EL FRAUDE DEL ROCK EN TU IDIOMA

La muerte de Illy Bleeding

La muerte de Jaime Keller tiene un significado especial no sólo porque fue uno de los grandes músicos del rock mexicano, sino porque representa la punta del iceberg de una escena que fue despojada de su papel en la historia no sólo musical sino cultural de este país.

En memoria de René Peñaloza

…en tu casa todos sueñan despiertos
Por toda la ciudad te los vas a encontrar
Y si te quieres morir nadie te lo va impedir…
—“El Diablo en el cuerpo”, de SIZE

Aunque él no lo hiciera consciente, porque hay que decirlo directo, Jaime Keller se había adjudicado recientemente un papel que quizás no le correspondía, lo cierto es que Illy Bleeding es la resultante de una etapa del rock mexicano que por una parte quedó sepultada por la cultura rock oficial que se impuso luego del terremoto de 1985, pero por la otra lo que mantuvo bajo tierra a esta escena ha sido sobre todo la permanente impostura, la ignorancia y la imposición de un sector de promotores y empresarios que se erigieron por encima de aquélla, en el periodo inmediato posterior al 85, y que entre esa fecha y los inicios de los noventa se encargaron de “construir”, sobre un territorio llano que había quedado descampado por la operación de desmemoria y de exclusión, su propia jugada a través de la dinámica mercadológica del Rock en tu idioma.

Illy Bleeding

Parece que todo lo que queda de memoria desde la prohibición after-Avándaro hasta los 25 años de Timbiriche es una historia equilibrada a la fuerza, en donde no caben ni cabrán ya los demás. La grave condición de enfermedad cultural que padecemos es más bien el olor del cadáver descompuesto de esa industria caníbal, que se devora a sí misma al tiempo que a los suyos y que por obvias razones se come primero siempre a los ajenos, a los que no comulgan con su predictibilidad y que no se repliegan en sus designios.

Lo curioso es que esa misma dinámica, por la misma ignorancia y culerez como principio, fracasó también al paso de las décadas, dejando una grosera simulación de rock nacional como fórmula para arribistas, trepadores y gangsterillos que se fueron sobreimponiendo por encima de sus propias criaturas, sin piedad alguna, aplastando según se les antoje ese mundo de juguete y marionetas que va de Caifanes a Zoé, de Mondragón a Mijangos y Camilo Lara y, como diría Lora, los que faaaltaaaan (aunque él opere de la misma manera como cuando vende en Estados Unidos las reediciones del Three Souls In My Mind bajo el nombre de El Tri, al cabo nadie se acuerda ya de nada y si se acuerda peor para ese nadie).

La muerte de Jaime Keller no nos remonta solamente a los ochenta, SIZE fue un grupo que reunió muchos contenidos y que sintetizó diversas referencias no solamente musicales anteriores a ellos; SIZE fue un artefacto cultural en el que venían a parar y a concentrarse varias de las iniciativas previas que se habían generado en una escena del rock nacional, que por principio se había deshecho de cierto atavismo nacionalista o exageradamente contextual y que apostaba por ser global antes de la llegada de ese concepto tan masticado.

Lo que hizo a SIZE una banda única, y que le valió el olvido, fue la decisión directa y sin ataduras de su trabajo en medio de una escena acartonada, acomplejada, revivalista, timorata…

SIZE fue un proyecto que recibió toda clase de desprecios y de vapuleadas del rock “normalizado” mexicano, que veía en ellos solamente a unos pequeñoburgueses o a unos “cosmopolitas de petatiux”. Ese rock normalizado dio paso al rock “autoinmune”, una especie de basura artística protegida detrás de pseudoprofesionales de la industria que operaron como guaruras mentales, que impusieron un cerco y trabajaron la mentira sobre la base de reglas del juego no escritas, que convirtieron en deber ser, y que a la postre se convirtieron en su propio atolladero, ante el que finalmente sucumbieron.

Lo que hizo a SIZE una banda única, y que le valió el olvido, fue la decisión directa y sin ataduras de su trabajo enmedio de una escena acartonada, acomplejada, revivalista, timorata. Aunque de cierta manera citaban la moda y presumían saber lo que sólo estaba en boca de pocos atentos, la columna vertebral que suponía el talento musical de Carlos Robledo y la inteligencia de un no-músico con todo el cerebro para saber cómo posicionarse desde la independencia cultural y sacarle cierto provecho, como lo hizo el siempre atento Walter Schmidt, los convirtieron en un hueso duro de roer; aunado a esto la radicalidad de vidas en exceso permanente y el atractivo de ser los clásicos rockers autodestructivos les dio cierto estatus en una escena que apenas balbuceaba algo similar y que a fin de cuentas se valió de ellos para justificar su ascenso posterior.

Walter Schmidt impulsaba un discurso sobre una escena musical mexicana previendo la manera en que se haría después pero desde la exclusion; Schmidt en cambio tomó una decisión editorial a través de las páginas de Sonido y Conecte que creó el acta de fundación de SIZE y se avaló integrando un mundo sónico relativo impulsando un contexto musical: Syntoma, Dangerous Rhythm, The Casuals, Volti y otras bandas también confeccionaron eso de “pertenecer a una escena”, desde un puzzle que los conectaba con su actualidad, como jugando en la misma liga que la música experimental de su tiempo, por eso los artículos sobre esas bandas en Sonido donde se ponían al lado de grupos de, por ejemplo, la nueva ola inglesa, Ultravox, Gary Numan, Bauhaus, Tuxedomoon.

De hecho, esta manera de crear un discurso sobre una escena nacional internacionalizada aunque no lo fuera en realidad, a partir de ese puzzle editorial, prefiguraba el uso de estrategias de conectividad que no se practicaron hasta que la gente de Tijuana como Nortec y similares se pasaron por el arco del triunfo el aparataje mediático y los métodos sobados de la industria nacional para convertirse realmente en globales, mientras que el discurso subsecuente, reconductivo del postnacionalismo de MTV Latino, engramaba todo dentro de los límites de un mercado etiquetado como global, de productos musicales destinados al consumo interno.

Por eso a los artistas desde el Rock en tu idioma a la Avanzada Regia los han engañado pagándoles la actividad promocional, poniéndolos en las pantallas de las televisiones de los ámbitos donde hay consumo de productos musicales latinos, discurso que no ha sido suficiente para vender discos, salvo excepciones, de tal forma que no han podido generar riqueza con su trabajo, excepto para pagar a quienes los definen y los trazan, quienes gastan en payola lo que les correspondería a los músicos y lucran con relaciones de poder desde donde obtienen otros beneficios. Recordemos que incluso les rescinden los contratos discográficos al antojo cuando encuentran una nueva víctima ansiosa por ascender a los cielos mediáticos.

Y aquí entra la precuela de nuestra historia: Hubo un tiempo en el rock mexicano post-Avándaro que trajo a la escena una camada de músicos que quisieron cambiar las cosas y las jugadas y hasta cierto punto lo lograron, porque a pesar de no existir en este país una industria discográfica y una industria promotorial que les diera verdadero acceso general a los medios y a la publicidad masiva, crearon proyectos y productos discográficos que se posicionaron entre los públicos interesados y que dieron lugar a varios fenómenos sociculturales y urbanos en el D.F. de los años ochenta, como el mismísimo Tianguis del Chopo.

