EN EL CONCIERTO DE GOLDFRAPP

Ausencia y noticias falsas

Para mí —la arribafirmante— es grave que páginas como las de Ocesa, Chilango y la agencia de noticias Notimex hayan publicado un día después del concierto de Goldfrapp reseñas con información falsa.

El ser humano es imperfecto. Todos cometemos errores y tomamos decisiones equivocadas, pero un periodista debe tener mucho cuidado con lo que escribe, ya que tiene una responsabilidad fundamental con sus lectores: informar con la verdad.

Quizá estoy haciendo una tormenta en un vaso de agua. Quizá no afecta en nada a la sociedad que medios electrónicos desinformen a la gente por intentar ser los primeros en publicar una nota y generar más visitas a su portal. Pero para mí sí es grave que páginas como Ocesa, Chilango y la agencia de noticias Notimex hayan publicado un día después del concierto de Goldfrapp reseñas repletas de falsedades.

Ocesa

La primera reseña que encontré al buscar en Google “reseña concierto Goldfrapp” fue la de Ocesa. El escrito comienza así: “Alison Goldfrapp y Will Gregory (mejor conocidos como Goldfrapp) se presentaron por primera vez en nuestro país para la gira de Head First, quinto álbum de la banda…”

Ahí me detuve.

No sé si la chica que escribió esa reseña efectivamente fue al concierto de Goldfrapp, y no lo digo nada más porque en su texto asegura que Will Gregory estuvo ahí cuando no fue así, sino también porque afirma que la banda empezó el recital con el tema “Crystalline Green” cuando en realidad la primera canción que se escuchó en el José Cuervo Salón fue “Voicething”, la cual cierra esa reciente producción, Head First.

Otra inconsistencia de la reseña publicada en la página de Ocesa (empresa encargada de traer a Goldfrapp a México) es la siguiente: “Goldfrapp repasó sus numerosos éxitos (repartidos en cinco discos)…” Esto tampoco es cierto, ya que una de las decepciones de este show fue la ausencia absoluta del disco debut de la banda, Felt Mountain, el cual les valió una nominación al Mercury Music Prize en el 2000.

La periodista de Ocesa escribió otros disparates que por fortuna ya fueron corregidos. Por ejemplo, anteriormente decía que una de las canciones que tocaron fue “Horse”; en realidad se refería al tema “Ride a White Horse” del disco Supernature. Asimismo, redactó que después de “una breve pausa” la banda regresó al escenario con “Utopia”, rola perteneciente al ausente Felt Mountain, que ni siquiera se interpretó en el concierto. Es probable que la periodista haya buscado en internet algún setlist de Goldfrapp y haya sacado esa información de ahí, ya que “Utopia” es una canción que comúnmente forma parte de su repertorio. Pero Goldfrapp no consideró pertinente deleitar al público mexicano con ése, uno de los temas épicos del dúo inglés.

A los quince minutos de denunciar ese yerro en la sección de Comentarios alguien modificó la reseña y eliminó “Utopia”. Todo bien ahí, pero el colmo fue que sustituyeron esa canción por “Black Cherry”, tema que sí cantó Alison Goldfrapp, aunque no fue en el segundo encore, como dicta la página de Ocesa, sino en el primero.

A pesar de que hicieron algunas enmiendas, tanto la periodista como el editor no se han preocupado por ofrecer a los internautas un texto fidedigno.

El día de hoy aún puedes consultar la descuidada reseña aquí, pero como bien se ha dicho, “no creas todo lo que lees en internet”, aunque sea la página de los organizadores del concierto. Es una pena.

Chilango

Cuando se inició el concierto de Goldfrapp en el José Cuervo Salón lo primero que llamó mi atención, además del atuendo de Alison y los cuatro músicos que la acompañaban, fue la notoria ausencia de Will Gregory, así que me desconcerté mucho al leer en la reseña publicada en chilango.com que “William Gregory demostró su gran talento al cambiar de instrumento en cada canción. Violines, sintetizadores, guitarras y teclados,  Gregory los dominaba todos”.

