Preguntas a Jorge Zepeda

Tercera crítica a un defensor de “la cuarta”

Insistes en aparentar un equilibrio analítico y crítico que no posees, que no practicas, que no te interesa en realidad, pues en realidad eres un periodista obradorista. Y de ahí mi última pregunta: ¿no te preocupa lo que pase con tu nombre después del obradorismo, cuando más intelectuales te revisen?

Jorge Zepeda Patterson. Fotografía tomada de centroprodh.org

Insistes en defender al presidente López Obrador e insistes en afirmar que es una opción de izquierda necesaria para el progreso del país. Nunca has probado la verdad empírica e histórica de tus insistencias. Por eso insisto yo en criticarte, como lo hice aquí y aquí. Con esa insistencia crítica te pregunto, en espera de pruebas (si AMLO es un presidente de verdadera izquierda y muy superior a los demás no tendrías problemas para contestar y probar):

¿Ha cambiado la estructura fiscal de México? ¿Cómo podría cambiarse sin una Reforma fiscal? ¿Por qué no la intenta siquiera tu defendido?

¿Por qué no amenazó con cancelar el aeropuerto de Texcoco para intercambiarlo por la reforma fiscal necesaria? “Seguimos con el aeropuerto pero pagan impuestos por riqueza extrema.” Eso en vez de tirar a la basura los avances, darles millones por indemnización a quienes ya habían cobrado millones, volver a contratar a Carlos Slim, y construir un AIFA sobre el que mentiste porque afirmaste con trampa que sí resuelve la saturación. Déjame insistir en algo: Slim y sus empresas participaron en el aeropuerto abandonado y en el recién inaugurado, al que elogió “el ingeniero” y cuyo elogio usaste para validar la decisión de López Obrador –validaste los dichos del hombre más rico de México, sólo por serlo, para validar a tu “Andrés Manuel”.1

¿Qué es nuevo y mejor en la relación de este presidente con empresarios como Slim y Ricardo Salinas Pliego? Porque, obviamente, tienen relación. ¿Esa relación es diferente en esencia y benéfica para los gobernados por AMLO?

Qué significa que CICSA–CARSO–Slim no reciban ni la menor crítica por parte de un presidente que critica a tanta gente ni haya inhabilitación alguna tras los dictámenes oficiales?

¿La empresa de Slim involucrada en la tragedia de la Línea 12 del metro no debería ser criticada e inhabilitada? ¿Qué significa que CICSA–CARSO–Slim no reciban ni la menor crítica por parte de un presidente que critica a tanta gente ni haya inhabilitación alguna tras los dictámenes oficiales? En otras palabras, ¿qué significa la impunidad relativa al hombre más rico de México? ¿O crees que la empresa de Slim no tuvo ni tiene responsabilidad de ningún tipo?

¿No es aquéllo un tipo de capitalismo de cuates? ¿Ya no existe en este país? ¿Existió antes pero ya no? ¿Qué son Carlos Lomelí, Jaime Bonilla, José María Rioboó y Daniel Chávez? ¿Ha cambiado la estructura del capitalismo en México? En ese caso, ¿qué tipo de capitalismo es ahora? Porque es imposible que hayamos salido del capitalismo ––ni siquiera hemos salido propiamente del neoliberalismo; ¿cómo sin una reforma fiscal?

Si no ha cambiado la estructura fiscal ni la estructura específica del capitalismo, no ha cambiado la estructura de clases. Si no existe ninguno de esos cambios, para bien o para mal, ni los ha intentado hacia la izquierda el presidente, ¿por qué dices que es un presidente de izquierda? (Recuerdo que no se necesita ser absolutamente anticapitalista para ser de izquierda, es decir, para serlo no se necesita estar en contra de todo tipo de capitalismo real y posible ni a favor de la inexistencia de capitalismo como meta).

¿Ha cambiado la estructura del capitalismo en México? En ese caso, ¿qué tipo de capitalismo es ahora? Porque es imposible que hayamos salido del capitalismo ––ni siquiera hemos salido propiamente del neoliberalismo; ¿cómo sin una reforma fiscal?

¿Ha disminuido la desigualdad socioeconómica? ¿Cómo disminuiría si ha aumentado la pobreza extrema? ¿O no son mentiras las que dice la secretaria del Bienestar? ¿El Coneval miente cuando afirma que la pobreza extrema pasó de 7.2% de la población en 2016 a 8.5% en 2020? Si no ha cambiado la estructura fiscal ni la estructura específica del capitalismo, por lo que los ricos extremos no pagan los impuestos que deberían pagar por su riqueza extrema y el Estado no es mejor ni más fuerte en las regulaciones respectivas (sobre impuestos, empresarios “cuates”, corrupción e impunidad), entonces, no puede disminuir la desigualdad socioeconómica, por lo que no puede haber un cambio positivo en la estructura específica de clases. Y dado que no sólo no disminuyó la desigualdad sino que aumentó al aumentar la pobreza extrema ––y la no extrema––, no puede haber un cambio de izquierda como el que te empeñas en vender.