En otro lugar sería bueno analizar el Chopo, pero lo cierto es que este tianguis basó mucho de su eficacia y de su importancia político-cultural por ser un foro para el rock mexicano independiente de ese periodo. El rock progresivo nacional vio ahí una oportunidad de fluir, de superar la carencia en la distribución de sus productos, de cohabitar con la historia de la música mundial; ahí se vendían y se cotizaban los discos de Iconoclasta, Flüght, Vía Lactea, Hi Fi Orchestra, Nazca, Decibel, La Banda Elástica, Oxomoxoma, Arturo Meza. Pero el Chopo y todos sus avatares políticos posteriores tuvieron también un trauma simbólico después del 85 cuando muere Rockdrigo, que podría decirse que nació en el tianguis, y que representa también otra más de las historias truncadas del rock mexicano, un músico al que comenzaron a valorar justamente cuando ya no existía.

Santa Sabina

Lo que nos da a entender esto es que estamos ante una escena nacional que produjo discos, que generó carreras musicales, que impactó el mundo social y cultural en cierto ámbito, pian pianito, creando personajes anónimos para la cultura rock mexicana pero que ahí están, que existieron y existen, como Arturo Romo, Víctor Méndez, Jesús González, Carlos Alvarado, Guillermo González, Zózimo Hernández, Xavier Baviera, Dr. Fanatik, Capitán Pijama, Carlo Nicolau, Tin Larín, Armando Velasco y más, quienes extrañamente no son considerados parte de la genealogía musical nacional, no suenan entre los nombres de Javier Bátiz o Guillermo Briseño, Lora o López, Cecilia Toussaint o Saúl Hernández, no están al lado de Roco y de Pacho ni de De Lozane y de Rita. Pero, a estas alturas, sale sobrando.

Existieron, existen, produjeron y producen, algunos de ellos varios discos, cosa que no se ha analizado a fondo. ¿Qué representa este campo cultural tan productivo, a fin de cuentas? ¿Qué representa la pérdida de referencia, el hecho por ejemplo de que no haya masters de muchas de estas grabaciones porque fueron hechas en tiempos e infraestructuras prestados? ¿Quién va a reconocer la calidad compositiva e instrumental de gente como Alejandro Sánchez, de Nazca, si aún al paso del tiempo la misma industria musical que impera en este país sigue viendo con desdén a Jorge Reyes a pesar de todo lo que se arriesgó a hacer musicalmente hablando?

Es extraño pero en aquellos tiempos a SIZE los que los integraron a su jugada invitándolos a abrir varios conciertos fueron ¡Sombrero Verde!, pero a Walter Schmidt y a Carlos Robledo jamás se les va a olvidar el día en que llegaron los gorilas de Venus Rey y les impidieron tocar para abrirle a The Police en el Hotel de México porque no estaban adscritos al Sindicato Nacional de Músicos. Aquella noche, lo intuían, comenzaba su difuminación respecto de la cultura rock “oficializada” a la más pura forma “soviética” de la foto alterada que te borra de la memoria histórica.

Lo que nos da a entender esto es que estamos ante una escena nacional que produjo discos, que generó carreras musicales, que impactó el mundo social y cultural en cierto ámbito, pian pianito, creando personajes anónimos para la cultura rock mexicana pero que ahí están, que existieron y existen.

Tengo la sensación de que Venus Rey encarna ahora en esa gente que controla la jugada del Vive Latino y que eleva a estrella nacional a una fotógrafa de conciertos patrocinada por Indio. Tengo la sensación de que ese grupúsculo que encabezan Sarquiz y Emmanuel Tacubo y la infame Lynn Fainchtein, una especie de Elba Esther Gordillo del rock latinoamericano, se ha esmerado poco en hacer desaparecer las huellas de la tortura, porque en el fondo lo operaron todo a la pendeja, creyeron que hacían tabula rasa e impulsaron músicos mediocres que a la postre fracasaron más evidentemente que la generación borrada a la que me refiero, se metieron no uno, sino varios autogoles al paso de los años.

No hay que olvidar que inmediatamente que construyeron la generación espontánea, y luego de sacar de ahí a Café Tacuba, Santa Sabina, Maldita y similares, luego de 1988, considerado el año cero del rock nacional y por cierto el año cero de México luego de la llegada de Salinas de Gortari a la presidencia, los mismos lugares que habían visto surgir la escena que alimentó el Rock en tu idioma fueron desapareciendo.

El Bar 9, el Tutti Frutti, LUCC y Rockotitlán dieron paso en los noventa al Hard Rock Café, Bulldog, Colmillo y similares, en donde ya se hacía otra cosa más reiterativa y que aceleró la “provincialización” que padece el D.F. desde entonces y de la que no se recupera en ese campo y en varios otros. ¿No es el “corredor Condesa-Roma” una especie de wasteland-neo-pueblerina, un post-Coyoacán suprematista habitado por trepadores y prostitutos culturales amateur que ya con sentarse en el Xel-Ha o en el Covadonga y hablar de su tienda de camisetas, su siguiente asistencia de dirección en algún filme o su próximo viaje a Londres, cubren la ruta?

En estos momentos en que escribo Rita Guerrero está siendo apoyada por una comunidad de músicos y gustosos de su música, porque no tiene dinero para pagar su tratamiento contra el cancer. ¿Dónde están los logros que les iba a traer a los artistas el Rock en tu idioma? ¿En qué quedaron los de la Maldita Vecindad después de aceptar cabizbajos cuando BMG no quiso editar el disco que les grabó Bill Lawsell? ¿Por qué El Gran Silencio no sabía que ese flaquito de lentes que estaba fascinado con su música, en el estudio donde grababan con Andrés Levín su segundo disco, era Arto Lindsay? ¿No terminaron desfalcados por el oficinista Camilo Lara los Plastilina Mosh, Los Titán, Los Miki Guadamur, cuando les robó imagen, estilo y forma para autoimponer su subproducto IMS?

Un ejemplo aún más cruel pero significativo lo representa el coma de Cerati, que lo ha puesto fuera de juego y hasta le impedirá seguir con esa indignificación que venía apuntalando año con año desde que se acabó Soda; porque Cerati cargó en sus hombros ser el pilar desmemoriado de la tabula rasa del rock latinoamericano, que sólo lo podía hacer jugar en el gueto, muy productivo económicamente, eso sí, que fue este continente para la cargada caníbal.

Pero hay que reconocer que Soda Stereo siempre jugó en la segunda respecto al rock español, y aquí nos los vendieron como la piedra de toque de lo “moderno”; a Caifanes les modelaron el primer disco por ahí y desarticularon la cierta ingeniosidad de Las Insólitas Imágenes de Aurora, que eran un poco menos obvias y ciertamente muy deudoras de SIZE, así luego al rock de los noventa en general lo hicieron descender de la genealogía “sodesca” y rendirle pleitesía al sacerdote Cerati.

La mercadología segundona que nos escamoteó a Sumo, si no hubiera sido por algunos puestos del Chopo y Rock 101, nos impuso a Cerati así como luego a Los Fabulosos Cadillacs, mientras cerraba la puerta con mil candados a pesar de que se los facilitaba la muerte de Luca Prodan, porque nos querían hacer pensar que Divididos Por La Felicidad era demasiado para nuestro subdesarrollo musical y sólo para las masas “entendidas” argentinas, un plusvalor intelectual que no sostienen desde hace décadas. Es decir, hasta nos protegieron de algo que supuestamente no íbamos a entender; el obvio chantaje para imponer su pequeñez.

