Objeciones al decálogo manipulador de Chomsky

De cómo un académico se deja llevar por la emoción

NOTA IMPORTANTE: Naief Yehya nos hizo saber que las “10 Estrategias de manipulación” o el “Decálogo de la manipulación mediática” no es de Noam Chomsky, como éste lo afirma en un correo electrónico al propio Naief: “It’s a fake. I don’t know the source. Some of it is drawn from, or similar to, things I’ve said. But it is not mine. —Noam Chomsky”. Replicante ofrece una disculpa a sus lectores. ®

Desde septiembre del año pasado circula en internet el documento “10 Estrategias de Manipulación” a través de los medios o “Decálogo de la manipulación mediática”, de Noam Chomsky. Como base de su aparato crítico, el intelectual recurre a un libelo titulado Armas silenciosas para guerras tranquilas, del tipo Los Protocolos de los Sabios de Sión, con el que tiene en común que pretende ser un hallazgo fortuito, providencial, de un plan malévolo para dominar el mundo, una gran conspiración, y quienes lo revelan pretenden ser descubridores de esa insidia y salvadores de la humanidad. Es posible hallarlo en un montón de sitios en Internet. Por ejemplo: http://www.syti.net/ES/SilentWeapons.html

http://www.conspiracyarchive.com/NWO/silent_weapons_quiet_wars.htm

A continuación el texto de este documento en tipografía itálica, y en seguida las correspondientes objeciones a cada punto en redondas.

1. La estrategia de la distracción

Chomsky

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética. “Mantener la atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

Objeción: La mayor parte de los noticieros y los diarios presentan información, opiniones y juicios de valor respecto de “los problemas importantes”. En la programación televisiva, radiofónica y en las páginas de la prensa se encuentran también los contenidos dedicados al análisis, la opinión y el debate sobre ellos, con la participación de intelectuales, académicos y el público. Las elecciones, la inseguridad, la crisis económica: esos son los temas importantes y los que llenan la mayor parte de sus contenidos.

¿Qué pasa con lo importante en cuanto a divulgación de la ciencia? ¿Por qué los medios que se consideran alternativos, independientes, críticos, etcétera, no dan cuenta de esos cambios? ¿Cuándo han sido primera plana en el diario mexicano La Jornada, por ejemplo?

Si vemos los contenidos de esos medios alternativos, independientes, etcétera, son casi idénticos a los del sistema, establishment o como gusten llamarle; son las mismas noticias, la misma información, aunque el tratamiento sea distinto.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

Objeción: El principal objetivo operativo de un gobierno es resolver y prevenir problemas. En eso se basa su estabilidad. No hacerlo y, peor, provocarlo, pone en riesgo la gobernabilidad. A los grandes empresarios tampoco les conviene, lo que quieren es aumentar sus ganancias y eso se logra mejor cuando hay estabilidad: gente con trabajo bien remunerado que gaste y consuma más. Los motines, las insurrecciones, las guerrillas, los paros, las marchas, los bloqueos y cualquier otro efecto de un problema de gobernabilidad es en su perjuicio.

Es delirante suponer que los grandes empresarios se reúnen, con o sin los gobernantes más importantes, para provocar un problema. Son, en todo caso, los sindicalistas, los globalifóbicos, activistas, políticos opositores y todos los que se presentan como antisistema, los simpatizantes de Chomsky, quienes actúan para provocar problemas que vulneren la gobernabilidad.

3. La estrategia de la gradualidad

Si vemos los contenidos de esos medios alternativos, independientes, etcétera, son casi idénticos a los del sistema, establishment o como gusten llamarle; son las mismas noticias, la misma información, aunque el tratamiento sea distinto.

Para hacer que se acepte una medida inaceptable basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera como condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

Objeción: ¿Qué es una medida inaceptable? ¿Según quién es inaceptable? Si dicen: privatizar la industria petrolera, me parecería aceptable y estoy seguro de que a muchos otros también. Si dicen: flexibilidad laboral, también diría que sí. ¿Qué es una medida inaceptable? Ningún gobierno y ningún grupo empresarial querría causar “desempleo en masa”, por ejemplo.

