No soy “132”

¿Democratizar los medios?

“Yo Soy 132” pide lo que no da: exige transparencia a algunos medios, pero no es transparente para darnos a conocer quiénes y cómo decidieron las demandas del pliego petitorio de un movimiento que supuestamente no tiene líderes.

© Notimex

La democracia implica tanto la libertad de prensa como el debate público como dos de sus condiciones para existir, para poder ser considerada como tal.

La libertad de prensa implica que los medios tienen el derecho a no tener que ser “democráticos”, a tener su particular línea editorial y que ésta pueda tener una tendencia favorable a un partido o a una candidatura afín a ella.

La democracia supone una pluralidad de medios con distintas líneas editoriales y de diversas opiniones al seno de ellos por las cuales se realiza el debate público. La imparcialidad es incompatible con la pluralidad. Es una contradicción.

Democracia es el espacio para la libre participación partidaria —sean individuos, asociaciones, empresas u organizaciones no lucrativas—, no la imparcialidad de los participantes.

Cualquier medio privado tiene el derecho a pronunciar una preferencia por alguna candidatura en concordancia o congruencia con su línea editorial, o a que la mayoría de las opiniones que publique sea favorable o desfavorable a una u otra preferencia electoral.

Que medios como las televisoras usufructúan una concesión por la cual son de interés público no implica que deban perder su derecho a ejercer su libertad de prensa ni a imponerles una línea editorial al gusto del gobierno o de cualquier grupo que así lo solicite.

¿Qué es un medio “democrático”, o según quién, si la democracia es un procedimiento para elegir a quienes nos representan para tomar las decisiones de interés colectivo? ¿Un estilo de vida llevado a lo periodístico?

La democracia supone una pluralidad de medios con distintas líneas editoriales y de diversas opiniones al seno de ellos por las cuales se realiza el debate público. La imparcialidad es incompatible con la pluralidad. Es una contradicción.

Como estilo de vida, ser democrático implica la posibilidad de ejercer el derecho a ser partidario y el deber a respetar y cumplir con las reglas. Hace más daño a una democracia quien descalifica a las autoridades acusándolas sin pruebas de tener los dados cargados que los medios con una línea editorial favorable a un candidato.

Demandar medios objetivos e información que no esté “sesgada” implica dos posibilidades: una, confundir la democracia con un reino de ángeles; otra, que la objetividad sea a la medida y gusto de la subjetividad del demandante. (Es de lo más antidemocrático exigirle a cualquier medio una supuesta democratización a la medida y gusto del que exige).

La objetividad y la imparcialidad no existen ni en la teoría por descartar que sea posible en la realidad. Lo que existe es la moderación y el profesionalismo. La mentira en los medios o la información falsa, por supuesto, es inaceptable. Le corresponde sancionarlo, en primer lugar, a los consumidores y, en segundo lugar, a las autoridades, cuando no es la propia empresa la que toma la decisión de hacerlo a petición de los agraviados.

Suponer la manipulación de las televisoras y los medios impresos a las audiencias es menospreciar la inteligencia de las teleaudiencias y los lectores —su capacidad de juicio y análisis—, y de sus valores morales.

“Yo Soy 132” pide lo que no da: exige transparencia a algunos medios, pero no es transparente para darnos a conocer quiénes y cómo decidieron las demandas del pliego petitorio de un movimiento que supuestamente no tiene líderes.

Exige democratización a algunos medios de su antipatía, pero, a diferencia de movimientos estudiantiles del pasado como los del CEU y el CGH, sus peticiones no provienen de la consulta en un proceso abierto a la participación de quienes lo integran ni a los resolutivos de una asamblea en el que se hayan puesto a votación.

Es un movimiento que surge como respuesta al agravio del presidente de un partido y acaba por demandar programas de televisión en los medios públicos para los estudiantes de las escuelas de comunicación, que surge como protesta contra violaciones a derechos humanos y en franca animadversión a un candidato, pero que en su pliego petitorio dice no expresar rechazo a ninguno. El movimiento nos dice que las televisoras mienten, pero éste nos miente en su pliego petitorio.

“Yo Soy 132” pide lo que no da: exige transparencia a algunos medios, pero no es transparente para darnos a conocer quiénes y cómo decidieron las demandas del pliego petitorio de un movimiento que supuestamente no tiene líderes.

Es un movimiento que pide objetividad a los medios de comunicación, pero las marchas, como a las que convocó, también son un medio de comunicación, el menos objetivo y con información más sesgada de todos. (La marcha es la tele de los que dicen que no ven la tele, un medio masivo en el que confirman que tienen razón en lo que creen.) Una manifestación de descalificación a las teleaudiencias que están conformes con los contenidos y la información de la televisora que no les simpatiza a los 132. Esas teleaudiencias tienen derecho a seguir consumiendo esos contenidos y esa información, y también tienen el derecho y la posibilidad de dejar de hacerlo en el momento en que lo decidan.

“Democratizar” los medios, como su obligatorio apego a una equis objetividad o imparcialidad, sería el aplanamiento de su diversidad, la homologación de contenidos y opiniones, la subordinación de éstos a un ente que determine qué es y no es parcial o subjetivo.

“Democratizar” los medios es la forma más sutil de una exigencia de censura, el intento de imponer una línea editorial a la medida y gusto del que exige. Es la forma más plausible de la intolerancia. ®

Compartir:

Publicado en: Letras libertinas, Mayo 2012


Te invitamos al siguiente evento de la dibujante Diana Martín en Guadalajara.
Confirma tu participación.

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.

  • Como la mayoría de los 132, Edgar, dices puras tonterías. Has de ser un estudiante chafísima.