Que la culpa es de la pandemia… ¿De veras no se podía hacer nada más por la economía mayoritaria frente a la pandemia? ¿Deuda razonable con objetivos controlados? ¿Reasignaciones presupuestarias? Las han hecho para los programas presidenciales favoritos, ¿por qué no para algo más? ¿Impuestos especiales a los oligarcas o plutócratas? Esos empresarios no sólo existen en Rusia, Jorge. ¿Y no se supone que AMLO es de voluntad incansable, idealista atrevido y tenaz, original en el mundo y azote empresarial? Otra vez: ¿no se podía hacer nada que no haya sido lo que hizo el gobierno federal? Nunca antes fuiste convincente al respecto, ¿por qué no lo eres de una vez?

Porque, además, los programas no son del tamaño que has dicho que son, repitiendo los dichos del presidente ––mentiste en El País más de una vez…

Todo eso quiere decir que los programas sociales obradoristas no funcionan como dice la propaganda. Tú, como propagandista lánguido, has dicho que sirvieron contra la pandemia porque sin ellos habría sido peor… Pero, como no le haces gran honor al título de tu columna periodística, se te escapa que eso significa una cosa: que si hubiera habido nada en lugar de los programas pejistas el resultado habría sido aun peor, y si hubiera habido algo mejor el resultado también lo habría sido… ¿Por qué no había ni hubo ni hay algo mejor? Algo creado por AMLO y mejor que lo anterior a 2018 y mejor que lo actual.

¿Y por qué, tú defensor de los programas sociales del sacrificado luchador social, no refutas los trabajos de Máximo Jaramillo? Este, por ejemplo. Porque, además, los programas no son del tamaño que has dicho que son, repitiendo los dichos del presidente ––mentiste en El País más de una vez––, y representan estructuras partidistas de clientelismo. ¿No son clientelistas? ¿Podrías demostrarlo?

¿Conoces este dato de Coneval: la gente con carencia de acceso a servicios de salud pasó de 20.1 millones en 2018 a 35.7 millones en 2020? ¿Cómo se atreve alguien a llamar izquierda al gobierno que causa ese efecto? ¿Tengo que decir más?

¿Por qué el presidente no hace ni dice nada a favor de la legalización de drogas, del aborto y del matrimonio civil gay? No creo que te atrevas a decir que no son medidas progresistas, así que te pregunto ¿por qué no se atreve el presidente “anticonservadores” a impulsar el esfuerzo antiprohibiciones? ¿Y por qué no se atreven, ustedes los obradoristas supuestamente progresistas (excepto los que aún creen ser revolucionarios), a exigirle al presidente que haga lo que progresistamente debería hacer? No es un asunto de coyunturas presentes que aten de manos al jefe del Estado; no, no es eso: lo que no hace ni dice AMLO en 2022 no lo hizo ni lo dijo en 2018 y tampoco entre 2000 y 2005, cuando fue jefe del Gobierno capitalino.

¿Por qué, después de tres años, insistes en defender a López Obrador sobre todo por sus deseos e intenciones? O por aquello que supones o quieres creer que son sus deseos e intenciones. ¿No deberías verificar con sus decisiones y acciones? ¿Hay correspondencia entre sus deseos e intenciones y sus decisiones y acciones? ¿No será que los hechos nos dicen que lo que quiere e intenta son cosas distintas? Que lo defiendas principalmente por supuestos deseos e intenciones, ¿es tu aceptación tácita, o involuntaria, de que los buenos resultados del gobierno son casi nulos?

Insistes en aparentar un equilibrio analítico y crítico que no posees, que no practicas, que no te interesa en realidad, pues en realidad eres un periodista obradorista. Y de ahí mi última pregunta: ¿no te preocupa lo que pase con tu nombre después del obradorismo, cuando más intelectuales te revisen? ®

Nota

1 Antiobradoristas despistados, o con problemas de navegación analítica, suelen decir “pero si le pagaran esos impuestos al gobierno de AMLO, se gastaría en sus caprichos”. No entienden el argumento y la crítica. El punto es que AMLO no aplica/crea/cobra esos impuestos, por lo que se le critica como se critica a cualquiera que haga lo mismo que ese supuesto izquierdista, y se señala que no lo es. Si López Obrador cobrara esos impuestos no sería el presidente que es y al que se critica. Es de falsa izquierda no cualquiera que no logre La Reforma fiscal sino quien teniendo el poder de una presidencia y un momento favorable ni siquiera intenta una reforma fiscal progresiva. Es el caso de nuestro presidente, al que algunos ven fantasiosamente como el comunista que nos expulsa del Edén y otros como el ajedrecista prometeico que está rompiendo las cadenas capitalistas arriesgándose a la venganza de los dioses del capital. Pero el presunto Prometeo está en muy buenas relaciones con el mayor dios del capitalismo mexicano, el ingeniero Slim, y al Olimpo no lo toca ni con un nuevo petalito fiscal, por lo que el ajedrecista implicado no existe. No existe el López Obrador de los sueños que comparte Jorge Zepeda. Sigamos cuestionándolo por ello…

Compartir:

Publicado en: Política y sociedad

Apóyanos:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.