A diferencia de las dictaduras, las democracias procesan y proceden lento para hacer reformas de Estado. Así es y qué bueno que así sea. No hay imposición. Las decisiones resultan no de la voluntad avariciosa de unos cuantos o de un autócrata, sino de la construcción de acuerdos, de la deliberación, del debate público, del cabildeo con numerosos actores, de la presión de tantos otros con distintos u opuestos intereses entre sí. Y, claro, las reformas y sus resultados se van dando de manera gradual.

4. La estrategia de diferir

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá a mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

Objeción: ¿China es parte de El Sistema o está fuera de El Sistema? Si es socialista, está fuera de El Sistema ¿O no? El punto es: en China también se toman decisiones impopulares y dolorosas, pero necesarias. Igual que en Cuba y Corea del Norte. Así, no es un asunto de perversidad, mala onda, conspiración de los ricos contra los pobres, etcétera, sino de racionalidad y de finanzas públicas. No hay engaño, es efectivamente una necesidad que resulta de los cambios en la demografía, tanto en el tamaño de la población como en sus características y rangos de edad, por la curva poblacional que indica que crece el número de gente de mayor edad y decrece la población económicamente activa. En este momento “se revisa la normatividad” sobre la edad de jubilación en China. Es decir, se prepara aumentar la edad para ella.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad cerebral, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. ¿Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de doce años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico, como la de una persona de doce años o menos de edad (véase Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

Sí. Estos son algunos ejemplos:

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente, para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

Objeción: El aspecto emocional lo utilizan políticos de cualquier signo, incluyendo a los que se presentan como luchadores sociales y todos los chomskianos: “Descarrilar a la OMC”, “Un mundo donde quepan muchos mundos”, “Hazle caso al corazón, vota por López Obrador”, “Yo te AMLO”, “All you need is AMLOVE”, “Socialismo o Muerte”, “Hasta la Victoria Siempre”, “Olviden todo lo que han aprendido, comiencen a soñar”…

Toda marcha altermundista, contra el neoliberalismo, el libre comercio y el globalismo: es pura emoción, consignas y más consignas. Marchan con los sentimientos a flor de piel, se disfrazan, se caracterizan, cantan, se abrazan, bailan, hacen show… como hinchas de una barra de futbol, se concentran para vivir una experiencia catártica.

El efecto Chomsky, como showman-frontman-rockstar-trovador es principalmente emocional entre sus fans.

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Toda marcha altermundista, contra el neoliberalismo, el libre comercio y el globalismo: es pura emoción, consignas y más consignas. Marchan con los sentimientos a flor de piel, se disfrazan, se caracterizan, cantan, se abrazan, bailan, hacen show…

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores (véase Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

Objeción: Eso es lo que promueve el magisterio revolucionario en México, los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), todos ellos ideológicamente afines a Chomsky, quienes mantienen a sus alumnos —nominales— con los peores resultados en evaluación de su aprendizaje. Véanse las preparatorias populares, las protestas de reprobados en exámenes de admisión, las universidades de ingreso por sorteo, los bachilleratos evaluados por objetivos (sin calificaciones)… Son los antisistema, los chomskianos, quienes mantienen lo peor de la educación y causan ignorancia entre las clases inferiores.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Promover entre el público la creencia de que está de moda y es aceptable el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

Objeción: ¿Quién promueve eso? ¿No son los hipsters (antisistema-globalicríticos trendy) quienes viven esa moda y la promueven? ¿No son los populistas de izquierda quienes promueven la vulgaridad con sus formas premodernas de coordinación social y política, con su clientelismo y patrimonialismo, con su democracia de plaza pública a mano alzada? Ésa es mediocridad, mantener a sus clientelas dependientes de ellos, canjeando sus votos por despensas o enseres domésticos, asistiendo a marchas para que sean inscritos en el padrón de un programa social. ¿No es Evo Morales la personificación de un líder de la estupidez, la vulgaridad y la incultura?