  • EDGAR GAONA LUNA

    ESTA REVISTA LO MANTIENE PEÑA NIETO, TELEVISA, TV AZTECA Y LA TELEBANCADA Y AÚN ASÍ QUIEREN QUE DONEMOS

  • santiago

    No leí todo el articulo, solo asta la parte donde dice que —-Demandar medios objetivos e información que no esté “sesgada” implica dos posibilidades: una, confundir la democracia con un reino de ángeles; otra, que la objetividad sea a la medida y gusto de la subjetividad del demandante— y un poco más adelante —–Suponer la manipulación de las televisoras y los medios impresos a las audiencias es menospreciar la inteligencia de las teleaudiencias y los lectores —su capacidad de juicio y análisis—, y de sus valores morales.—

    1.- El primer punto, no se les demanda que no sean sesgados… si no que simulen no serlo. En muchos otros países las televisoras son sesgadas, pero lo dicen con todas sus letras… tanto en su contenido como en sus contribuciones para tal o cual partido… También en estos países existe una variedad mas rica de medios de comunicación. y no solo dos como en el caso de México… y son solo dos… por que esas mismas televisoras impiden la entrada de mas competencia.. Asta aquí podría descalificar al articulo creo yo, por que, al parecer no vive en México o quiere ignorar el contexto de este movimiento, que podría o no estar influenciado, pero reclaman cosas que son evidentes y que desde hace muchos años, desde una trinchera u otra se viene peleando.

    2.- Y el segundo punto… Acudir a sentimentalismos… “menospreciar la inteligencia”… ¬¬…. patético…. La audiencia televisiva no es que le falte inteligencia… le falta información, y de donde le llega la mayoría de la información del país…..¬¬… pues si, de las televisoras… si de esas mismas televisoras que vetan leyes, que ponen candidatos… que forman a una nación (ya que nuestros maestros no lo hacen), y tiene el descaro “Hector Villareal” de decir que la audiencia tiene el derecho de consumir, y que cuando no le guste lo que las televisoras tengan en sus contenidos dejaran de consumirlo… Si definitivamente Hector esta desconectado de este pais, al parecer no sabe o no entiende que la mayoría de los mexicanos no tiene otra opción para ver televisión que televisa, por que en muchos casos ni tvazteca les llega… Y lo que menciona de “los lectores”, cuales lectores Hector, cuales?

    3.- El movimiento tuvo, tiene y tendrá muchas fallas, pero esta haciendo algo, algo que deberíamos estar haciendo muchos mas; no importa Peña Nieto, no importa Josefina, no importa El peje… Lo que importa es cambiar esto ya y de golpe, acabar con los absurdos que existen en este país, en lo particular no me importa quien gobierne en este país, de derecha, izquierda, del centro… lo que me importa es que se aproveche lo que tenemos y lo que no tenemos, hacerlo, crearlo, fabricarlo, y no me importa, por que al ultimo, el presidente, es y debe ser solo una imagen que siga unas politicas publicas que estén en concordancia con un plan nacional… a si pusiéramos a sepillin (que no le pide nada a EPN), lo que importa son las políticas que decidamos como nación.

    3.- Le pido a Héctor Villarreal, que se conecte un poco mas con este país, que no hable desde su nicho de clase, media o alta, que si va a criticar a ese movimiento, que lo haga, que lo destroce, que lo analice cachito a cachito todos sus defectos, pero sin ignorar el contexto en el que se desenvuelve, sin ponerse la venda de la clase media o alta, que antes tenían, que la tire como estos muchachos la tiraron.

  • ARMANDO

    Completamente de acuerdo con el articulo ya que desde sus inicios, sus objetivos no han sido muy claros y en un momento determinado, cuando intentas expandir la naturaleza y sentido del movimiento hacia otros aspectos suelen verse recatados y muy estrechos; si en un momento hasta parecia un movimiento solo enfocado en atacar un flanco tan debil como EPN dejando por fuera la critica aguda hacia los otros candidatos y partidos. Conozco a gente que declara ser 132 y la verdad son mas yunques y panistas que nadie. Por lo que opto por estar alerta ante lo que puede ser solo una estrategia que desaparecera junto a las eleccciones y reaparecera cuando les convenga.Ojala que no haya sido creado en relacion al oportunismo electoral y agardezco a esta excelente publiccion la posibilidad de anlisis exactamente donde todos se obnubilan

  • Jorge Espinosa Gòmez

    Desde mi punto de vista…Estoy de acuerdo que los jovenes manifiesten sus ideas e inconformidades, en mi juventud fuì muy crìtico, pero esta manifestaciòn debe ser en forma pàcifica y respetando a los demas. Yo NO soy 132, y no lo puedo ser. porque, no entiendo su objetovo. para mi son contradictorios:
    1-Son apartidistas, pero estan contra un candidato
    2-Piden transparencia en los medios y no son transparentes
    3-A modo personal veo la mano de quien quiere controlar los medios de informaciòn, como las dictaduras clasicas
    4-Yo he sido de izquierda, y tal parece que para ser de izquierda ahora es necesario ser muy rico
    5-Lo màs importante, NO soy o puedo ser 132, porque estan dañando a nuetra juventud con infundios y sin un fundamento valido…Un filosofo frances dijo “convatire hasta el limite tu manera de pensar, pero defendere con mi vida, tu derecho a manifestarte”

  • Alma

    Excelente artículo, valientes aquellos que se atreven a desafiar lo “incorrecto” en estos momentos, la democracia no resulta conveniente a todos, pero aquellos que no toleran otras formas de pensar y actuar, solo se acercan al fanatismo de quienes quieren imponer sus ideas a otros, por cualquier medio.

    Me declaro igual que @facebrooker, #yoNOsoy132

  • chachirinchinchin

    Esta revista deje de leerla de hace un año para acà no me gusta lo que dicen ni lo que comentan son mas criticas que aportes, todo lo que es cultura esta obsoleto, gracias por echar a perder una buena revista como esta

  • Veronica Ollin

    Estimado Sr. Opinion Plural. (dicese del que escribe la columa)

    Considero de forma Plural,que de Plural (valga la redundancia) solo tiene la intención y no el analisis objetivo de las circustancias.( algo que simpre es difícil)

    Le pediria un poco de menos pretención en sus columas y no dejarse llevar por sus propias pasiones politicas (aclaro muy respetables en todo momento).

