PARA DESENMASCARAR LA REALIDAD DE DOS A TRES CAÍDAS

Because of the Times, de Ismael Lares

Después de la refriega, Because of the times. Libro cercano, vital, libro oral. Antes de que el lonche se enfríe y la coca se caliente, hermanos, escuchemos al poeta que es lo mismo que escuchar a la vida, pongan un CD de Pink Floyd y metámonos versos ácidos.

Ismael Lares

Inevitablemente estamos aquí, cotidianos, sudando ironía, tragedia, cervezas de anoche, estrés para llevar, inevitables como las hamburguesas de la esquina, los tacos y la birria. La poesía, como las carnitas, va entre dos panes bien aderezados: el sabor intermedio entre las dos caras de la existencia, la vida y la muerte. Sí, hermanos, porque la palabra se goza con el paladar y se suda con todo el marrano.

Because of the times (Instituto de Cultura del Estado de Durango, Colección Centenario, 2010), poemario de Ismael Lares (Durango, 1979) se bate en el ring con la perra cotidianidad. Al tiro, gente, se escucha el grito que reza los rudos los rudos los rudos.

Primera caída: “que la palabra sea golpe / contundente / sin llegar al knockout / no queremos / provocar desmayos / preferimos / desencadenar incendios”. Luces rabiosas seducen al respetable, la máscara del técnico es su mejor cara. El poeta es el “rudo rudo rudísimo”, ataca con cinismo, escupe, el poema es un revólver, un cuchillo afilado, una escopeta que desnuda al público. La violencia habla en el poemario, los hombres salen a las calles como locas de taller, de gimnasio, de oficina, vestidas y afeminadas sin máscaras ni madre, la muerte aparece como publicidad en la televisión.

El poeta atiza su primer golpe. Estamos tocados, ha convertido el silencio en una orquesta de ronquidos. Because of the times cuenta la tragedia de los días como si mascara chicle, cínico, desenfadado. El público se agita y el luchador técnico cae sobre la lona.

Because of the times cuenta la tragedia de los días como si mascara chicle, cínico, desenfadado. El público se agita y el luchador técnico cae sobre la lona.

Segunda caída: el poeta sufre de múltiples maneras, llaves, candados, golpes bajos del amor y otros desempleos. La verdad duele: “un migrante muere de hambre / pensando en hamburguesas”. El rudo sabe que “la derrota es un hongo en la planta del pie”. La realidad golpea con sus mejores máscaras, las más bellas y sensuales; el poeta canta su derrumbe, no le importa que su enemigo se burle de él; Ismael Lares sabe que siempre habrá una siguiente caída sin límite de tiempo.

El poemario no es derrotista, es lúdico, la derrota sigue siendo parte del juego. “Perros olfatean orines de otros perros / marcan su territorio hasta donde los hombres / no puedan cruzar”. ¿Cuál es el límite?

Tercera caída: el poeta es un luchador. El público aúlla, llueve cerveza y cáscaras de semillas. Insultos de todos lados. El espectáculo nos llena: el poeta degradado, la vida mancillada, desnuda, nuestro espejo. Because of the times apuesta por un lance infalible desde la tercera cuerda: “escribir de dos a tres caídas / es una forma de pelear / luchar contra el silencio / desenmascarar a la vida”. El poeta muestra su rostro, es un trabajador como cualquiera, un empleado, un bebedor, un hombre que delira con unas suaves nalgas femeninas, alguien que levanta una colilla de cigarro, un jugador de segunda división, alguien que va a un concierto y recupera, con un vómito, la felicidad de los quince años; el poeta es alguien que piensa en escribir aunque esté aquí, inevitablemente aquí, en esta cotidianidad de violencia y tedio, de ironía y burla, ridícula, insoportable.

Después de la refriega, Because of the times. Libro cercano, vital, libro oral.

Antes de que el lonche se enfríe y la coca se caliente, hermanos, escuchemos al poeta que es lo mismo que escuchar a la vida, pongan un CD de Pink Floyd y metámonos versos ácidos. ®

Compartir:

Publicado en: Libros y autores, Septiembre 2010


Te invitamos al siguiente evento de la dibujante Diana Martín en Guadalajara.
Confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Jorge. Gracias por el aplauso. El libro lo puedes conseguir con el autor, supongo. Te dejo su correo. ismaelares@gmail.com
    Nos seguimos leyendo. Un saludo y un abrazo.

    nazul.

  • jorge de la p

    Me parece lamentable que no haya promociòn suficiente para este tipo de libros. Aplaudo la reseña del joven Nazul. Quisiera leer el libro, pues me han comentado algunos compañeros del diplomado de literatura del iced, lo aventurado de los textos. Hacen falta textos que provoquen. Sobre todo en nuestra tierra. ¿Dònde puedo conseguir el libro?

    Gracias.

  • Leticia

    Felicidades al pupilo… apenas empiezas… te amo, la maistra

  • Gracias, Nazul! Te quedó bien chingona la reseña. A tu salud! Glu…glu…glu.