EDITORIAL

Un paso hacia el futuro

No, no salió ya el número veintidós de Replicante (de febrero a abril). Muchos lectores nos han preguntado por qué dejamos de imprimir la revista. Ahora podemos responderles así: porque Replicante ha optado por el futuro.

© d-vision.com.il

Cada día es más evidente que las formas de leer —es decir, en las que se difunde el conocimiento— están mutando. Existen muchos nostálgicos del papel, de la letra impresa —nosotros entre ellos, lo confesamos—, pero el lanzamiento de artefactos electrónicos, como el iPad, confirma lo que algunos anunciaban: la lectura en pantalla privilegia el contenido y permite una distribución más amplia y alcances nunca antes vistos (e incluso en el futuro próximo podría dársele un merecido respiro a los árboles del mundo).

¿Alguien ha tenido que mudarse recientemente? Toda nuestra música cabe en un aparato que no pesa ni un cuarto de kilo mientras que nuestros preciados libros requieren, ay, decenas de pesadas cajas de cartón. ¿Cuántos usamos una biblioteca como herramienta de consulta y cuántos utilizamos Google, con acceso a cientos o miles de bibliotecas especializadas de todo el planeta? La imprenta está muriendo y lo digital irrumpe con fuerza, dice Craig Mod, y todos están confundidos, pero el hecho es que se está construyendo un acervo histórico que tejerá discursos y revolucionará no solamente las formas de leer un texto, sino de leer y comprender el mundo. Nosotros queremos formar parte de eso.  En plena transición a la lectura en pantalla —cada vez más amigable, flexible, móvil—, el manejo de la hipertextualidad que fomentan los medios virtuales hace posible otras formas de producir libros, literatura, conocimiento.

Si en nuestros veintiún números trimestrales impresos llegamos a publicar a más de mil autores en cinco años, ahora podremos darle espacio a muchos más, con actualizaciones más frecuentes. Conservamos las antiguas secciones: Reseñas y noticias sobre los más diversos tópicos; Apuntes y crónicas, con otra visión del periodismo; Pensamiento y reflexión, con el tema central tratado a profundidad desde varias perspectivas, y creamos unas nuevas, como las columnas en las que destacados escritores, académicos y ensayistas tratan ya temas como la ciencia, el arte, los libros, la literatura gráfica, el humor, el periodismo, la política nacional, las fronteras, el cine… Inauguramos nuestras galerías para la plástica, la fotografía, la gráfica, la animación y el cómic, así como secciones especiales para la política y la sociedad, la investigación en ciencia y tecnología y las distintas facetas de ese mundo siempre en guerra que es la literatura, así como una hemeroteca en la que podrá leerse de nuevo textos publicados a lo largo de las ediciones impresas. Contamos desde ahora con formatos de audio y video, lo cual abre otro gran campo de posibilidades de expresión: videos, transmisiones en vivo, música, podcasts de entrevistas y reportajes, como los que presentamos en esta nueva edición. Por ello la pertinencia del tema central con el que inauguramos esta nueva etapa: Tecnología, educación y cultura.

Ahora las posibilidades de interactuar con nuestros lectores son mayores, tanto en este sitio como en las redes sociales que compartimos. Todos los contenidos pueden ser comentados, y nuestros autores también participarán. Esperamos que esto eleve el nivel del debate.

La revista seguirá cultivando los valores a los que ha tratado de ser fiel: pluralidad, inteligencia, apertura crítica, irreverencia, manejo de temas actuales (y al mismo tiempo con una larga vigencia), receptividad a diversos estilos y una gran variedad en los colaboradores. Nos impulsa la misma motivación: explorar ideas para un país en ruinas. Sólo que ahora estas ideas encontrarán otras formas de manifestarse, algunas seguramente muy novedosas: ¿qué adelantos nos sorprenderán el próximo mes?

Para quienes no dejarán de leer en papel tenemos una buena sorpresa: publicaremos un libro anual con pasta dura e impreso a todo color, con materiales inéditos y una selección de los mejores ensayos y contenidos gráficos de la versión digital. El primero de la colección se publicará en noviembre de este año.

Bienvenidos sean, pues, ¡y feliz y provechosa lectura digital! ®

Compartir:

Publicado en: Abril 2010, Tecnología, educación y cultura

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.