  • Guacales Hernandez

    Que difícil se hace dar una opinión sin ser agredido, veo que ya es regla que cada 6 anos las posturas se polaricen y creo que necesitamos empezar a escuchar y a ceder en nuestras posiciones porque de lo contrario nuestra incipiente democracia va derecho al fracaso y eso si sería darle la razón al viejo PRI que no fuimos capaces de interactuar “civilizadamente” .

    Dado lo anterior diré que este movimiento juvenil responde a la angustia que produce la falta de alternativas para desarrollarse en nuestro país y desde ese punto de partida me parece más que valido y lógico que protesten, Lorenzo Meyer maneja una tesis similar en su artículo del 31 de Mayo , pero creo que desgraciadamente las peticiones son poco razonables, por no decir infantiles, cual es el propósito de querer hacer juicio político al presidente del país? quieren negociar pidiendo que la contraparte desaparezca… en fin…
    Otra cosa que veo contradictorio es como el movimiento se auto proclama moderno y que se ufana de usar las plataformas en internet para su difusión pero sigue utilizando las “asambleas” al estilo el partido comunista de los años 50 y 60 para alcanzar acuerdos, la verdad que viendo los videos se antoja difícil decir algo en contra de la corriente general en medio de una votación estilo sindicato corrupto.
    Creo que los 132 buscan reemplazar a los que ejercen el poder político pero no buscan modificar las estructuras de poder vigentes que fomenta la corrupción de cualquier partido político que ejerza el poder, la verdad ninguno de los 4 candidatos me parece que realmente busque algún cambio sustancial y mas veo que la contienda se está centrando en ver quién es el más corrupto para evitar que llegue al poder cuando en realidad el problema es que cualquiera que gane va a beneficiar a una legión de amigos, compadres, padrinos y un largo,etc.
    Lo que a mi me gustaría ver en estas elecciones es un debate de propuestas de trabajo sustentadas en hechos y datos comprobables y no reproches demagógicos donde decirle a alguien que es un neoliberal o un izquierdoso es peor que mentar la madre
    Finalmente quiero felicitar al autor por ser fiel a sus ideas en este momento en el que la crítica fácil seria subirse a este tren de que los jóvenes traen ideas frescas ante la imposición del régimen vigente

  • JOSE LUIS SANCHEZ O

    desde mi punto de vista es bueno que las personas se expresen abiertamente dentro de un parametro de respeto, a veces los jovenes tienen tanto tiempo y vitalidad que desperdiciamos o creemos estar haciendo un bien ,y creo que deberiamos unirnos para conbatir la inegable megacorrupcion desde todos los niveles yo no quiero ser uno mas que arroje el ladrillo y posteriormente se me devuelva, y aunque estoy a favor de muchos puntos de los estudiante, varios no comparto y lamentablemente es evidente que se dejan influenciar ampliamente a favor de otro grupo, recuerdo como cuando era estudiante como nos llegaba informacion como alguien puede crear una inestabilidad que le conviene a intereses internacionales,el ver que todos se dediquen a todo y no lo digo por que no lo pueda realizar bien sino porque crean que lo realizan bien y por la falta de algunos del equipo no dejen buenos resultados y dejen las puertas abiertas para que otros no teniendo la preparacion educativa correcta ocupen puestos llamados solo para politicos (el que habla mas bonito come mas pinole)(ejemp. llenas y cambio cuando quiera las secretarias). por eso jovenes, los exorto a no abandonar sus estudios,a prepararse sin dejar lo que se ha empezado.

  • Aflo69

    En este tiempo tan agitado politicamente, cada palabra, cada opinion, cada texto, muestra una radiografia que nos va mostrando hacia donde van los intereses o desintereses electorales. Todos nos volvemos analistas, todos sabemos, todos ignoramos. Este tiempo nos permite esperar que alguien haga algo, para saltarle encima y decir: y quien eres tu? porque pides democracia? por que exiges? . Es muy triste seguir pidiendo vivir en este letargo democratico al cual, nos han llevado sin duda los monopolios televisivos y escritos, orquestados por politicos vestidos elegantemente con sus trajes de corrupción y de inpunidad, Habla quien escribe el articulo de la libertad de inclinarnos hacia cual o tal partido, de la libertad de transmitir o no cual o tal evento y resulta absurdamente contradictorio escribir columnas que digan “no soy 132” dando su opinion en tono desafiante al intelecto.
    Que pena que en un trabajo como el tuyo encontremos gente como tu, sin memoria, sin pena, sin obligación ni interés. que nos invitan a no pensar, a seguir en la conformidad. Alguien levanto la voz al fin, no hay forma de luchar contra gigantes pensando en el individualismo. Las cadenas “tambien unen” no se olvide. Dejemos de ver a los monopolios con los unicos que tienen derecho a decir con quien van. Dejemos de ponernos obstaculos nosotros mismos. Actuemos con seriedad e integridad en este asunto que a todos atañe. Pero a pocos interesa.

  • Héctor Villarreal

    Gracias a todos por tomarse la molestia de leer este texto y dejar sus amables comentarios.

  • He leído con profunda atención el texto de Héctor Villareal y difiero completamente con su postura respecto al movimiento estudiantil #Yosoy132.

    De entrada, el autor no tiene claro qué es la libertad de prensa y por ello, aquí una definición clara y concreta sobre el concepto “La libertad de prensa es la existencia de garantías con las que los ciudadanos cuentan y que les otorga el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación, cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado.”