¿Alguien se acuerda de la lección que dejaron clara los Radio Futura después de aquella primera y única gira promocional de 1987, cuando con dos sendos recitales gratuitos en D.F. y Monterrey nos mostraron humildemente que no teníamos nada, ni tenemos, con que siquiera emular ese nivel artístico y de compromiso como el de los Auserón? ¡No me vayan a salir con que Cerati sí! Radio Futura jamás volvió y a Alaska la cargaban en hombros en los bares gay de tercera categoría, mientras Carlos Berlanga bebía hasta caerse en el 9 sin que nadie supiera siquiera que las canciones que la otra impersonaba las había escrito ese dandy alcohólico demacrado que tenía la cara contra la mesa.

Radio Futura

Pero volviendo al asunto, a Illy lo he criticado en otros lugares. Recientemente, un periodista latino de Nueva York y otro de Radio Global de Tijuana me han entrevistado sobre su muerte y en esas entrevistas he dicho, entre otras, cosas que a mí me parecía que Illy estaba operando una especie de traición, que su decisión de autocoverearse y su actitud poco autocrítica de cantar “El Diablo en el cuerpo” y otras canciones de SIZE con un grupo diferente lo hacían parecer un tipo ruin pero sobre todo débil frente a los mismos inescrupulosos de siempre, buscando treparse de nuevo en el carro de los herederos de esa misma vía que lo silenció en los ochenta.

Illy dijo en una entrevista reciente que todo fue porque cantaba en inglés, y lo decía con una ingenuidad pasmosa. No, Illy, no era porque cantabas en inglés, eso fue sólo parte nimia del meollo; todo tenía que ver con que desmentías desde aquel momento una jugada a la que no te iban a montar, porque por principio SIZE mostraba las carencias intelectuales de los otros que en el fondo eran sus seguidores y eso, qué extraño, algo importaba aún en este país y en el medio artístico; es decir, les envidiaban y mucho el bagaje que concentraban; lo que revelaba su pop inteligente era que los demás estaban destinados a venir a remolque, por eso jamás los subieron ni como teloneros a un escenario masivo o en una gira y ni siquiera hicieron lo que Cobain, ponerse una camiseta de las bandas que originaron su sonido, porque Saúl y Alfonso sólo se colgaban la de Maldita o Santa Sabina, alternando el papel de vedettes y servidoras por igual.

Es muy elusivo ese video que circula en YouTube donde los Jaguares hablan de la escena de los ochenta y André balbucea que “eran todos muy unidos porque se prestaban los instrumentos con los Mistus”, ahí donde Saúl casi le quita el micrófono y queriendo aparecer muy superado, para recordar que SIZE “era la neta, eran los que hicieron todo lo que posibilitó el futuro”, o sea, a él.

La muerte de Illy Bleeding no abre la caja de Pandora, destapa sin querer la cloaca del llamado rock mexicano.

Más patético es Sabo Romo, esa especie de “empleado”, no músico del rock nacional, cuando opina en el tráiler de la futura película Nadie puede vivir con un monstruo, el documental que se prepara de SIZE, que “le echaban ganas aunque no supieran tocar”. Pero de la misma manera ahí Ricardo Nicolayevski se atreve un poco más al sugerir que algo oscuro había mantenido hasta ahora esa escena en el anonimato.

Si Saúl se tardó 25 años en decirlo, tampoco hay que olvidar que los públicos se han tardado 25 años en aplaudir, de tal forma que todos aquellos que traen de modita a SIZE también son parte de la cargada caníbal, sólo que no les ha tocado ya carnita ni hueso, ¿por qué entonces querer esnifarse el polvo que queda si acaso de SIZE?

La verdad, Illy se murió en un momento en que quería revivir en sí y para sí un producto de hace 25 años, con lo que estaba asegurando hundirlo aún más, porque vivir del pasado va en detrimento de la fuerza presente pero, sobre todo, una forma de traicionar aquello que se hizo… Por suerte no todo está destinado a permanecer o reactualizarse, también hay que saber perder… y morir.

La muerte de Illy Bleeding no abre la caja de Pandora, destapa sin querer la cloaca del llamado rock mexicano. En los próximos meses veremos quizás una rapiña poco común con respecto a SIZE, no se nos haga extraño que por ahí ya alguien esté listo para adjudicarse las reediciones e incluso que vaya detrás del regiomontano Mario Mendoza por los materiales preciados que suponen los cortes de su documental sobre la banda.

Mendoza en este momento está agazapado, debilitado porque sin Illy no tiene ya guía para saber qué hacer con ese material; se hundió en su propia herida al dejar en manos de la ambición de Jaime Keller lo que debía ser un retrato autónomo, que trazara los pros y los contras, que hablara de la importancia de la banda pero también de la ruta de un proyecto que quedó a medias por la misa decisión de sus actors; en suma, un documental o reportaje o lo que sea, que no quisiera dignificar a la fuerza una historia que se había consumado entre el sabotaje y el autosabotaje.

A SIZE y a Illy Bleeding hay que dejarlos morir en paz, invocar sus fantasmas puede estarle haciendo el trabajo sucio a los viejos asesinos, además de caer de manera previsible en la trampa del tiempo. ®

Compartir:

Publicado en: Música, Noviembre 2010


Te invitamos al siguiente evento de la dibujante Diana Martín en Guadalajara.
Confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • gerardo

    la verdad no lei todo no entiendo decir tanto para decir que es una mierda el rock mexicano y bueno quizas sea cierto auqneu tiene unas dos tres cosas buenas en fin, y me puse a oir a SIZE suenan bien, y diferente a lo hecho a qui en mexico pero pues ya hablando de rock, suena mucho a Derribo Arrias, o a los trabajos de PONCH, y AZUL y NEGRO, y DECIMA VICTIMA, PARALISIS Y MUCHAS MAS simplmente que pues aqui no se les entiendio por que somos pueblerinos y ya, si fueran españoles serian aceptados facilmente ya que hay mas gente en su ritmo o en su honda, suena bien la verdad pero viendo su formacion es natural, son buenos y hasta ahi hablando de rock español a nivle global pues son de tercera sin ofender en fin, pero si creo que para esos años y aun no hay en mexico quien toque asi, y pues asi hay varias bandas olvidadas HAY UNA BANDA QUE SE LLAMA DOMINGO Y SUS CITRICOS QUE COMO SIZE NO TUVIERON SUERTE PERO QUE BANDA EN FIN NI ALCAZO I COMENTARIO PERO PUES ME GUSTA CONOCER SIEMPRE COSAS NUEVAS

  • Pedro Punk

    saludos amigos de revista Replicante, Me he encontrado con su web y me gustaría que me ayudaran a difundir el trabajo musical de mi banda, la verdad nos hace falta mucha difusión ya que somos 100 % independientes espero les guste y nos apoyen

    https://www.youtube.com/watch?v=W0lAUiznhqM

    http://terrorismotropical.bandcamp.com/

  • Orlando

    Hola!

    Me da gusto observar la historia del rock en méxico desde una perspectiva que me permita saber que la música en México estuvo caminando en el “underground”, aunque me parece innecesario que la sección de comentarios se haya vuelto una lucha de facciones contrarias.

    Ángel, si todavía visitas esta entrada, sólo he encontrado grabaciones ultra-puteadas en youtube de la música de Size, Casino Shanghai, etc. Asumo que debe haber algún master en algún lugar de México que se pueda obtener de alguna manera (o quién sabe).

    Entonces, dejando de lado todas las pendejadas que se han discutido, hay alguna manera de conseguir masters de calidad decente para digitalizarlos? Gracias de antemano.

