Degustar la música experimental

Segunda edición del Festival Aural en la Ciudad de México

Lejos de las propuestas del Vive Latino o el Corona Capital llega la segunda edición del Festival Aural, una auténtica celebración para los verdaderos melómanos que persiguen nuevos sonidos.

Z’ev

En marzo de 2011 se llevó a cabo por primera vez el Festival Aural, proyecto encabezado por el músico experimental Rogelio Sosa y una serie de colaboradores que ya habían acumulado bastante experiencia en la programación y producción de festivales tras su participación durante varios años en Radar. Este último, bajo dirección de José Wolffer, se independizó del Festival de México y se vinculó con la UNAM para realizarse en septiembre del año pasado, y Aural se quedó como el nuevo encuentro de músicas experimentales dentro del FMX. Así, el público pudimos disfrutar de dos opciones de alto nivel en cuanto a exploración auditiva. ¿Qué mejor que la suma de opciones?

Aural o Radar no son un Vive Latino, ni un Corona Capital, ni un Revolution Fest, ni nada similar que se sujete a la promoción de músicos comercialmente explotados, o el lucro por la nostalgia de artistas que hace décadas no producen ni una sola obra; mucho menos un festival que se promueva como una plataforma de intercambio que beneficie a los músicos mexicanos para realmente conseguir patrocinios que se van directo a la bolsa de organizaciones de otro país y sus “sucursales” en México. Nunca he visto o leído que Aural o Radar se asuman como trampolín para la escena mexicana, y aún así han hecho más que la mayoría de festivales por la generación de públicos nuevos, consolidación de otros ya cautivos y, por supuesto, proyección de artistas mexicanos.

Radar y ahora Aural son verdaderos encuentros de músicos y melómanos, intercambiando constantemente posiciones. Nada fortuito, uno de los modelos o perfiles en la experimentación sonora contemporánea ha sido que el músico, además de la creación artística, se dedique a la gestión cultural, organización de eventos, talleres, o a la docencia, la escritura, análisis o investigación, entre otras actividades. De esta manera, la retroalimentación y el jolgorio en ambos festivales es adyacente a la programación.

Mario de Vega

Cada emisión de ambos encuentros tiene el difícil reto de mantener el nivel de calidad por el que han apostado, afortunadamente la cantera de propuestas en torno a la experimentación es interminable y por demás heterogénea, así que las apuestas para esta segunda edición de Aural invitan al público a degustar diversos territorios. Entre los nombres con mayor trayectoria se encuentra Peter Brötzmann, saxofonista y clarinetista alemán, ampliamente reconocido por su trabajo dentro del free jazz desde hace cinco décadas, con más de un centenar de producciones publicadas, tanto en solitario como pequeños ensambles e interminable cantidad de colaboraciones. O Bill Laswell, bajista y productor de quien es prácticamente imposible hacer una lista concisa de trabajos, tanto individuales como detrás de la consola y la producción, pues básicamente ha visitado todo tipo de sonoridades vanguardistas y trabajado con gente de distintas geografías y épocas. El argentino Hernan Hecht y su trío de improvisación también participan en la primera velada de Aural.

Faust, la agrupación krautrock alemana, seguramente será la delicia de la vieja guardia de melómanos que fueron parte de los intercambios de material en el Tianguis del Chopo y de las primeras formas de difundir estas propuestas en el país. Ni qué decir de Z’ev, viejo percusionista, performancero y artista conceptual, que ha incitado por décadas a una distinta audición de los materiales percusivos, también considerado un nombre clave de lo que se conoce como sonido industrial.

El norteamericano Phill Niblock presentará en vivo los documentales experimentales que realizó hace décadas en México, como parte de la serie “The Movement of People Working”; esta vez compartirá parte de su set de drones al lado del saxofonista Thomas Ankersmit. La misma sesión contará con Mario de Vega, uno de los creadores sonoros más inquietos de México, quien ha desarrollado desde música experimental hasta instalaciones, performances y otras obras visuales que aluden casi siempre al sonido y lo efímero.

Peter Brotzmann

KTL será otro de los platos fuertes del banquete. El dúo está compuesto por Stephen O’Malley, miembro de Sunn O))), Khanate y otros proyectos de metal experimental, y Peter Rehberg, también conocido como Pita, importante músico electrónico-ruidista austriaco, quien también dirige el sello Mego. Sus sets usualmente son un crescendo continuo de síntesis y guitarra distorsionada, directo al cataclismo.

El cierre del festival se vislumbra reposado con la participación del ya ampliamente conocido por el público mexicano, Alva Noto, fuente inagotable de clicks y micro-sonidos, y el pianista japonés Ryuchi Sakamoto, quien fuera parte de la Yellow Magic Orchestra. Para algunos quizá desentone este concierto en el marco de Aural, pero creo que la aleación de distintos perfiles de la exploración puede ser benéfica.

La sección del festival coordinada por El Nicho, contará con la participación de excelentes músicos como Okkyung Lee, Alan Courtis, Carl Michael Von Hausswolf y Alexander Bruck, sólo por citar algunos; ofreciendo también talleres, proyecciones y charlas, un acierto de esta rama del festival que también seduce a los asistentes con su tienda de discos con sellos discográficos de todo el mundo. ®

Para conocer la programación, sedes e información más detallada visita la página del festival.

Archivado en Abril 2012, Música
Aquí puedes replicar
Para poder comentar en este espacio lee antes nuestras Políticas de uso. Replicante se reserva el derecho de publicar los comentarios dependiendo de su seriedad y aportación a una discusión. No se publicarán comentarios desinformados, agresivos u ofensivos. Si encontraste algún error, información falsa o sesgada te agradeceremos que nos lo hagas saber. Gracias.

Replicante recomienda

  • Memoria de mis putas tristes: el cine, la moral y la literatura: Rogelio Villarreal / Letras Libres.— La crítica de la obra de García Márquez muchas veces es parcial pues se contamina con elementos extraliterarios como la moral o su fidelidad a Fidel....
  • Gabriel García Márquez, un mito genial: Cada quien sus recuerdos y el retumbe de la memoria. Cada quien su Gabriel García Márquez, cada quien su modo de tratar con sus escritos y con su sombra y persona; una leyenda. Un mito enorme, un mito —lo confieso— genial. Sin duda, hoy día es el escritor hispanoamericano más conocido y leído de la Tierra....
  • Segunda edición de Desafío #Cuentuitero: Con el Centro de Cultura Digital como sede, Desafío #Cuentuitero llega a su segunda edición, con nuevos lineamientos y un jurado electrizante....
  • Desafío en red: las revistas culturales digitales: Violeta Serrano / Perfil: Desde el siglo XIX, el periodismo no había sufrido un cambio tan drástico como ahora, en tiempos de internet. Junto con las retóricas del hipervínculo y el fin de la propaganda, la pregunta sobre cómo hacer periodismo —y sobre todo, cómo financiarlo— resulta un interrogante capital y conflictivo....
  • Paco Gruexxo y su imperio en Tlatelolco: Georgina Hidalgo Vivas: Irónicamente, cuando la represión a la juventud estaba en su apogeo, políticos priistas se posicionaron gracias al rock que se tocaba en los gimnasios, teatros y deportivos de la Unidad Habitacional Tlatelolco. Detrás de esas tocadas que no había en el resto del DF estaba un personaje sin igual en la historia del rock mexicano....

Suscríbete gratis a Replicante


FacebooktwitterPinterestBoletínRSS
Highslide for Wordpress Plugin