    Es para todos claro la colusión que hay entre el Estado Mexicano y las principales cadenas televisivas que tienen una concesión en el país. O qué, ¿Ya nos olvidamos que en el 2006 las modificaciones a la Ley de Radio y Televisión (Ley Televisa) se hicieron en un lapso de siete minutos, sin lectura previa y aprobada casi de manera unánime en la Cámara de Diputados?
    Hago aquí una escala en la crítica del texto de Villareal, para explicar qué es lo que esta ley significa.
    Básicamente es la DESREGULACIÓN del espectro digital a favor del duopolio formado por Grupo Televisa y TV Azteca y dejando de lado la competencia sana, de esta forma la Ley Televisa, inhibe la competencia legal y fomenta el poder por parte de estas dos grandes grupos empresariales.
    En su columna “NO soy 132”, el autor argumenta que los medios de comunicación poseen de una línea de editorial que les permite –incluso- pronunciarse por una candidatura a fin o que la mayoría de las opiniones que publique sea favorable o desfavorable a una u otra preferencia electoral.
    No señor. Porque si usted recuerda, ese medio de comunicación y hablando específicamente de las concesiones de televisión, son concesiones otorgadas por el Estado Mexicano que se rige bajo la Ley Federal de Telecomunicaciones y La Ley Federal de Radio y Televisión que en su artículo 10° establece: “La radio y la televisión, tienen la función social de contribuir al fortalecimiento de la integración nacional y el mejoramiento de las formas de convivencia humana”

    Y ¿Cómo lograr esto? Sólo se puede contribuir a una integración nacional cuando los ciudadanos cuentan con información objetiva y veraz, que permita a los habitantes, generarse una opinión pública, basada en información real de los acontecimientos que son de interés colectivo para la nación y más aún, tratándose de una elección presidencial.
    Argumenta también que el hecho de que las televisoras usufructúen una concesión que es de interés social del Estado, no implica el derecho a imponer una línea editorial a los medios.
    Falso.
    El movimiento #Yosoy132 nunca ha pedido dentro de su pliego petitorio, la imposición de cierta postura frente a la información que se genere sobre la organización.
    Es claro y concreto cuando su principal demanda citada en su página de internet establece: “El objetivo de este movimiento es dejar de lado lo que nos hace diferentes y exaltar lo que no une: el deseo de una elección libre e informada desde el votante, que únicamente se podrá llevar a cabo con democracia e IGUALDAD en los medios de comunicación.
    En las líneas anteriores, yo no veo por ningún lado que el movimiento exija que se le de cierta línea periodística a sus manifestaciones o a las notas periodísticas que se puedan generar en las televisoras.
    En el párrafo 10, Héctor Villareal concuerda con la consigna principal del movimiento en el sentido de que es inaceptable la mentira en los medios informativos, sin embargo, asegura que son los consumidores y las autoridades son los que tienen que sancionar las malas prácticas de información por parte de los medios y añade que el movimiento #Yosoy132 ofende a la audiencia al descalificar la capacidad de juicio sobre los contenidos ahí vertidos.

    Ahí está otro punto trascendental. ¿No es obvio que los jóvenes consumidores de México ya sancionaron a los medios por esta situación? El día de hoy y al igual que lo hizo Emilio Azcárraga Jean; el presidente de TV Azteca, Ricardo Salinas Pliego, informó que el debate presidencial se transmitirá por el principal canal del consorcio.
    Sólo falta que la autoridad haga su parte y ahí está otro secreto. La autoridad y sobre todo los partidos políticos tienen una estrecha complicidad para que no se cumplan las leyes en el país, y en este caso, en el tema de los medios de comunicación.
    Para prueba de ello, sólo hay que irnos a la Constitución, a la Ley Federal de Radio y Televisión, que en su artículo 10° en el párrafo II establece:
    “Compete a la Secretaría de Gobernación: Vigilar que las transmisiones de radio y televisión dirigidos a la población infantil propicien su desarrollo armónico, estimulen la creatividad y la solidaridad humana, procuren la comprensión de los valores nacionales y el conocimiento de la comunidad internacional.”

    Perdón, pero neta ¿No se dan cuenta que en los canales abiertos ( canales que ven los ciudadanos que no tienen opción de pagar sistema de televisión por cable), en estos canales, no hay ningún contenido que propicie un desarrollo que estimule la creatividad e impulsen el desarrollo armónico en los niños?
    Por el contrario, Televisa en su canal estelar los domingos en horario de gran audiencia, pone en rídiculo y juega con las ocurrencias de los menores a cambio de grandes patrocinadores y juegos de dinero electrónico a costa de la ignorancia de sus padres.

    Respecto a la transparencia del movimiento y de quiénes lo conforman, me parece irrisorio que el escritor no recuerde a los 131 jóvenes que subieron un vídeo a Youtube mostrando su credencial de estudiante y que fue a partir de entonces, que miles de estudiantes de diversas universidades tanto públicas como privadas, se plantaron en La Estela de Luz para decir: Todos somos #Yosoy132
    Sobre los puntos del pliego petitorio y la conformación de la células conformadas, al autor de esta columna le faltó ingresar al sitio http://yosoy132.mx/ ya que es a través de diferentes comités escolare,s que se llegan a este tipo de acuerdos. De igual forma es comprobable que a través del chat de la página se concretan las acciones a realizar.
    Para confrontar su idea, Villareal pone de ejemplo movimientos anteriores como el de CEU y del CGH. “Toc toc” Villareal, eso fue hace más de 10 años cuando el internet y las redes sociales no tenían el apogeo y el poder de convocatoria que tienen ahora. Ha cambiado el mundo y con ello, su manera de manifestarse. La era del volanteo y de las reuniones multitudinarias como eje rector de cualquier organización ciudadana, ya terminó, ya fue.
    Por último, el opinante afirma que las teleaudiencias tienen derecho a seguir consumiendo o no, esos contenidos de información que reciben a través de las principales cadenas televisivas. Pues no, otro tache.
    Recordemos que en un país donde impera la ignorancia, la pobreza y sobre todo, la imposición de contenido basura por los medios, el ciudadano que no tiene la posibilidad de buscar más fuentes información sobre lo que pasa en el país, tiene que conformarse con lo que se dice y se ve en las principales televisoras.
    Por ello, es de suma importancia hacer presión para que el Estado deje de ser cómplice por omisión y permita que se realicen mayores licitaciones de canales de televisión en el país. Asimismo, no podemos olvidar la columna vertebral del movimiento: mayor paridad en la información sobre los cuatro candidatos presidenciales y una información real y objetiva de cada una de las propuestas políticas para el país.
    No podemos guardar silencio ante lo que las cúpulas empresariales y políticas quieren someter al país. No es en contra de ningún partido, tampoco es en contra de un candidato. #Yosoy132 es la búsqueda de la amplitud de información clara y objetiva-profesional de las noticias que emiten las dos principales cadenas televisivas.