Apenas leí eso, envíe un comentario a través de Twitter a chilango.com, preguntándoles si estaban seguros de que Will Gregory estuvo ahí, ya que yo no lo había visto, y les adjunté el link de una foto de Will Gregory.

Jamás recibí respuesta y durante todo el 30 de junio siguió ese grave error. Hoy puedes consultar la reseña y ver que, a pesar de no publicar una disculpa o fe de erratas, esa oración ya se ha eliminado.

¿Y quién era ese hombre al que tantos confundieron con Will Gregory? Su nombre es Davide Franceso Rossi y, a diferencia de Will Gregory, aún está en forma para ponerse esos ajustados trajecitos plateados.

Gregory invitó a Davide hace diez años a tocar en los conciertos de Goldfrapp y desde la gira promocional de Felt Mountain no ha dejado de hacerlo.

Rossi ha colaborado, además, con bandas como Coldplay, Röyksopp, Siouxie, The Verve, Mau Mau, Moby, Alicia Keys y, aunque usted no lo crea, ¡con Eros Ramazzotti!

Pueden consultar su myspace aquí.

Alison Goldfrapp

Notimex

El 20 de agosto de este año la Agencia de Noticias del Estado mexicano, mejor conocida como Notimex, cumplirá 42 años de existencia. A pesar de esto, la reseña que esta agencia publicó también se caracterizaba por falacias y confusiones. Por ejemplo, según Notimex, “Alison Goldfrapp y Will Gregory, acompañados por sus músicos”, abrieron el concierto con “A&E”, cuando este último no fue el primero sino el cuarto tema del concierto.

Además, según Notimex, Alison Goldfrapp vistió un abrigo de peluche color naranja para cerrar el show con “Rocket” y “Strict Machine” (“We Are Glitter remix”). Si mis ojos no me engañan, el abrigo que usaba Alison no era naranja, sino rosa, pero bueno, ¿el color del abrigo qué más da?

Es preocupante que Notimex publique notas con errores, por el simple hecho de que muchas páginas de internet contratan sus servicios, lo cual implica descargar sus notas y difundirlas, tal y como lo hicieron varios medios como Starmedia, Radio Trece , Publimetro, Diario de Yucatán, Info7, entre otros.

Todos ellos el día de hoy ofrecen a sus lectores información inexacta, pues al pagar por un servicio de noticias confían en que la información que reciben es correcta y fidedigna. No obstante, en el caso de Goldfrapp no fue así.

Goldfrapp en el José Cuervo Salón

La noche del martes 29 de junio Alison Goldfrapp, acompañada de cuatro músicos, ofreció un concierto cumplidor, de una hora con 25 minutos, en el que compartió con sus fans la mayoría de los temas de Head First.

A pesar de la bocina tronada (según me han dicho, lleva varios meses así, no obstante se siguen dando conciertos en el

Will Gregory

José Cuervo) y el bajo volumen, la última media hora del show fue agradable y emotiva, a diferencia de la primera mitad, en la que tanto Alison Goldfrapp como el público se mostraron muy apáticos.

Mucho se ha dicho sobre la brevedad del concierto. Sí, fue un concierto breve, del que algunos salieron extasiados y otros no tanto, con todo y que se presentó una de las cantantes más sexys y glamurosas de la escena musical internacional.

Para mi gusto, siendo fan, sobre todo de los primeros tres discos, fue una buena noche, pero no una noche excepcional.

Y en cuanto a los medios y venues mexicanos, deberíamos hacer un esfuerzo. Tanto exigimos que vengan bandas de calidad pero no podemos proporcionarles un escenario en el que no esté tronada una bocina ni periodistas que cumplan con su única función, que es informar correctamente al lector.

Esto me hace pensar que, así como la seguridad y la integridad del país, el periodismo, tristemente, también está en crisis. ®

Compartir:

Publicado en: Julio 2010, Música

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.