Literatura

Traducciones imposibles

Abigael Bohórquez

No todos los poetas ni todos los poemas deberían traducirse. No es purismo. No es, mucho menos, el establecimiento de un canon literario que señale los márgenes y las posibilidades de traslado del fonema, la idea o el discurso en otra lengua; una especie de categorización de “traducibles” y “no traducibles”.

Los norteños también lloran

Daniel-Herrera

Melamina narra las vicisitudes de un pequeño truhán que no tiene los pantalones suficientes para hacerse cargo de la situación, y ante la falta de arrestos e ingenio, dilapida su tiempo matando las cucarachas que aparecen por las grietas de la barra de melamina de su cocina y soñando una redención en forma de un futuro como escritor.<

La nave de Luis

Luis González de Alba

La lectura del reciente libro de Luis González de Alba, No hubo barco para mí, es como la prolongación de las placenteras conversaciones de sobremesa con el autor de una vasta obra literaria y ensayística que comenzó con la reclusión en Lecumberri, donde escribió Los días y los años, testimonio imprescindible sobre el movimiento estudiantil de 1968, un acontecimiento sobre el cual aún se sigue debatiendo con pasión y desde perspectivas encontradas.

La vanguardia perdurable

Martín_Adán

Con excepción de Trilce, de César Vallejo, ésta, la única novela del poeta limeño Martín Adán (seudónimo de Rafael de la Fuente Benavides), escrita a sus diecinueve años y publicada en 1928, tal vez sea el libro más relevante de la vanguardia peruana.

Más allá de banderas y fronteras

ari

Desde el título Jet lag, de Ari Volovich, nos sugiere ese estado de confusión mental en el que se mezclan diferencias horarias, desarreglos corporales y una percepción de la realidad bañada por altas dosis de irrealidad. No hay mejor metáfora para un malestar tan ambiguo como generalizado, transcontinental.

Chicas malas

beber

No soy ningún marqués de Sade, pero puedo jurar que a ratos sentí la sombra del célebre genio del erotismo asomarse por encima de mi hombro mientras tecleaba diálogos como incontrolables eyaculaciones. No hicieron falta las descripciones de las grandes orgías que imagino en mi novela en pleno periodo colonial…

Here, there and everywhere

El amor en Hollywood.

Donde aparece la voluntad de poder o de sometimiento no puede haber amor. Tampoco donde aparezca más la voluntad de cambiar al otro que la aceptación de sus cualidades. Donde no haya comunicación no puede haber amor. Donde el sentimiento se diga pero no se corresponda con los actos, no puede haber amor.

La literatura va al fracaso

...para que no se desmorone en las manos del lector.

La literatura está destinada al fracaso porque el escritor es la única persona autorizada para fijarse en nimiedades y hacerlas trascendentes; la literatura le da la vuelta al éxito y se mide únicamente contra sí misma, ni siquiera es posible comparar el cuento de un narrador con otro cuento de él mismo.

En el nombre del daiquirí

Escribir sin beber.

Hemingway era la figura perfecta del macho cabrío, el garañón cuyas extravagantes aventuras tenían su sello persona. Las titánicas francachelas y litros de alcohol ayudaron a afianzar esa imagen de rudo macho alfa que supo bien publicitar y comercializar.

En homenaje a Gutenberg

Lectura entretenida.

Las ensoñaciones de Johannes Gutenberg se recubren de verosimilitud y nos ofrecen un atisbo a lo que pudo haber sido la vida del primer impresor.

Asociación Internacional de Publicaciones Culturales
Highslide for Wordpress Plugin