    Es un llamado para que las televisoras se den cuenta de que los jóvenes no estamos dispuestos a permitir lo que las generaciones de nuestros padres permitieron: la sumisión de pensamiento y de acción debido a la falta información clara y veraz, ante los sucesos por los que atraviesa el país.

  • Rolando Martínez

    Saludos:

    Tu pensamiento me parece crítico,inteligente, me gustó la forma en que planteas los hechos. Quiero, ya que el espacio de comentarios me lo permite, hacer algunas anotaciones.
    Los medios no tienen que se democráticos e imparciales como bien dices pero, se agradecería que si dan a entender que lo son, que lo cumplan, sino que declaren su línea de pensamiento, su línea editorial.
    Sobre el hecho de los líderes, de las personas al mando, ciertamente existen, son personas que deciden cuando serán las cosas y en que forma se llevaran a cabo pero, yo que he visto el proceso de cerca te puedo decir que al menos en León, su articulación fue espontanea, fue gente que dijo: “estoy de acuerdo, quiero hacer algo aquí”. La organización social, es más cualquier vinculo con otra persona, se puede crear rápidamente, casi de forma espontánea.
    Sobre el hecho de decir: somos apartidistas es algo que es cierto, eso no implica que cada quien no tenga sus ideas y preferencias, ¿es imposible e incompatible con la naturaleza humana? ¿Esta mal pedir algo sin color alguno, aunque cada quien tenga su color propio? mi pregunta es sincera, sin sarcasmo alguno.
    Puede que pequemos de inocentes como muchos otros dicen, o de ingenuos pero, ¿es ingenuidad tratar de hacer algo? ¿tratar de expresar algo? Considero que no cometemos crimen alguno y así, utilizando el argumento que das para las televisoras lo aplico para nosotros (ya que como se habrá notado, estoy de parte de 132) podemos expresarnos y queremos incorporar la mayor cantidad de puntos de vista posibles.
    Por último, concuerdo en que las audiencias no son tontas, en que los individuos piensan y que son capaces de formarse juicios pero, como un profesor nos enseñó en alguna ocasión: los medios no te dicen como pensar pero, te pueden decir en que pensar”. Creando nociones de realidad distintas.
    Me despido, simplemente agradeciendo tu punto de vista.

  • Sí pero no; una cosa es la política editorial y la libertad de expresión, la cultura popular y la educación de las masas, y otra la política que manipula la opinión pública y monopoliza la “libertad de expresión”, convirtiendo la cultura popular en incultura y la educación de masas en control de las mismas, a través de educar con el mal ejemplo de las telenovelas, de la frivolidad, del consumismo, de la mentira, el chantaje, la corrupción, etc.

  • Héctor Villarreal

    Estimado javier:
    qué triste que no entiendas que Replicante es un medio que me da la libertad de decir lo que quiero del modo que quiero a título personal (aquí no hay representaciones corporativas y no soy vocero de nadie) , que es un medio plural que en cada número así lo permite a decenas de autores que publica con distintas ideas y opiniones. Que triste que no entiendas que eso es de lo que se trata este texto y no de hacer juegos a nadie, que no trata de ver quién es más dañino para ver de que lado me pongo, ni de ver el conflicto maniqueamente como si fuera de chicos buenos vs. televisoras malvadas para tener que ponerme de uno u otro lado a partir de consideraciones morales, que a fin de cuentas es un conflicto que surge al seno de la élite.

  • Regina

    No sé cómo tomar la publicación de este artículo por parte de la revista, a la que considero de muy buen nivel. O fue una tomada de pelo para hacernos caer en una más de sus provocaciones contra lo políticamente correcto (algo que aplaudo de Replicante y que poocos medios se atreven a hacer), o al autor le faltó echarle más ganitas para escribir un comentario a la altura de los que nos tiene acostumbrados, es decir, con una visión mucho más crítica y compleja que la que aquí expresa.

  • Krlz

    En lo personal, no concuerdo con la critica. Pienso que es admirable el hecho de que una generación se se revela ante las inconformidades que se basan solamente en una televisora que no hace mas que darle basura al pueblo, que claro, es el consumidor el que se encarga de pedirla. Pero es falta de ética no querer aportar algo benéfico a un país, empezando por la amplia información.

  • diana paola

    YO LE PREGUNTARÍA A CADA UNO DE ESOS CANDIDATOS,SI ESTARÍAN DISPUESTOS A COBRAR EL SALARIO MININO VIGENTE Y CREAR POR LEY QUE TODOS LOS PARTICIPANTES POLÍTICOS COBRARAN LO MISMO……LES ASEGURO QUE QUE SE ACABARÍAN LOS POLÍTICOS FALSOS,ES INCREÍBLE QUE SIENDO ELLOS QUIENES DEPENDEN DEL PUEBLO ,NOS ROBEN,NOS MIENTAN Y ADEMAS LO MAS RIDÍCULO DE TODO QUE SON CAPACES DE LLORAR Y DECIR CUANTA MENTIRA SE LES OCURRA ….Y TODO POR EL PODER….SI EN VERDAD FUERAN HOMBRES DE HONOR …. ACEPTARÍAN SU CARGO SIN COBRAR ESOS SALARIOS TAN OSTENTOSOS Y DE PASO DESAPARECER AL (IFE) YA QUE ESA DEPENDENCIA LE A HECHO MAS MAL QUE BIEN A LA NACIÓN. TENIÉNDOLOS QUE PAGAR DE NUESTROS IMPUESTOS A QUIENES HAN PARTICIPADO POR LLEVAR NUESTRA QUERIDA PATRIA A EL CAOS.