¿Pero no que vivimos en una sociedad que permanentemente alienta la competencia, en la cual la competitividad es un imperativo, en la que están establecidos criterios basados en el mérito para la movilidad ascendente? El hecho es que la mediocridad es ampliamente repudiada. La moda, si cabe plantearlo así, es tener un sueño y luchar por el hasta alcanzarlo. Es una cultura de esfuerzo y aliento al progreso, la que predomina: obtener mejores calificaciones, estudiar posgrado, lograr un ascenso, adquirir un automóvil en vez de usar el transporte público, comprar una casa en vez de pagar renta, ganar más, obtener un mejor empleo, etcétera.

9. Reforzar la autoculpabilidad

Hacer creer al individuo que es solamente él mismo el culpable de su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, ¡sin acción, no hay revolución!

Objeción: ¿Entonces no es cada quien el principal responsable sobre su vida, de las decisiones que toma o deja de tomar, de las oportunidades que aprovecha o no? ¿Es también culpa del diabólico neoliberalismo que uno la riegue? ¿No vivimos en una cultura en la que se alienta el optimismo permanentemente, en la que se promueve la participación en los asuntos públicos? ¿La “rebeldía al sistema económico” produce efectos para mejorar el nivel de vida de la mayoría, de los que menos tienen, o lo agrava? ¿Qué dice la historia y la política comparada sobre las experiencias de revolución respecto de las experiencias de reforma? ¿Cuándo, dónde y cuántas veces han ganado más los pobres?

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

En el transcurso de los últimos cincuenta años los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquéllos poseídos y utilizados por las élites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Objeción: Gracias a esos conocimientos se ha podido elevar la expectativa de vida, reducir la mortalidad infantil o las muertes de mujeres durante los partos. Esos conocimientos son en beneficio de la gran mayoría y no sólo de una pequeña minoría. Y son conocimientos a disposición de todos. No son secretos. Hay educación pública gratuita y un sistema de seguridad social que permite a jóvenes pobres poder estudiar medicina, biología, química, física nuclear, etcétera. Están las bibliotecas públicas abiertas y gratuitas para poner a disposición de cualquiera esos conocimientos. Tenemos en México, por ejemplo, un sistema nacional de investigadores en el que la gran mayoría de ellos fueron formados en escuelas públicas y están adscritos a universidades o centros de investigación también públicos. La mayoría de ellos no proviene de alguna élite y ninguno trabaja para ocultar lo que investiga, descubre o inventa. Al contrario, tiene el deber de publicarlo y lo que quiere es que tenga impacto en la realidad a favor de la mayoría o de población vulnerable, y que se le reconozca por ello. Pero sí, el conocimiento especializado requiere esfuerzo, estudio, dedicación, para que pueda apropiarse. En una sociedad primitiva era relativamente fácil y simple que todos supieran todo; pero en sociedades complejas y especializadas requiere la participación activa y decidida de cada uno para apropiarse de parte del saber de uno u otro campo de conocimiento. ®

Noam Chomsky: filósofo, activista, autor y analista político. Es profesor emérito de Lingüística en el MIT y una de las figuras más destacadas de la lingüística del siglo XX. Reconocido en la comunidad científica y académica por sus importantes trabajos en teoría lingüística y ciencia cognitiva.

Compartir:

Publicado en: Letras libertinas, marzo 2011

Suscríbete gratis a Replicante:

Aquí puedes Replicar

¿Quieres contribuir a la discusión o a la reflexión? Publicaremos tu comentario si éste no es ofensivo o irrelevante. Replicante cree en la libertad y está contra la censura, pero no tiene la obligación de publicar expresiones de los lectores que resulten contrarias a la inteligencia y la sensibilidad. Si estás de acuerdo con esto, adelante.