  • TE BESO LOS HUEVOS, CABRON…!! De lo mejor que he leído en estos últimos meses… Cuando quieras mas datos y anécdotas oscuras del Rock Mexicano, mándame un mail.

  • Ocely

    Tú opinión en éste artículo aporta y alienta comentarios alternativos, provoca otras perspectivas y eso me parece realmente cautivador. Gracias por compartirlo.

  • Juan Carlos Gutiérrez

    Bakemono la dictadura militar argentina terminó en 1983, el concepto rock en tu idioma surgió por lo menos dos o tres años después. Imposible que las dictaduras militares “del cono sur” hayan apoyado un movimiento que no existía en ese tiempo.
    La dictadura argentina específicamente, muy a su pesar, apoyaron la música nacional en general, pero eso fue de 1983 hacia atrás. POR FAVOR UBÍCATE EN EL TIEMPO y no desinformes.

  • Buen artículo, aunque al no salir de México te olvidaste de que el “rock en tu idioma” fue apoyado por las dictaduras militares del cono sur, en Argentina sobre todo; al entrar en guerra contra UK se prohibió difundir música británica que va desde los beatles hasta sex pistols e incluso cualquier cosa que tuviera letras en inglés así fuera gringa o de países no anglosajones. En Chile tuvo el efecto de convertir al rock progresivo en una cosa bien underground y de culto -hasta la fecha- pero en Argentina no, y por eso salieron tantas bandas allá con el apoyo de Videla y todos esos hijos de puta, incluso hay canciones que tocan críticamente el tema de las Islas Malvinas (y es cuando charly garcía ya no parece tan pendejo) algo parecido con España aunque fue más cultural su auge (por no decir que son como impedidos naturales para los idiomas de la península) y no tanto que lo forzaran sistemáticamente, yo siento que en México se aprovecharon del fenómeno glocal y de ahí todo lo que pasó, aunque aquí fue más como una vil mercancía y como es un país de influencia en la zona pues sirvió de plataforma y mercado para todos esas bandas de otros países.

  • Mira todo lo que provocaste Ángel! En general me gustó tu texto, pero como la mayoría de tus lectores (me imagino que están ‘rucos’ igual que yo), sólo tengo algo qué decir, pero no voy a escribir un texto largo. Sólo una observación: en verdad crees que se pueda ‘ser tan punk’ y alejarse del rock mainstream con Rogerio Azcárraga como productor de un disco? Yo lo dudo mucho.

    Si el rock nacional ‘apesta’ es porque ninguno de los grupos realmente pueden escapar a la lógica del mainstream. Decir que apoyan movimientos sociales o que son muy punks atrás de un micrófono cuya rola lleva el apellido de una disquera ya sólo lo creen los despistados de 20 años.

    Saludos!

  • Cesaro

    Yo quisiera preguntarle a todos esos músicos “underground” que no fueron parte del “fraude” del rock en español. ¿no te hubiera gustado ser famoso, salir en la tele y ganar mucho dinero?

  • Natalia

    Amén en lo que dice el artículo. Incluso yo que estoy más chava puedo acordarme de nombres como La Neura o como Los Prostitutas o como Mango-go o como otros tantos que pareciera que nunca existieron pero que hicieron música bien interesante y que incluso hoy hay bandas que las imitan o que retoman incluso sus rolas. Qué chido artículo y que chido que se abra ese baúl olvidado, sobre todo para demostrar que no sólo las bandas que “le gustan a la mayoría” escriben historia.

  • Rafa

    Respeto a todas las personas que tienen el valor de escribir y publicar cualquier cosa, pero también existe el respeto hacia lo que estas escribiendo y creo que en este texto no lo hay, Tengo una pregunta, que edad tiene la persona que escribió el texto? 90 años?? Sin faltar el respeto, me recordó a mi viejo abuelo terco y que es un su afán de defender algo, terminaba atacándolo sin darse cuenta, en pocas palabra, nada, nada le gustaba!

  • Ángel Sánchez B

    Juan Carlos:

    Extrañamente vengo desde mi provincia regiomontana al DF este marzo del 2013, tengo casi tres semanas aquí y el tema de aquellos años resurge, al mismo tiempo que el Gordillazo, todos recuerdan el Quinazo, entonces de repente me siento en 1988 y aquellas discusiones que mezclaban lo que sería y no fue en la cultura independiente o como se llame ahora y el futuro político nacional vuelven a estar en la mesa, ¿deja vu o problema presente?. Y sí, seguimos discutiendo una especie de promesa de modernidad cultural, que ahora parece ser obvia y postergada a la nada, porque se dice, en el caso del rock, que ya se superaron los sonidos y jamás tendrán relevancia para la integridad política porque el tornamesa no decide nada y jamás tuvo importancia…y bueno sí, esa integridad es cierto que la esperamos cumplirse en los otros y pocas veces en uno mismo y así se confunde el asunto…nomás hoy estuve hablando de Humberto Álvarez y por supuesto del Piporro, ayer de Nazca y Alejandro Sánchez, cómo admiro a esa gente !

  • Juan Carlos Gutiérrez

    Me da lástima tu texto.
    Lo que sabes del tema lo arruinas con tus ataques estúpidos y coléricos a bandas que de una u otra forma influyeron en la escena del rock en español. Lo único relevante de tu texto- el cual pareces haberlo escrito con el hígado y menos con la razón y el mínimo de objetividad- es que darle a conocer a SIZE a quienes no le conocíamos, fuera de ahí, te vas contra todos sin razonar siquiera que la música no es tan sublime como creemos, que es también un negocio y un vehículo para enriquecerse y ganar fama.
    ¿Por qué le cuestionas a Soda el quitarle la esencia a Las Insólitas Imágenes de Aurora?, tu opinión es tan absurda como si yo criticara que el blues le robó la esencia a los “virginales” ritmos africanos que trajeron los esclavos a América. !Eres ridículo!
    No soy músico, al parecer tú tampoco lo eres, pero no se requiere ciencia para comprender que la música es así, que la gente influye y recibe influencias de otra gente, que, quieras o no, obedecemos a las modas, crecemos con ellas y si hay músicos, o hubo músicos que no quisieron prestarse a la moda entonces no debes culpar ni a los promotores, ni al “Rock en tu idioma” (que sólo e sun concepto y en tu texto lo personalizas y casi le das nombre, apellidos y dirección) de que tus bandas favoritas no hayan sido reconocidas en tu momento.
    Tus “dioses” Radio Futura (grupo al que también admiro por la calidad de sus letras) también te dieron una leccion de ello, Santiago Auserón no quiso más seguir en el género y se abandonó al son cubano sin importarle cuanta plata dejaría de percibir por no tocar más “A cara Cruz” (en el primer Vive Latino dio una muestra de valentía al negarse a cantarla cuando se lo pedían a gritos).
    Creo que no basta que seas un músico genial, que seas “superior” (te ves racista cuando lo evocas ocultado con sinónimos) o que vivas en la década adecuada para cual o tal estilo musical, influye, desgraciadamente muchos otros factores para que un grupo obtenga el éxito. Así que no nos vengas con culpar a otros grupos que ni siquiera te conocen, o que ahora ya ni siquiera existen con “opacar” el brillo de tus héroes.
    ¿qué tiene de malo que un artista retome 20 años después lo que hizo?, así andan los Hermanos Carrión, divirtiéndose de su época y viviendo dignamente de su música tocando en bares de provincia, si al fin y al cabo es su arte, no es el tuyo, ni siquiera como fan de SIZE o de sus integrantes deberías atreverte a cuestionarlos. Tu no sabes el muerto que cargan.
    Todos los músicos, las personas en general estamos condenados, tarde o temprano lo nuevo deja de gustarnos y nos acurrucamos en cierta época, si Alex Lora quiere re editar sus viejos discos con otro nombre ¿qué te importa? si quiso subir al escenario a su mujer a gritar, Si Sabo quiere vivir de su lengua ¿qué harás para impedirlo?, lo que fue importante para ellos tal vez deje de serlo en el futuro y eso, te guste o no es el paso del tiempo.
    Antes de ponerte a escribir y fusilar a medio mundo; respeta. Respeta al músico que cuelgas, como Cerati y respeta al público que lo admira. Ese no quiere decir que no brindes tus puntos de vista, pero no trates de imponer tu escasa y pobre opinión sobre el lector. Soda Stereo, lo quieras o no, es un parteaguas del rock en español, y lo prefiero mil veces sin haber sido el mejor grupo a que el movimiento no hubiera detonado y no hubiera propiciado que otros más llegaran a mi walkman como, García, Spinetta, Mateos, Mecano, Radio Futura, Los Abuelos de la Nada y hasta Hombres G, entre muchos muchos otros, que pusieron en mi walkman temas que entendía perfectamente por estar hechas en mi idioma.
    Si a Illy no se le rindió el mejor tributo, lástima, no es el único, pero en lugar de chingarte a todo mundo por ello mejor recomiendalo, dinos en dónde podemos conseguir su música, por qué merece que lo rescatemos del olvido.