  • Alfonso

    Ir a protestar a Televisa tiene cierto sentido debido a su posición cuasimonopólica, pero tampoco es como si fuera una secretaría del gobierno que deba escuchar nuestras demandas, lo hacen si quieren. Pero nosotros tampoco estamos obligados a verle, ¿cómo nos van a imponer un presidente si nadie lo quiere? Por supuesto que deben cumplir con la ley, pero no estan obligados por ley a ser objetivos, no realmente, porque eso no se puede medir y por tanto no puede siquiera tipificarse como delito, la calumnia en cambio si se puede. No hay delito de manipulación, si el de apología del delito, pero no es delito preferir a Peña Nieto. No hay delito de parcialidad, porque la realidad entera no cabe en la pantalla de televisión, siempre se tiene que ejercer criterios acerca de lo que es relevante y no lo es. Televisa ya es obligado por el IFE a otorgar tiempo idéntico a cada candidato, no veo que más pueda hacerse sin ejercer algun tipo de censura o control autoritario.

    Por supuesto que Peña Nieto se hizo de su popularidad gracias a su exposición en televisión nacional. Todos los días lo veíamos, hiciera lo que hiciera, aunque no dijera más que trivialidades, eso tiene un efecto multiplicador, es conocido por salir en TV, sale TV porque es conocido. Pero en el sexenio anterior quién tenía ese privilegio era AMLO, todos los días opinaba, dijera algo importante o no y era cubierto por las televisoras nacionales, ironicamente así es como el movimiento se ha vuelto relevante también, saliendo en Televisa.

    Lo que los estudiantes del movimiento Yo soy 132 deberían estar pidiendo es la creación de otra televisora nacional, una a su gusto. La Jornada TV por ejemplo. La forma correcta de democratizar es ampliar la oferta de medios con líneas editoriales para todos los gustos, para que cada quién elja informarse y votar por quien desee. Buen artículo, aunque algo duro con los chavalos que me parece hacen bien en manifestarse y en interesarse por las elecciones. Saludos.

  • dim

    buen análisis, por supuesto que vivimos en el sospechosismo, y avalado por eso esta supuesta crítica dice que los valores democráticos no alcanzan para que la televisión acate lo que hace mucho tiempo ha impedido ver. es facilista esta visión, según el escrito, los medios tienen derecho a ser parciales y antidemocráticos, o simplemente a no ser democráticos, porque constituyen parte de una empresa de carácter privado, pensando de esa manera, las empresas tendrían derecho a tratar y pagar a sus empleados lo que se les diera la gana, contratar y subcontratar sin otorgar las más mínimas garantías; y así un montón de etc. se supone que un gobierno debe concretar una serie de normas para establecer la visión democrática en sus gobernados, eso quiere decir que debe regular, en ningún momento censurar, a los medios, así como se supone que lo debe hacer en el caso de los empleados con los patrones. lo que le movimiento exige es eso, que se regule, y no censura, cualquiera es libre de demostrar y manifestar su posición política, sus gustos y etcéteras, pero si los medios trabajan con absoluta displicencia, se hace necesario por parte de los afectados, nosotros, exigir que se haga lo mínimo para tener garantías de equidad.

  • pokodok

    esto es la linea de replicante, bien, ya entendieron los medios!!, pocos artículos suyos llegan a al red de redes, que lastima que sea este por lo incongruente que es!! echenle coco!
    intolerancia… no saber criticar, no saber escuchar, no ver más allá de uno. salud y trabajo internautas.

  • facebrooker

    Lo dije abajo y lo repito: “…en estos momentos en los que la pasión gana a la razón, es prácticamente imposible entablar una discusión seria sobre lo que comentas sin que uno sea tildado de mil etiquetas negativas”. Aquí me tomé la molestia de enlistar algunas de ellas (que obtuve de los comentarios anteriores a tu artículo):

    “estudiante de preparatoria”

    “carentes de sentido común”

    “Va contra la verdad.”

    “a esta persona le falta leer y mucho”

    “Sólo pediría a los editores que revisaran que quiénes escriben sobre temas políticos” (¿Censura?)

    “de una forma muy snob colocarse por encima del movimiento, pero sin argumentos.”

    “usted es un comentólogo, no más.”

    “me suena mucho a “entre el caos y Diaz Ordaz, prefiero a Diaz Ordaz”.”

    Espero que pronto se acabe el fanatismo y se inicie el verdadero debate coherente y con substancia que tanta falta le hace a nuestro país.

    Buenas noches!

  • Javier

    El surgimiento de #Yosoy132 responde a una demanda histórica de la sociedad por detener la manipulación de los medios de comunicación en procesos electorales (aunque han practicado la manipulación en cualquier aspecto de la vida pública). Por mi parte ignoro si tienen alguna conciencia histórica en el movimiento, pero #Yosoy132 va contra el statu quo que le permitió al PRI descalificar a los universitarios y a Televisa minimizar el hecho en sus pantallas. Eso sí es intolerancia: descalificar e invisibilizar a los críticos de Enrique Peña Nieto.
    La frase “Que no te haga bobo Jacobo” se la escuché a una o dos generación de mexicanos anteriores a la mía. Creo que no me equivoco si digo que desde entonces se ha concentrado aún más el poder de los medios de comunicación en una sola línea editorial para toda la “prole”. Y es que a través de Televisa y TV Azteca se crea una imagen de México positiva y de acuerdo a lo que quiere proyectar el régimen en turno. ¿Que no? Hay que ver su pacto por la seguridad en los medios.
    La injerencia comprobada de Televisa y TV Azteca promoviendo la imposición de un candidato a la presidencia de México, ni más ni menos, es indignante. Frente a este hecho, ¿qué es un medio democrático? Yo se qué cosa no es democracia de medios de comunicación: en la mixteca de Oaxaca sólo se puede sintonizar un par de canales, en algunas poblaciones de 1,000 o 2,000 personas es el único medio de acceso a información, junto con una radio comercial que transmite mierda. Tengo que recalcar que en la mayoría de esas comunidades votan masivamente por el PRI. Es al PRI a quien le conviene mantener al pueblo en la ignorancia.
    Entonces, que TV Azteca o Televisa mientan o apoyen abiertamente a un candidato resulta trascendente en amplias zonas del país que viven en el analfabetismo, la desnutrición y la explotación por empresarios y políticos locales. Porque si el debate se transmite sólo por el canal 4, millones de personas dejarán de conocer o acceder a la información, sobre todo de otras “alternativas” políticas, con las que podremos estar de acuerdo o no.
    Finalmente democratización de los medios en su fase inicial es un simple llamado a que dejen de mentir. En un plano posterior será que nosotros, los pueblos indígenas y cualquier persona tenga el derecho a participar de sus propios medios sin que sean hostigados y asesinados por los poderes que están en contra de la democratización de los medios.

