Triple exposición de artes plásticas

en Ajolote Arte Contemporáneo

Ninfas y otras musas, de Ernesto Flores; Sin oficio ni beneficio, de El Brujo, y En lo que llega el Apocalipsis, de Rubén Bonet, se exhiben en la galería de Guadalajara que dirige Ramón Vázquez.

Como cada vez que se aproxima el fin de año, en la Galería Ajolote Arte Contemporáneo se ponen bonitos y sacan a relucir sus mejores telas. Este mes de diciembre tres exposiciones cubrirán las paredes de la legendaria galería de Chapalita, sede también del taller de serigrafía artesanal de Ediciones Axolotl.

En esta ocasión Ajolote presenta las exposiciones inauguradas el pasado 23 de noviembre Ninfas y otras musas, de Ernesto Flores, y Sin oficio ni beneficio, de El Brujo, dos pintores tapatíos nacidos en los años sesenta que con diferentes estilos y visiones dan cuenta de su buen hacer y oficio pictórico.

El 3 de diciembre se inaugurará la exposición En lo que llega el apocalipsis, collage y técnica mixta encapsulados en resina de poliuretano y varias series de dibujos en tinta india sobre papel de algodón, de quien esto suscribe, y los lectores tendrán que perdonarme que a partir de ahora me trate a mí mismo en teercera persona y me llame a mí mismo Bonet.

Cada una de estas tres exposiciones abre la puerta a un universo pictórico totalmente diferente, y se convierte en una apuesta personal de Ramón Vázquez, director de Ajolote y también de la editorial Axolotl.

Ernesto Flores, pintor que ha radicado en Madrid durante muchos años, celebra su regreso a casa con una muestra de pinturas de pequeño y medio formato que resultan ser una repaso a la trayectoria de este artista que ahora tiene la mira en unas piezas de arte público que está desarrollando para la ciudad de Guadalajara. La pintura de Flores hace gala de un neomexicanismo refinado y muy bien equilibrado. Calaveras, mujeres/sirena, serpientes, animales mitológicos… Flores se nutre de la simbología prehispánica para darle un toque entre psicodélico y surreal tan característico de los artistas nacidos en la década sesentera. Ninfas y otras musas también se nutre de la gráfica que el artista ha ido desarrollando en los talleres de Axolotl, siendo Flores uno de los primeros artistas con los que empezó a colaborar Vázquez y cuya dilatada asociación ha dado fruto a varias ediciones serigráficas. La exposición Ninfas… también se nutre de grabados en diferentes técnicas, lo que nos habla del amplio registro técnico de Ernesto Flores.

De algún modo, Sin oficio ni beneficio, de El Brujo, también tiene que ver en su origen con la colaboración de este artista en el taller de serigrafía. A partir de unas plastas de color usadas como fondos, El Brujo acomete la tarea de retratar la tristeza y la desesperación en pinturas al óleo de un mismo formato, con decenas de rostros maquinales, grises y abstraídos en su propio interior desolado. El Brujo es sensible al devenir de la clase obrera que ha sido despojada de todo su valor y de la mayoría de sus derechos. Siendo usados como mano de obra barata, prescindible y reemplazable, el obrero promedio se encuentra en la calle sin empleo, sin formación ante un mercado de trabajo competitivo y escaso (pronto pagaremos por trabajar) y la mayoría de las veces con familias que mantener. Sin oficio ni beneficio es un ensayo sobre la tristeza, la desesperación y la soledad contemporáneas.

En cuanto a En lo que llega el apocalipsis se refiere, comentar el hecho de que precisamente en Ajolote, corriendo el año de 2003 en la señalada fecha de la celebración de la Virgen de Guadalupe, 12 de diciembre, se inauguró la exposición de encapsulados Hoy no se fía. Para conmemorar el décimo aniversario de ese singular evento Ajolote presenta esta nueva exhibición. Una evolución en la técnica del collage con las mismas temáticas maníacas a las que nos tiene acostumbrados Bonet, quien también presentará nuevas series de dibujos en tinta india sobre papel de algodón.

Las tres exposiciones estarán en la Galería Ajolote hasta mediados de diciembre, así que invitamos a los lectores de Replicante y amigos que vengan a la FIL de Guadalajara a darse una vuelta por las instalaciones de la galería en Chapalita, a unas cuadras de la expo. En estas fechas tan señaladas para el libro, en el Ajolote muestran que en diciembre en la ciudad de Guadalajara no todo son letras. ®

Galería Ajolote Arte Contemporáneo

Av. Guadalupe 1688, Zapopan, Guadalajara, Jalisco

Facebook Ediciones Axolotl https://www.facebook.com/ediciones.axolotl?fref=ts

Publicado en: Diciembre 2013, Plástica

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • federika

    GENIAL>>ALGO MAS Q DISFRUTAR EN TAN EMBLEMATICO LUGAR>>>GALERIA AJOLOTE!!!