  • Por eso el libre albedrio existe y hay que hacer uso de este si se juzga pertinente. Si alguien [sobre todo el creador de la musica] desea sacar su material reeditado 2 o 20 veces mas un an’o o medio siglo despues, no tiene por que ser menospreciado o mal visto. Finalmente ni tu ni yo, ni nadie mas que el creador de la obra tiene el autentico derecho de decidir como manejar la misma [ya sea con el proyecto original o con alguna transformacion]. Eso es en’al de que desea ser escuchado por tanta mas gente como sea posible. No olvidemos que todo artista ya sea de pacotilla o con virtudes inigualables, SIEMPRE desea y busca el reconcimiento de un publico. Saluddos.. LUZ

  • Lucero

    Soy un lector totalmente imparcial en relación a este tema y no me interesa en lo más mínimo el chisme de verdulería, sin embargo debo apuntar que el texto (como nota periodística, reseña, libre opinión o lo que sea) es bastante ambiguo. Creo que deberían tener cuidado al respecto porque al exponer este tipo de sentencias (casi acusaciones) es necesario saber cuál es la intención.

  • Decidí retirar de mi blog las respuestas que hice a Angel Sánchez. No porque me retracte de mis palabras ni mucho menos. Pero lo hago para ya desvincular el nombre de Size y el de sus integrantes, de mis pleitos personales con el autor de este artículo. Solo haré la observación de que es muy curioso que en el tumblr donde originalmente apareció, no coincida la fecha en la que supuestamente fué escrito (30 de noviembre) con la fecha que marca el tumblr en que se subió dicho artículo a la red (3 de nov).
    http://eladversario.tumblr.com/post/1475120369/time-trap-la-muerte-de-illy-bleeding
    Y que en esos 4 dias perdidos hayan ocurrido una serie de pleitos entre el autor de este texto y yo.

    Tengo muchas razones para pensar que este artículo fué con la única intención de atacar a Illy Bleeding (empezando desde el macabro epígrafe) pero disfrazado o “justificado” con un discurso anti-Rock en tu Idioma. Pero ya no me esforzaré en estar tratando de evidenciar a este tipo. Por lo que a mí respecta, seguiré con mi trabajo y dejaré que las cosas caigan por su propio peso.

  • pd. al inicio de mi comentario, algo pasó que se cortó un renglón. quise decir: “..posee información acertada y pertinente”..
    gracias

    p

  • si bien tu entusiasta texto posee inforcomo dicen otros más arriba, también está llena de imprecisiones (amén de una que otra falta de ortografía).

    de entrada, el discurso victimista taaaaaaaaaaaan de los 80, taaaaaan de flojera, suena absolutamente anquilosado. hacerse el inteligente a partir de desdeñarlo todo, de hacerse la víctima, de hacerse el outsider del Covadonga (mucha crítica, pero para saber lo que dices, te la debes de pasar ahí, horror..). es casi de mal gusto; de abuelitas y de tías, digamos.

    para continuar, SIZE no era desdeñado en su momento, como dices. para nada. muchos de los músicos que fueron “tocados” tanto por illy , como por el genio de robledo y de schmidt (después, para mi gusto, mejores, con Casino Shanghai), como indicas, los admiraban y alababan, y les fue un ejemplo a seguir, sobre todo por su libertad y desfachatez (hagamos a un lado el comentario de ese costal de soberbia carente de talento, llamado sabo romo).

    por otro lado, muchos de los criterios de los que hablas, respecto de la industria, obedecen a parámetros de los años 90, que hace mucho que ningún músico joven que esté ubicado con su entorno, se adhiere ni sigue. las disqueras son elefantes blancos del pasado, y desde inicios de los 2 miles, todo mundo produce y graba su música y la difunde por sus propios medios, arma sus propias tocadas, genera ingresos de manera individual.

    ensalzar el pasado, cual abuelita que recuerda mejores tiempos, es aburrido y demasiado trillado como para sostener argumento alguno.

    podría seguir párrafo por párrafo, pero sería tan desgastante como tu extenso y redundante texto. y bueno, sí habemos muchos que conocemos y reconocemos bandas como Iconoclasta, Flüght, Vía Lactea, Hi Fi Orchestra, Nazca, Decibel, La Banda Elástica, Oxomoxoma, Arturo Meza… e incluso consta en libros y reseñas. pero es más interesante hacerse el mártir.

    en una de las pocas cosas que coincido contigo, es que la muerte de illy sacó a la luz la actitud de rapiña de muchos, como ocurre con muchas muertes ilustres. colgarse medallas ajenas, etcétera.
    pero también te puedo decir que en fechas recientes illy NO pensaba “revivir glorias pasadas” ni creo que estuviera traicionándose a sí mismo.
    ¿has oído las canciones NUEVAS que hizo con los Robotes Trucosos? son magníficas! y son absolutamente de entre 2008 y 2010. y cuando hizo SIZE, de ninguna manera pensaba en ser subterráneo ni romper esquemas. Illy siempre tuvo ínfulas de estrella, pero nació en una década lejana, como para que le pudiera ir bien en México en los años 80. y para él, “irle bien”, era ser famoso. así se lo dijo a Mafer (la de Madame Records: Mafer, por favor, hazme famoso). sé mucho de esto, pues soy amiga muy cercana del capitán pijama, quien vivió todo el comienzo con el buen illy.

    en fin.. no acabaríamos nunca.
    así que por ahora me retiro.
    hasta luego.
    p

  • pati pé

    si bien tu entusiasta texto posee inforcomo dicen otros más arriba, también está llena de imprecisiones (amén de una que otra falta de ortografía).

    de entrada, el discurso victimista taaaaaaaaaaaan de los 80, taaaaaan de flojera, suena absolutamente anquilosado. hacerse el inteligente a partir de desdeñarlo todo, de hacerse la víctima, de hacerse el outsider del Covadonga (mucha crítica, pero para saber lo que dices, te la debes de pasar ahí, horror..). es casi de mal gusto; de abuelitas y de tías, digamos.