  • Víctor

    para continuar con el diálogo agrego un par de links, comparto con este artículo sólo la idea de que pensar en la manipulación de los medios hacia las audiencias es sugerir que la gente no piensa, aunque allí habría que recurrir a entender, entonces, a la socialización como un proceso en el que distintas instituciones se insertan, y a partir de todos esos discursos el sujeto se va “agenciando” de distintas maneras de su forma de interpretar y de estar en el mundo; para pasar luego a las obliteraciones de distintos órdenes generadas por las tensiones entre las instituciones y la ubicación en la estructura que tiene cada sujeto, en fin…
    En este artículo me parece que se le exige a un movimiento incipiente que posea una “estructura” a la cual se está cuestionando de manera implícita, van los links:

    http://www.magis.iteso.mx/redaccion/reflexiones-iniciales-en-torno-yosoy132

    http://rencoria.blogspot.mx/2012/05/los-dioses-del-ocaso.html

    Saludos cordiales.

    Víctor.

  • Román

    ¿Acaso hay marchas democráticas y primaveras aún más democráticas en Estados Unidos pidiendo a la Cadena Fox que trate con objetividad la gestión de Barak Obama? No. Como tampoco hay convocatorias nacionales para pedirle a EWTN (canal católico) que dé una cobertura equilibrada y veraz sobre temas como el aborto, la homosexualidad y la pederastia. Sencillamente porque: la libertad de cada medio dentro de los límites del ejercicio profesional consiste en presentar el aspecto particular de la noticia acorde a su juicio, la Línea Editorial.

    El viejo argumento de, medio no objetivo igual a enajenación, se desbarata por la diversidad editorial: la multitud de puntos de vista de una misma noticia. Y bajo el romántico argumento que el espectador, lector o radioescucha no es un estúpido, y puede discernir cuándo la noticia se inclina hacia un lado.
    Exigirle a un medio objetividad –que en este caso significa: difunde lo que yo creo que es verdad,- es como exigirle a McDonalds que deje de vender hamburguesas y que mejor venda ensaladas, (en vez de, sencillamente, dejar de comer en McDonalds). Es decir: se responsabiliza a un medio de los contenidos que, en realidad, se consumen por elección personal.

    Ah!, ya sé: todo esto está muy bien pero te olvidas de algo, Televisa es toda omnipotencia y omnipresencia. Nada de lo que has dicho se aplica en un país donde una empresa controla más del noventa por ciento de los medios y por eso es deber patrio y que Yosoy132, y, y, y…

    Pero no. Prueba de ello es que el tema Yosoy132 ha permeado en los medios. Que Televisa controle el mayor porcentaje de los medios no significa que haya homogeneidad de contenidos y por tanto haya un solo punto de vista y no exista pluralidad editorial. La misma necesidad de expansión de mercados hace que la Televisa busque nuevos públicos, segmentando su línea editorial para poder captarlos.

    Por ejemplo, forotv de inclinación más liberal o progre si se quiere, invita seguido a Denise Dresser, enemiga jurada de Televisa. Igual muchas revistas bajo la editorial de la empresa tienen líneas editoriales distintas y contradictorias. Luego, se dirá, que no todos tienen acceso a esos medios. Pero: tienen acceso a otros medios, los medios locales. Radios, canales y periódicos regionales.

    El problema es más complejo de lo plantea Yosoy…, y por ello su idea resulta ingenua. Sospechosamente ingenua, lo suficiente como para levantar suspicacias.

  • Gabriel

    “Hace más daño a una democracia quien descalifica a las autoridades acusándolas sin pruebas de tener los dados cargados que los medios con una línea editorial favorable a un candidato.” Tal vez suene muy paranoico y poco crítico pero me suena mucho a “entre el caos y Diaz Ordaz, prefiero a Diaz Ordaz”. Saludos. Buen articulo.

  • giovani

    le haria bien al articulista leer sobre mecanismos de control social, psicología de masas, una revisión de Louis Althusser, los foreros han sido benevolentes, con este sr… si su capacidad le aguanta una lectura de giovani sartori ps tambien le haria muy bien, dato aparte es la pregunta que un analista internacional hoy hace para el Washington post, está el PRI preparado para perder, se supone que no y poco a poco ira acudiendo a periodistas, canonjias, presiones…inclusive podemos perder, criminalizar la lucha…claro que podemos esperarlo.

  • Ivan Porras

    “Hace más daño a una democracia quien descalifica a las autoridades acusándolas sin pruebas de tener los dados cargados que los medios con una línea editorial favorable a un candidato.”

    No lo creo, y desgraciadamente despues de leer eso, me fue imposible continuar leeyendo la editorial …

    saludos.

  • Caldo

    Aparte de ser una crítica justa y necesaria, es incluso provocadora, en estos tiempos de pasión electoral en que lo incorrecto es oponerse a los 132. Felicidades.

