Soplar un diente de león

Soplando una flor de diente de león

mañana me iré

no dejaré mucho tras de mí

rastros de piel

de hueso quizá

finalmente el río me ha dejado aquí

en el remanso

la víspera de mi fuga

soy un cabo distendido

a la deriva

flotando y agitándose

tú estás conmigo

pero no mañana

no volarás a mi lado

mis alas son más grandes

y tu boca no me alcanza

pero estaremos juntos

ojalá

te guardaré un racimo de cadmios

debajo de la almohada

te amo

eres más bella que la bomba que llevo en mi costado ®

Publicado en: Febrero 2013, Poesía

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.