BDSM

Love is in the air
everywhere I look around
Love is in the air
every sight and every sound
—John Paul Young

cuando un ojo morado encaja en la descripción ya estás amarrado de pies y manos tus sollozos erizan la piel y los miembros se cubren de látex hasta la cumbre más agridulce del ritual: tu carne entonces es mordida para que grites poco más o menos haciendo que las lágrimas fluyan felices y haya goteo sobre el metal de tus muñecas y en el tórax: porque hay goteo: ahuevo que hay goteo bramido y destello que les recuerda que tienes más lunares que orificios: luego deciden rasgarte bajando el filo progresivamente por la espalda: una gota y otra hasta juntarse y formar una red bermellón que se posa momentáneamente en algún pliegue: tiembla: o se bifurca volviéndose a unir en los huecos secos que te sobran los que se conservan libres de sudor o no han sido lamidos fugazmente por el cuero y sus repercusiones:
cuando un ojo morado reitera que tus facciones coinciden con la descripción mientras estás inmóvil ya en cuatro patas y no sabes cuál es tu frente y cuál es tu detrás:
los cabellos como señal irán al suelo con saliva y susurros apagados: el líquido se derramará por los oídos hasta ser absorbido por la cuerda que envuelve tu garganta:
pronto sabrán que has perdido el equilibrio: abrirán todos tus hoyos con aparatos acrílicos traslúcidos que magnifican la profunda oscuridad:
simultáneamente jugarán a las erecciones y rajas húmedas dispuestas a compensar la saña con amor: porque aquí por sobre todas las cosas y mejor que en cualquier otro sitio se hace el amor ®

Compartir:

Publicado en: Febrero 2011, Poesía

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Daniela

    Pulsiones de vida y de muerte así como de odio y amor, qué sería de la vida sinesos placeres