    para continuar, SIZE no era desdeñado en su momento, como dices. para nada. muchos de los músicos que fueron “tocados” tanto por illy , como por el genio de robledo y de schmidt (después, para mi gusto, mejores, con Casino Shanghai), como indicas, los admiraban y alababan, y les fue un ejemplo a seguir, sobre todo por su libertad y desfachatez (hagamos a un lado el comentario de ese costal de soberbia carente de talento, llamado sabo romo).

    por otro lado, muchos de los criterios de los que hablas, respecto de la industria, obedecen a parámetros de los años 90, que hace mucho que ningún músico joven que esté ubicado con su entorno, se adhiere ni sigue. las disqueras son elefantes blancos del pasado, y desde inicios de los 2 miles, todo mundo produce y graba su música y la difunde por sus propios medios, arma sus propias tocadas, genera ingresos de manera individual.

    ensalzar el pasado, cual abuelita que recuerda mejores tiempos, es aburrido y demasiado trillado como para sostener argumento alguno.

    podría seguir párrafo por párrafo, pero sería tan desgastante como tu extenso y redundante texto. y bueno, sí habemos muchos que conocemos y reconocemos bandas como Iconoclasta, Flüght, Vía Lactea, Hi Fi Orchestra, Nazca, Decibel, La Banda Elástica, Oxomoxoma, Arturo Meza… e incluso consta en libros y reseñas. pero es más interesante hacerse el mártir.

    en una de las pocas cosas que coincido contigo, es que la muerte de illy sacó a la luz la actitud de rapiña de muchos, como ocurre con muchas muertes ilustres. colgarse medallas ajenas, etcétera.
    pero también te puedo decir que en fechas recientes illy NO pensaba “revivir glorias pasadas” ni creo que estuviera traicionándose a sí mismo.
    ¿has oído las canciones NUEVAS que hizo con los Robotes Trucosos? son magníficas! y son absolutamente de entre 2008 y 2010. y cuando hizo SIZE, de ninguna manera pensaba en ser subterráneo ni romper esquemas. Illy siempre tuvo ínfulas de estrella, pero nació en una década lejana, como para que le pudiera ir bien en México en los años 80. y para él, “irle bien”, era ser famoso. así se lo dijo a Mafer (la de Madame Records: Mafer, por favor, hazme famoso). sé mucho de esto, pues soy amiga muy cercana del capitán pijama, quien vivió todo el comienzo con el buen illy.

    en fin.. no acabaríamos nunca.
    así que por ahora me retiro.
    hasta luego.
    p

  • David Aguilar

    Es verdad, me latió el texto; es obvio la complacencia en la que se ve inmersa el medio rocanrolero y que no pasa de textos que viven en una adolescencia de permanencia voluntaria y que, no obstante, de tener una severa senectud, vive en una agónica fe de teporocho: que es la de estar lanzándose carnavalescamente a un pasado que nunca existió y, el cual se inventa poblado de victorias y ocurrencias geniales.
    ¿Qué tan representativo es Alejandro Lora de la escena en México? Lo representa todo: a un sequito de músicos conformados por yupis entusiasmadamente pendejos , carcamanes endiosados y de culturosos como Lynn Fainchteins, controlando la escena que ellos , se han encargado de pervertir con todo aquello que no le permite crecer y desarrollarse. En resumen, con esta fotografía de Alex sacando la lengua y tarareando canciones que él “inventó” hace 60 años, presenciamos el cadáver de un movimiento, que alguna vez, abrazó a sus primos hermanos de España y Argentina – y si no , ahí están Charly Garcìa , Spinetta, Manolo Garcìa , Joaquín sabina – para quedarse en un proyecto parodiado por Julissa y Luís del Llano.
    ¿Dónde están los Arturo Meza, los Armando Rosas, José Cruz? El primero con una carrera deslumbrante – aunque con ciertos altibajos- se ha encargado de producir heroicamente los discos más propositivos de los 90, pero, dignamente desdeñados por la critica especializada del medio. Y por cierto ¿Dónde está ese periodismo que hace la talacha nada más a músicos con un código postal fijo? Es irritante el grado de pleitesía que le destinan a gente como Los tacubos, a los caifanes, a la Venegas, que tal parece llegaran a viejos cantando canciones a tenagers de la condesa o de satélite. Es lamentable ver la falta de estructura por parte de la escena, pero es claro que esta se explica y por la ausencia de la calidad de periodismo musical que también se practica en el medio. A pesar de ese chisme en el que decanta el texto, me parece que toca el culo al problema. Saludos

  • @antiguo automata mexicano: No Angelito, así no es la onda. El hecho de que hayas hecho esa entrevista en el 2002 no legitima nada. Es solo una evidencia de que has sido un interesado en el tema de tiempo atrás. Nada más. No vuelve legitimo nada. Tu vision de Size siempre ha sido parcial. Siempre ha estado en funcion de la idolatría desmedida que sientes hacia Walter Schmidt. Es decir, por mas que te digas el superfan decano (en Monterrey) de Size, en tus 25 años que tienes de conocerlo, nunca abriste el abanico. Siempre preferiste quedarte con solo esa visión en la que Walter es el centro del universo, de TU universito mas bien. Y esa es la visión que pretendías imponerme cuando me ofreciste “ayudarme” con el documental de Size. Para ti era mas cómodo que ese documento que estoy haciendo y que pronto verá la luz, tuviera esa visión preconcebida de Size que siempre has tenido, y que nunca has ni siquiera por un momento, puesto en tela de duda, o considerado agregar elementos. Para ti era más facil no conocer nunca a Illy. Porque entonces representaba mover cosas en tu estructura ideologica que no querias mover. Illy estuvo en Monterrey durante 13 dias. Y a pesar de que vivimos a tan solo una colonia de distancia (10 mins a pie), ni por error podias dignarte a querer conocer a Illy, entablar siquiera dos palabras con el.

    Y sigue incontestada mi pregunta que te hice en mi respuesta desde mi blog (que veo que leiste)…si segun tú, Illy se estaba aprovechando al cantar rolas de Size con su ultimo proyecto Illy Bleeding y los Robotes Trucosos, por que nunca tuviste las agallas suficientes para decirselo? Vaya, siquiera insinuarselo!! No. Te limitaste a decir: “wow! imperdible!” jajaja que pocas agallas tienes Angelito!!! (y vuelvo a dejar el link a mi blog para que puedan verlo mas graficamente quien le interese http://chopinalasillaelectrica.blogspot.com/2010/11/respondiendo-angel-sanchez-parte-2.html ) . Es decir, queda claro que el unico timorato en este asunto fuiste y eres tú Angelito. Fuiste porque no pudiste decirle nada. Y lo sigues siendo, porque ahora ves inminente que saldra un documental de Size, que no tiene la visión idolatra de Walter Schmidt con la que has vivido durante 25 años.

    Pero quiero aclarar algo, para quien pueda leer estas lineas: en mi documental NO le quitare a Walter Schmidt el credito que le corresponde, ni tampoco a Carlos Robledo, ni tampoco a Dean Stylette, ni tampoco a Illy Bleeding. En mi opinión personal, Size fué una banda única precisamente porque se congujaron en tiempo y espacio esas cuatro personalidades, esos cuatro personajes, precisamente en ese momento historico. “Mexico DF, principios de los ochenta…cuatro personajes”, como lo dice el trailer de mi documental. Creo que una ves que vea la luz mi documental, automaticamente se aclararan muchas cosas que aqui podria tardarme horas en escribir.

