿Quieres apoyar el proyecto de Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *