Something

Algo que todos llevamos dentro

Una de las canciones de amor más hermosas compuestas por George Harrison (Liverpool, 25 de febrero de 1943–Los Ángeles, 29 de noviembre de 2001), el Beatle inolvidable.

Harrison.

Hay quienes se esmeran en demostrar su luz interior a los demás. No todos ven ese algo que el otro ve en ellos. Pues bien, una de esas personas era George Harrison, multiinstrumentista y compositor de las mejores piezas musicales en la historia —y además fue un Beatle.

El amor de George hacia la vida fue platónico. Expresó sus mayores anhelos, deseos y temores a través de una canción. En tan sólo tres minutos Harrison nos demostró lo lindo y a veces —la mayoría de las ocasiones— complicada que suele ser la vida.

George nunca le tuvo miedo a nada, al contrario, nos mostró sus más profundos sentimientos en versos y estrofas.

Su amor, respeto y lealtad fue tanta que en 182 segundos le dedicó a su entonces esposa, Pattie Boyd, la que probablemente es la canción más sincera, completa, expresiva, hermosa y perfecta de amor que se ha escrito en todos los tiempos: “Something”. George vio algo en Pattie que le significó todo para escribir tan bella composición en su honor —a pesar de que ella terminó yéndose con Eric Clapton—. Posiblemente fue una traición a la propia canción, pero George hizo valer la pregunta que hace en la tercera estrofa. Sí, su amor creció y de manera infinita.

El Beatle callado, como se le conoce, fue quien entendió de manera íntima y profunda vivir en este mundo material lleno de imperfecciones, pero eso fue lo que George siempre demostró, que no se necesita ser perfecto para estar completo.

El bien que George Harrison le hizo al mundo y la influencia que se tuvieron mutuamente nos dio otra manera de dar amor y paz a los demás, y mientras su guitarra llora suavemente, nosotros lo hacemos junto con ella.

Todas las cosas deben de pasar y tienen que morir, ninguno de los lazos de la vida es para siempre, pero no por eso todo siempre debe ser gris.

Al final, la luz del día es buena al llegar en el momento adecuado.

Pronto vendrá el sol a derretir el hielo del frío invierno…

Feliz cumpleaños, George. Hasta siempre.

You’re asking me will my love grow, I don’t know, I don’t know, you stick around, now it may show… ®

Compartir:

Publicado en: Música

¿Quieres apoyar a Replicante? Aquí puedes donar desde $25 MXN al mes:
patreon.com/replicante

Otras revistas:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.