    Pero Angel Sanchez, ante esa amenaza que representa moverle el tapete con mi interpretacion de Size que no es la misma que la visión idolatra de Walter Schmidt que él padece desde hace 25 años, no le queda mas que dar patadas de ahogado, insultarme por telefono como fundamentalista enardecido, escribir que estoy agazapado y que ya no se que hacer con el documental (jajaja de donde sacaste eso!!??), y llamarme un “aminorado, acomplejado y timorato videoasta”. Pobresito!!!

    Tengo varias interrogantes para Angel: por qué si segun tu, no estas hablando de que el under mexicano sea algo exclusivo, sino algo para la mayor gente posible…por qué me criticaste por haber posteado un video de Syntoma en el muro de un cuate nuestro en comun? (Diciendo que “ese mundo ochentero mexicano esta muerto y se termino hace mucho tiempo”). Por que ya no hablas de Syntoma, de Silueta Palida, de Decada 2, de María Bonita, etc?? Dejaron de ser cool solo porque mis amigos los conocen (siendo que “debieron conocerlos gracias a ti”)?

    Por qué si te dices tan crítico, por qué hierves de coraje solo por haber criticado tu version washa washeada de Go Go Girl que rola por ahi en youtube?, en un video que SEGUN TU es del 91, pero que tal parece que hiciste caso omiso de la precisión de fecha que hizo Raul Valdéz (que segun tengo entendido, fué el baterista de Superdrogas, y quien toca en ese video), la fecha precisada es 3 de julio de 1993 en el skizzo. En pleno siglo XXI y en plena era de google, no es muy complicado googlear el calendario de 1993 para darse cuenta de que esa fecha cayó en sabado, lo cual lo hace bastante coherente. Pero en fin, 91 o 93 da lo mismo, la rola esta washawahseada, que te cuesta admitirlo y ahorrarte bilis? O mejor habría de decir “nanayuneada”, jajaja que es eso de “nayunau yunau yuanau”? En que idioma está eso? En kobaiano? En esperanto? o pretendías decir “now you now”? “Ahora tu ahora”? O haber explicame, porque entiendo que un cover no necesariamente deba ser igual al original…pero de eso a que la letra este nanayuneada?? Cámara!

    Pero ademas, que cobarde de tu parte mandarme el recado con una tercera persona para decirme que “ya no hablarías mas del documental de Size, ni de Illy Bleeding, pero que borrara ese comentario que puse en el muro de facebook de otro cuate en comun en el que criticaba ese video. Pos no que muy criticos??

    Y si segun tu, es un pecado “retomar un producto que se termino hace 25 años” (y aqui tambien habría que aclarar que Illy NO estaba reformando Size, sino interpretando con su banda rolas que él mismo escribió, y que tenia el consentimiento del compositor de la musica Charly Robledo), por qué no criticas el hecho de que Walter Schmidt junto con Charly Robledo y Ulalume tambien estaban con el plan de retomar Casino Shanghai. Es un hecho que lo sabias no? El mismo Walter lo comento aqui en Monterrey cuando vino. (No se malinterprete, no es algo que yo critique, ellos estan en su derecho de retomar Casino Shanghai o no, cuando se les pegue la gana, ya que ellos son los autores. En otras parte lo he expresado: el musico es libre por principio). Pero si para Angel es un pecado, por qué de eso no dice ni pio?

    Además, si tan defensor de Walter Schmidt se siente, y en los comentarios del blog de Milenio, en el articulo que escribio Nicolás Diaz, expresa que dos de sus integrantes aun viven y se la pasan con unos pesos al dia, y ahora al Automata le estan invitando a tocar por aqui y por allá…por qué no comparte el pastel con su heroe? por qué no le invita a tocar por España, Alemania, y Francia? Por qué no le consigue fechas (pagadas de preferencia)? Vaya heredero que tiene Walter Schmidt!!!

    Angel, pero no creas que no tengo argumentos para contestar todo tu texto. Yo sé que tus ataques contra mí no son el meollo del asunto. Pero obviamente me encargo primero de contestar esa parte. De lo demás tengo mi propia opinión, los demás lectores tendrán la suya, asi es esto. Va mi ultima pregunta (por ahora)…realmente quieres que conteste todo tu texto punto por punto?

  • YONNI

    automata yo jamas te vi en el tutti jaja …

  • YONNI

    ESTE TOMATE MEXICANO NO ENCUENTRA COMO SOBRESALIR DE UNA ESCENA QUE NO LE TOCO. PERSONAS QUE FUIMOS AL TUTTI Y AL 9 ASI COMO A LOS HOYOS FUNKIES Y HASTA INHALAMOSS CEMENTO EN EL CHOPO PODRIAMOS OPINAR PERO YO PIENSO QUE ESTE TOMATILLO QUE SE PASO DE ASADO NECESITA UNAS CLASES DE MUSICA MINIMAL Y ABSURDAMENTE PRETENDE INTELECTUALIZAR EL PUNK CUANDO JAMAS LO VIVIO. TOMATITO DEJA DE BESARLE LOS PIES A WALTER A QUIEN PORCIERTO LE MANDO UN ABRAZO DEPSUES DE ANOS DE CONOCERLO Y CONVIVIDO DESDE MIS 14 NO COMO OTROS QUE DE LA NADA PIENSAS QUE REMOTAMENTE PUEDEN EMITIR JUICIOS PRAGMATICOS DE LO QUE SIEMPRE SERA EL MARQUES ILLY BLEEDING PORQUE MARQUES?? JAJA TE LO DEJO DE TAREA AVER SI SABES TANTO TOMATIN SALUDOS A ROCO Y ASU HERMANO DE LA GENTE QUE SI LOS CONOCE DE VDD ES DECIR LOS QUE VIVIMOS DE VERDAD Y IDSFRUTAMOS ALE MARQUES !!!!! JAMAS TE TOCO LA ESCENA NI VIVIRLA NO TIENES NI IDEA DE LO QUE SUCEDIO SI NO LO VIVISTE AQUI

  • Bicholisto

    Este mismo fenomeno tambien le sucedio a los Disc Jockeys en los 90s, cuando un grupusculo de pseudoDjs, se apodero de la escena rave, este grupo gangsteril, que podria estar en su derecho de invitar a quien quisiera a tocar; pero no de acaparar todos los festivales, dictar en la radio (a la que tenian y tienen acceso) que ellos eran las autenticas estrellas como se autodenominaron Dj Klang (Mauricio Rojas Ing de sonido de Pandora y Alejandra Guzman), Dj Yaxquin Restrepo,(Hijo de Ivan Restrepo, que curiosamente tachaba de nacos,corrientes y mugrosos a los que iban a otras fiestas), el infame DJ B-JAY (El Gangster de la marca +Cafe), Dj.Chrysler, Marvin, etc. hasta el hijo de Lolita Ayala; los cuales hasta tuvieron el descaro de proclamarse la venguardia “electronica Mexicana”, venderse como lo mejor y gorrear festivales como “Loveparade”, “Mayday” y “Mutek”, donde nunca gustaron, se colgaron del exito de Nortec. Pero ahora esos infames no son nadie, y estan donde deben de estar.