  • Israel Rodriguez Zapatero

    @facebrooker el único comentario que no se hizo de entrañas y que efectivamente parece ser que los únicos que “entienden el pedo son los #yosoy132” y efectivamente la intolerancia de muchos de esos Universitarios es comparable con la intolerancia que le tenía María Joaquina a Cirílo, yo igual no me presto al oscurantismo ni al fanatismo #yonosoy132…ustedes disculparan lo coloquial de esta pequeña opinión, pero es que ya me puse el pijamas y no tengo gana de rebuscar palabras, ni de dominguear…reitero excelente comentario facebrooker y excelente escrito Héctor

  • javier moro

    Estimado Héctor, me parece cierto lo que mencionas, todo medio tiene derecho a tener una línea o posición política. De hecho, todos los medios la tienen, hacen campaña por algun partido o algun candidato, algunos abiertamente, otros no tanto, pero el error particular sería de ellos mismos. Las dos cadenas televisivas nacionales se presentan a sí mismas como “objeticas” e “imparciales”. No lo son y todo el mundo lo sabe. Pero ellas no han sacado a la luz porqué partido se inclinan. Es a partir de ese punto en el que se les pude criticar. Por que no hablan abiertamente con la verdad. Si van a ser Pañeniestistas que le igan abiertamente, no que se andan escondiendo detrás de una fachada de “objetividad” que no van a tener. Por otro lado Hector me parece que sí deberían tener una responsabilidad de informar y no como lo hace en muchas ocasiones Loret de Mola y López-Dóriga, de hacer editoriales en sus noticiarios. Son comentaristas o editorialistas? Ves como ellos mismos juegan a la confusión. No hablan ni dicen abiertamente porquién van a votar, a quién van a apoyar por lo tanto se les puede criticar porque siguen jugando a las falsedades y a las medias mentiras. Por otro lado que triste que un medio como Replicante le haga el juego a los grandes medios, criticando a los jóvenes y no a los grandes consorcios televisivos, que son muchos más dañinos al país que las protestas de los estudiantes.

  • Gerardo

    Este articulo me parece mucha critica y poca aportación, digo, al final cuando dice que el movimiento descalifica a las tele audiencias conformistas que tienen derecho de ser así…..sin embargo pasa por alto el que la mayoría de esas tele audiencias siguen así porque su clase social no les permite tener acceso al internet u otros medios para informarse. Y ese precisamente es el punto del movimiento, el que la gente se enteré de lo que no pueden tener acceso en los únicos medios a los que tienen acceso. Es una lastima este articulo, porque es uno de esos escritos cuya función es solamente criticar por criticar.

  • Grisel

    Puaf!!! Si ya la revista replicante se carga una pésima reputación en eso de la “cultura crítica”, con esta clase de articulistas no se echan la mano. El politólogo confunde una cuestión de teoría política elemental, cuando se habla de manipulación de las televisoras, eso tiene cuando menos dos dimensiones: la manipulación de la información y la manipulación de la opinión pública, y basta observar ya no la etimología de la palabra, simplemente su composición para ver que MANIPULACIÓN quiere decir que se utiliza algo como una especie de herramienta para un fin específico. Y se le olvida que la sociedad no es ni ha sido nunca homogénea por muy diversas razones, lo que significa que el grado de efectividad de la manipulación será variado, así que suponer que TODA LA SOCIEDAD tiene los mismos mecanismos para entender y juzgar la información con la que se le bombardea a diario, es cuando menos INGENUO. Así que coincido con él cuando afirma que no hay que mentir, usted es un comentólogo, no más.

  • Luis

    Puede ser que no sea un articulo exhaustivo, pero plantea una interesante interrogante… Todo está tan cerca que nos impide ser objetivos!

  • Enrique González

    El siguiente párrafo: “Democratizar” los medios, como su obligatorio apego a una equis objetividad o imparcialidad, sería el aplanamiento de su diversidad, la homologación de contenidos y opiniones, la subordinación de éstos a un ente que determine qué es y no es parcial o subjetivo”, me parece, personal y subjetivamente, propio de un estudiante de preparatoria. Argumentar que “democratizar” los medios conlleva la “homologación de contenidos” resulta tan pueril que, como alguien por allá arriba mencionó, este artículo difícilmente vale la pena debatirlo.

    Poco rigor encuentro en su autor, sin olvidar su escasa (no sé si intencional, porque me parece casi una broma) capacidad de generar un texto a la altura del medio que lo publica, particularmente cuando ingenuamente se pregunta: “¿Qué es un medio democrático?” Hay decenas de autores que intentan (a veces fallan, a veces aciertan, a veces divagan, pero lo intentan), definir, analizar, debatir acerca de qué debería ser un medio democrático.

    Desde la lejanía, Rupert Murdoch ha logrado inocular su discurso en más personas de las que uno quisiera creer.

  • paola

    De verdad muy débil este análisis… tanto que da flojera argumentar. Sólo pediría a los editores que revisaran que quiénes escriben sobre temas políticos y en tono “aleccionador” estén capacitados para hacerlo. No aporta nada y lo único que pretende es de una forma muy snob colocarse por encima del movimiento, pero sin argumentos.

  • Ancient

    Los argumentos de quién escribe el artículo son débiles… repetitivos y carentes de sentido común. Habla de que acusan sin pruebasa las autoridades… ante pruebas más evidentes, o no investigó o de plano esta saliendo a la defensa de lo indefendible. Va contra la verdad.

    y en otro momento expone que ir contra la televisión es no respetar a los que están conformes con la misma… a esta persona le falta leer y mucho, no sólo del tema que escribe en este artículo… sino de varios otros.

    Se puede diseccionar el articulo y hacerlo pedazos en unos minutos.

  • Aplausos de pie. Lamentablemente, en estos momentos en los que la pasión gana a la razón, es prácticamente imposible entablar una discusión seria sobre lo que comentas sin que uno sea tildado de mil etiquetas negativas, porque al parecer los únicos que tienen la “verdad verdadera” sobre qué es la democracia y la objetividad informativa y mil sustantivos subjetivos más, son los #yosoy132.

    Lamentable… porque un debate entre jóvenes (estudien o no) es necesario para emprender un mejor futuro en el que nuestras preocupaciones y problemas sean eje central del actuar político, pero yo paso del fanatismo y del oscurantismo, y sobretodo de la intolerancia y de ese espíritu pedante que asume que aquellos que no son universitarios son una masa ignorante que no conoce “la verdad verdadera” ya sea sobre la calidad de los programas que ven, o sobre el candidato que, haciendo uso de la libertad democrática, han decidido elegir.

    Por eso, entre otras razones, #yoNOsoy132. Soy una ciudadana, universitaria que trabaja, estudia y se ha ido acabando su bilis tratando de cambiar aquello que no me gusta de este país. No la semana pasada, u hoy, sino desde siempre y para siempre.

    Saludos.
    @facebrooker