EL CRÍTICO LITERARIO Y EL POETA-EDITOR

se presentan ante el público y dialogan fraternamente

Modesto, nada ruidoso o escandaloso,
tal vez por eso nos emociona profundamente.
W.V.

—Soy asno dominical
que reseña a sus amigos,
mi rebuzno es doctoral
y vale más que un comino.
—Yo ya tengo editorial
y publico lo que escribo;
poética inmaterial
es la borra de mi ombligo.
En Proceso publicamos
e ilustramos este mundo.
—Editas, te echo la mano.
—Tu nota me ha ayudado
a ser poeta profundo,
y a medirlo con el ano. ®

Motivado por “Si la pausa” de Jorge Orendáin, de Wolfgang Vogt, Proceso Jalisco, 25-VI-2010 (véase el recorte anexo).
Compartir:

Publicado en: Julio 2010, Revistas


Te invitamos a tomar nuestro curso en línea Presencia en internet para escritores.
Conoce el programa e inscríbete.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.