  • Bicholisto

    Es verdad Lynn Fainchtein, es la Elba Esther Gordillo del Rock. Y tienes razon el “Corredor Condena-Roma” esta lleno de trepadores y proxenetas culturales, eso tambien daño a la “otra escena”, la verdadera subterranea, la de las juventudes connurbadas, de la que nadie habla, la del High Energy, que tambien fue relegada, por quienes claman justicia cultural, a poco no????

  • antiguo autómata mexicano

    Yo supe lo que Saúl decía porque eso lo comentaba él con amigos míos, no en público, en aquellos años, en privado, él sabe quiénes son, pero bueno de puertas pa dentro del Tutti Frutti….por eso sigo sosteniendo que se tardó 25 años en aceptarlo…ante la masa. Le agradezco a Mendoza que subiera esta entrevista porque yo no la tenía, esa noche en la casa de Robledo se dijeron muchas cosas de las que me sostengo para contar esta historia en este artículo. Además él lo dice todo, en 2002, es decir, hace 8 años, un tiempo que le da cierta legitimidad a mi conocimiento del tema en este momento. Por otro lado Mendoza responde al inicio como si él fuera el protagonista de mi artículo, como si se tratara de él, como si mis ataques hacia él fueran el meollo y peor, piensa que todo se trata de revertirme el ataque, como si yo fuera el problema, si el perro se muere se acaba la rabia, es decir, si contradigo a Ángel Sánchez Borges, entonces todo se limpia, se salva el buen nombre de Illy, etc. Mendoza como no tiene argumentos para contraponerse a las ideas de 30 párrafos más, de los que le basta decir que están redactados bonito, se queda prendido monotonalmente de uno de los muchos temas que aquí se tratan, porque él piensa que está destinado a salvarguardar una neta que le contó Illy a él y sólo a él, es decir, la neta de Illy que él ahora deberá pregonar. ¡¡¡vaya heredero que dejó Don Jaime!!! Un aminorado, acomplejado y timorato “videoasta” al que adoctrinó y dejó abandonado en “la soledad del portero frente al penalty”.

    Pero no, y aquí entra mi respuesta a VickyG, esta historia podrá estar tergiversada de mi parte pero ha operado de cierta manera como la cuento, y no, no se trata de hablar de un “gran under” mexicano apto para unos pocos, sino al revés, lee bien el artículo, en este listado de bandas y proyectos mexicanos lo que trato de decir es que esa producción ahí está, esperando ser considerada como parte del imaginario cultural musical del siglo XX tardío mexicano, por la mayor cantidad de gente que quiera y sea posible…un sector de artistas que independientemente de una industria musical o no, creó música y produjo discos.

    Gracias a Rogelio Villarreal por publicarme este artículo, él fue uno de los inspiradores de esta noción de las cosas por su vídeo de finales de los ochenta que se llama “El Rock Mexicano Sí Tiene La Culpa”o algo así…su crítica de aquel tiempo también le valió el escarnio y ¿el destierro? jejeje….otro libro que está pésimamente editado El Otro Rock Mexicano de David Cortés, también da cuenta de esta escena de la que hablo…

  • Me di a la tarea de subir a youtube esa entrevista realizada por Angel Sanchez en el 2002. En la que dice, asi textualmente con sus palabras: “Saul dijo muchas veces que Size era realmente el grupo que habia hecho toda la onda”.

    http://www.youtube.com/watch?v=6AR3yyRtXp8

    Asi que esa cantaleta de que Saul se tardo 25 años en decirlo no tiene lugar, asi como muchisimas cosas de este ardido y engañoso texto.

  • Vamos a empezar con una frase de cajón: “Me pareció interesante el análisis que haces a la escena del rock mexicano”. Ahora bien, dejando la tradición del sentido común, recién conozco a los SIZE gracias a que mi chava me pasó el dato de Casino Shangai hace como un mes, y encontré una rolita suelta (El diablo en el cuerpo) y decidí escucharla. Me gustó.
    Soy un gran ‘fan’ de Caifanes/Jaguares, así cómo de ese “rock en tu idioma”. Encuentro muchas contradicciones en el discurso, contradicciones que tú expones, y desgraciadamente hoy día se siente el enorme agujero negro que está devorando el rock mexicano, donde una banda ‘hit’ saca un sólo disco y el vocalista decide hacerse solista (dígase Rey Pila [Los Dynamite] y el austero Juan Son [Porter]) y aún así muchos lo siguen consideran rock; el concepto de “rock” ahora tiene más significados que “pedagogía”, “chingar”, “güey”, “progreso”, “educación”, “política”…

    Pero aún así, ser fatalistas sólo abre el abismo ya mencionado y sólo provoca que después los verdaderos rockeros, críticos, amantes de la escena, seamos tragados por nosotros mismos (cosa que tú ya dijiste). Ser auto-destructivos es como hablar mal de Shakira e ir tarareando “waka waka”, y algo similar pasa aquí. ¿Es que la música ‘under’ u olvidada es exclusiva para unos cuantos oídos refinados? No lo creo. Ahora veo que ésta música es una excusa para los viejos pioneros que escuchan música de presumir que ellos vivieron esos tiempos, que ellos saben más que nadie y que ellos tienen toda la razón al opinar. Yo tengo 20 años de edad, 15 años de escuchar rock en español y 10 años de empezar a conseguir discos; tal vez esa tampoco sea razón para opinar acertadamente, después de todo ya no me tocó la buena era de rock noventero (lo de ahora me parece tan patético como increíble, después de hacer desaparecido tantas estaciones de radio y dejarnos a la ‘enana blanca’ que es Reactor 105.7), pero bueno, cada criterio es diferente.

    Si Rita Guerrero tiene cáncer y no se puede pagar el tratamiento porque la música no le dejó… ps es bien sabido que en México es el lugar menos adecuado para vivir de la música como vocación, mucho menos cuando no eres internacional Y MUCHO MENOS cuando no empiezas con suficiente varo para colarte en las filas de una gran distribuidora. Parafraseando al buen Mario Mendoza, dejémonos de mamadas, porque el periodismo tampoco ha hecho mucho por el rock mexicano en los últimos tiempos, porque apenas le dedican un pequeño espacio a bandas que son promesas que muy pronto se olvidan.

    Ya mejor acá le dejo, te mando un saludo.

  • Respecto a ese texto de Angel Sanchez tengo que decir que es una mezcla de verdades, con verdades a medias sin contrapartes, datos imprecisos y con difamaciones mal pedo. Que se lo tragan dos tres incautos desinformados del tema con una redaccion “muy bonita”.

    Cada quien es libre de tener su propia interpretacion de ese texto, pero para quien le interese leer mi respuesta a sus atques contra mi, aqui les dejo el link hacia mi blog donde le contesto:

    http://chopinalasillaelectrica.blogspot.com/2010/11/respondiendo-al-tomate-mexicano.html

    http://chopinalasillaelectrica.blogspot.com/2010/11/respondiendo-angel-sanchez-parte-2.html

    otra cosa, sin afan de ponerme en el plan de defensor de saul hernandez ni mucho menos. pero saul no se tardo 25 años en reconocer a size. lo habia dicho ante los medios varias veces antes. el mismo angel sanchez (antiguo automata mexicano) lo sabe, ya que en una entrevista que hizo a walter schmidt y carlos robledo, en el 2002 para canal 28 de mty, se oye su voz fuera de cuadro diciendoles a ellos “saul dijo muchas veces que size habia sido realmente el grupo que habia cambiado la escena en mexico”. aun conservo esa entevista en un vhs. asi que, que no salga ahora con mamadas