Música transgénero

Cambiar de estilo

Una banda puede variar su estilo de un disco a otro, lo cual no solamente es normal, sino deseable: el cambio es el único camino hacia la mejora —aunque esto último no siempre sucede.

Super banda alterna-hipster.

Super banda alterna-hipster.

El concepto de “género musical” es muy difícil de definir, si no imposible. La delimitación de un género obedece siempre a ciertos parámetros y tropos que se repiten de una banda a otra, de una obra a otra, con cierta consistencia. Un paralelo al género (o consecuencia de éste, según como queramos verlo) es el estilo, al que podemos definir como la forma en que se ejecutan estos tropos, algo que siempre está influenciado por la formación y las idiosincrasias, el gusto, la búsqueda de experiencias estéticas específicas, entre muchos otros factores decisivos. Una banda puede variar su estilo de un disco a otro, lo cual no solamente es normal, sino deseable: el cambio es el único camino hacia la mejora.
¿Qué sucede cuando una banda decide romper no nada más con su estilo, sino con su género musical? Cuando una banda va más allá de ejecutar sus clichés de forma diferente, cuando los hace a un lado y adopta nuevos paradigmas, nuevos tropos. En más de una ocasión se ha visto que sucede esto, con mayor o menor éxito comercial y estético. Veamos algunos de estos casos.

Loor, King Crimson!

Loor, King Crimson!

King Crimson, Discipline

La banda que grabó este álbum lleva el nombre de King Crimson básicamente por una decisión de última hora y con intenciones más bien comerciales. Cuando se compuso y grabó Discipline King Crimson tenía casi siete años de haberse desintegrado. Robert Fripp, Adrian Belew, Bill Brufford y Tony Levin hicieron una gira usando Discipline como nombre de su banda, tocando canciones que sonaban a una curiosa e irregular mezcla de rock progresivo con new wave. A media gira decidieron grabar un disco con el nombre de King Crimson, dando como resultado éste y otros dos álbumes que rompen con todo lo que se había hecho antes con ese nombre.

Radiohead, yo te saludo...

Radiohead, yo te saludo…

Radiohead, toda su carrera

Aunque cada álbum de Radiohead es muy diferente al anterior, el verdadero punto de quiebre se dio con Kid A, que dejó de lado el rock alternativo que la banda desarrollara durante los noventa y creó un álbum de música electrónica con toques de ambient, minimalismo, IDM, folk, experimental y free jazz.

La religión es mala.

La religión es mala.

Bad Religion, Into the Unknown

Pocos géneros musicales pueden definirse como auténticos antípodas de la forma en que podemos hacerlo con el punk y el rock progresivo. Donde el primero es poder crudo, arreglos simples pero potentes y rudeza musical y extramusical, en el otro es refinación técnica, pasajes musicales complejos y pretensiones artísticas por lo general pobremente logradas. La relación entre ambos géneros es casi de enemistad. ¿Cuál no sería la sorpresa de todos cuando Bad Religion, una banda ahora considerada emblemática del punk, lanzó un disco de rock progresivo? Y lo que es más: un buen disco de rock progresivo.

Eran cuatro...

Eran cuatro…

The Beatles, toda su carrera

¿Qué puedo escribir que no se haya dicho antes? Ir del rock edulcorado de sus inicios (“She Loves You”, “I Want to Hold Your Hand”) al rock experimental (“Tomorrow Never Knows”); llevar a un público eminentemente pop una pieza de música concreta digna de los experimentos Fluxus más aventurados (“Revolution 9”) y luego inventar el rock progresivo (Abbey Road)… todo entre 1963 y 1969.

Teatralidad Kiss.

Teatralidad Kiss.

Kiss, Music from the Elder

Porque no todos estos cambios pueden ser afortunados… Algo parecido al caso de Bad Religion pero mucho menos radical y logrado es este Music from the Elder. Kiss había experimentado varias divagaciones de género en años anteriores, mezclando el hard rock por el que son famosos con música disco (un ejemplo es la famosísima “I Was Made for Lovin’ You”. Cuando deciden volver al rock lo hacen con esta ópera rock pseudo-progresiva. Fallidísima, lamentable y de pena ajena.

Las Muñecas.

Las Muñecas.

The Goo Goo Dolls, Superstar Car Wash

Pocos saben que antes convertirse en un gran éxito comercial con empalagosas pero efectivas canciones que mezclan la instrumentación del rock con la sensibilidad del pop, esta banda estadounidense empezó tocando punk común y corriente. Fue en este álbum en el que empezó la tranformación en la inane bandita de rockcito-popcito que conocemos.

Bono Superchrist.

Bono Superchrist.

U2, Zooropa y Pop

Otra banda que ha cambiado de género un par de veces, pero nunca de forma tan radical como en el Zooropa. Con la producción del monumental Brian Eno (un maestro, por cierto, en absolutamente cualquier género que se le ponga enfrente), la banda irlandesa entró de lleno al terreno de la música electrónica, que explorarían con resultados comercialmente más impresionantes en Pop, bajo la producción del Howie B. ®

Compartir:

Publicado en: Junio 2013, Música


Te invitamos al curso Presencia en internet para escritores el próximo sábado 2 de septiembre.
Pide informes y confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.